El Superclásico se empezó a jugar varias horas antes de que Mauro Vigliano diera el pitazo inicial en la Bombonera. Los fanáticos de River fueron los más efusivos en la previa con el colorido banderazo que llevaron a cabo para mostrarle su apoyo al plantel.

Miles de hinchas se hicieron presentes en las inmediaciones del Estadio Monumental y mostraron un ferviente aliento cuando el micro del plantel inició su trayecto rumbo a La Boca.

Una murga le puso la música al marco que se coronó con varias banderas, bengalas y cánticos en torno al vehículo que trasladó a los comandados por Marcelo Gallardo.

Por el lado de Boca, cientos de simpatizantes estuvieron apostados en la puerta del hotel, pero lo más caluroso se vivió cuando el equipo bajó en el estadio. Allí se hizo sentir fuerte el aliento de los seguidores.

Seguí leyendo: