Otros tiempos. Angelici y Ferrari, juntos. Anoche se terminó de quebrar la relación
Otros tiempos. Angelici y Ferrari, juntos. Anoche se terminó de quebrar la relación

La fórmula ganadora de las elecciones en Boca en 2015 se resquebrajó oficialmente. El año político en el que Daniel Angelici dejará su cargo como presidente comenzó con una reunión de comisión directiva caliente en la que varios directivos tomaron la palabra. Y hubo chispazos.

Mientras afuera empezó a tomar forma uno de los brazos opositores que se presentará en diciembre con Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini (declaró que le abrirá las puertas a Juan Román Riquelme si su deseo es participar en la política institucional), puertas adentro se generaron grietas y hubo consecuencias.

Rodolfo Ferrari, vicepresidente primero de la institución, fue desplazado de su cargo como Presidente del Departamento de Interior y Exterior luego del cónclave con sus pares. Continuará como vice, en una función casi testimonial.

"En el día de hoy hubo renovación de autoridades del club, como todos los años sucede para esta fecha. Como consecuencia de esta renovación, no continuaré desempeñándome como Presidente del Departamento de Interior de mi querido Boca Juniors", aseguró "Royco" -apodo con el que lo conocen en el club- .

Y agregó: "No es momento de hacer declaraciones, ni exponer circunstancias que puedan dañar a nuestro club (…) Si alguien está pensando en intereses personales por sobre Boca, no está pensando en el Boca que todos queremos".

El enojo que terminó dinamitando la relación surge en virtud de la postura política que adoptó Ferrari, quien en los últimos meses comenzó a recorrer peñas del interior criticando la gestión de la que forma parte. Angelici se enteró del desplante y decidió correr a "Royco" de un área que es determinante en un año electoral.

La poca injerencia en las decisiones importantes del club llevó a Ferrari a distanciarse de la mesa chica. Por caso, se mostró molesto por no haber sido enviado al sorteo de la Copa Libertadores 2019 como representante del club, evento del que sí formó parte el vice tercero, Darío Richarte, frente a la ausencia de Angelici (Juan Carlos Crespi también participó aunque acudió por su cuenta).

Ferrari está decidido a participar activamente en los próximos comicios, incluso apareciendo como cabeza de alguna agrupación opositora al oficialismo al cual pertenece hoy en día. Christian Gribaudo, secretario general, es el hombre al que impulsa sin aceptar objeciones Angelici.

De cara a las elecciones, Ferrari es una cara visible en las peñas del interior y arrastraría entre 2.000 y 3.000 votos de base. Desde las entrañas de la Bombonera aseguran que no le alcanzará para imponerse, al menos sin unirse a una agrupación mayor u otro nombre pesado. Y así como él está decidido a abrirse, otros dirigentes actualmente oficialistas podrían seguirles los pasos y cruzar la vereda antes de las urnas.

Resueltos los temas de la última sesión, Angelici, quien se expresó en las últimas horas, advirtió que no se tomará licencia. La próxima semana viajará a Europa para definir la continuidad de la marca deportiva que patrocina a la institución, escuchar alguna otra propuesta (pujan la marca de las tres tiras y otra norteamericana que ya desembarcó en el fútbol argentino) y hasta quizás sondear refuerzos para el mercado de mitad de año.

Seguí leyendo