La rivalidad entre los clubes Rosario Central y Newell's Old Boys es, tal vez, la mayor del país. El clásico de la ciudad de Rosario está marcado por la violencia y ese enfrentamiento llegó a un lugar insólito: la justicia. Los dirigentes de Central pidieron el apartamiento de un juez que los investiga por un delito tributario. ¿El motivo? El magistrado es hincha de Newell's y eso es un motivo de enemistad manifiesta.

El juez "cuestionado" es Marcelo Bailaque, titular del juzgado federal 4 de Rosario, quien investigó a la banda criminal de la ciudad "Los Monos" por narcotráfico.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que el pedido de apartamiento se dio en la causa 41876/2016 en la que se investiga a Rosario Central por violación al régimen penal tributario. El actual y el ex presidente del club "canalla", Rodolfo Di Pollina y Raúl Broglia, el vicepresidente Ricardo Carloni y otros dos ex directivos recusaron a Bailaque.

El juez Marcelo Bailaque
El juez Marcelo Bailaque

En su presentación, los directivos hicieron distintas objeciones sobre el trabajo de Bailaque cuando los citó a indagatoria como acusados. Uno de ellos fue que el magistrado no distinguió el desempeño de cada directivo en el club. También que lo hizo con ligereza sin tener en cuenta el perjuicio económico que le podría causar a la institución y en la imagen y prestigio, lo que podría afectar los negocios del club con las empresas internacionales que son sponsors del equipo de fútbol de primera división. Otro argumento fue que se dio a conocer por redes sociales información sobre la causa.

Y el último argumento fue que Bailaque es "conocido simpatizante-hincha futbolero del Club N.O.B. de Rosario". Para los dirigentes de Central "tomando en cuenta la pasión con que se vive el fútbol en esta ciudad y la enfrentada división de parcialidades del fútbol local, no cabría desechar in limine esa condición".

Sobre la pasión "leprosa" de Bailaque y su presunta intención de perjudicar a su rival, los dirigentes agregaron otro punto. El juez citó a indagatoria a los directivos en época de elecciones en Rosario Central.

La recusación fue en base al inciso 11 del artículo 55 del Código Procesal Penal de la Nación que permite la inhibición o el apartamiento de un juez "si tuviere amistad íntima, o enemistad manifiesta con alguno de los interesados".

El presidente de Rosario Central, Rodolfo Di Pollina
El presidente de Rosario Central, Rodolfo Di Pollina

A pesar del bajo perfil que en la mayoría de los casos tienen los jueces, Bailaque hace público su fanatismo por Newell's. En su cuenta de la red social Twitter, el magistrado comparte mensajes sobre Lionel Messi -el jugador del Barcelona de España y de la Selección argentina que es hincha de Newell's-, del ex director técnico de la institución Marcelo Bielsa, del ex jugador leproso y actualmente en River Plate, Ignacio Scocco, y de cuentas vinculadas a información del club.

Inclusive opinó sobre la suspensión del fin de semana de la final de River-Boca por la Copa Libertadores. Bailaque compartió un mensaje de otro usuario que el sábado dijo: "Un clásico rosarino se lo dieron por perdido a los dos, y le sacaron 3 puntos más a cada uno. Propongo que la final la jueguen Gremio y Palmeiras".

Pero su amor por Newell's no le impide ser imparcial para investigar a los dirigentes de Central y rechazó el pedido de apartamiento. Sostuvo que no tiene ningún enemigo y menos por una rivalidad futbolística. Dijo que conoce al vicepresidente de Rosario Central por la relación que en un momento tuvieron sus hijos y que con Carloni ha tenido charlas ocasionales, inclusive de fútbol. "Pero con la idea de que la rivalidad no debe pasar de ser parte del folklore en la materia y que permite una convivencia fraterna", explicó en su descargo.

Sobre la causa judicial, el magistrado señaló que el llamado a indagatoria de los dirigentes fue luego de que se lo pidió dos veces la Fiscalía y negó haber filtrado en redes sociales información sobre el expediente o haber tenido expresiones negativas hacia Rosario Central o sus hinchas.

Las hinchadas de Rosario Central y Newell`s
Las hinchadas de Rosario Central y Newell`s

El planteo fue resuelto por el miércoles pasado por Edgardo Bello, juez de la Cámara Federal de Rosario. El camarista destacó que en los términos que Rosario Central planteó la recusación tiene una "importancia particular" que Bailaque sea hincha de Newell's.

Bello explicó que para que un juez sea apartado por "enemistad manifiesta" debe haber un hecho "de alguna manera verificable" y "debe tratarse de un estado de efectivo resentimiento, hostilidad, odio, aversión o animosidad recíproca o simplemente del juez hacia la parte, grave y preexistente al proceso".

"Primeramente corresponde tomar en consideración la enfática negativa del juez respecto de algún mal ánimo de su parte con relación a los solicitantes y a la Institución que integran, elemento que en atención a la índole de la causal invocada asume importancia particular", sostuvo el camarista.

También agregó que no hay ninguna prueba de la enemistad de Bailaque con Rosario Central y que solo existe una rivalidad entre clubes: "debe repararse en la inexistencia de prueba invocada siquiera, en torno a efectivas y concretas manifestaciones del magistrado, de cualquier índole, que hayan denotado resentimiento, hostilidad, odio, aversión o animosidad hacia los recusantes, grave y preexistente al proceso, que difieran de la mera pertenencia a un equipo de fútbol".

El juez de la Cámara también rechazó el resto de los argumentos de la recusación y así confirmó a Bailaque en la causa. Lo que también quedó confirmado es que la rivalidad entre dos equipos es capaz de trasladarse a un expediente judicial.

Otro antecedente insólito

Esta no es la primera vez que un pedido de este tipo se plantea en tribunales. Hubo otro también vinculado al fútbol.

Cuando el juez federal de Orán, en Salta, Raúl Reynoso, estaba siendo investigado por beneficiar a narcotraficantes a cambio de dinero recusó al magistrado y al fiscal del caso, Julio Bavio y Eduardo Villalba, respectivamente

Reynoso sostuvo que el juez y el fiscal tenían una manifiesta enemistad en su contra por un disputa de fútbol. Explico que en el equipo de fútbol de judiciales de Salta Villalba era el director técnico y siempre ponía de titular a Bavio y a él lo relegaba al banco.

El planteo fue rechazado por la Cámara Federal de Salta. Reynoso está preso y en pleno juicio oral y público.

SEGUÍ LEYENDO