El deplorable estado del campo de juego de Huracán
El deplorable estado del campo de juego de Huracán

El bochornoso estado del campo de juego del estadio de Huracán no ha pasado desapercibido para las autoridades de la Superliga del fútbol argentino, que ya estudian sanciones para el club de Parque Patricios.

Luego de las imágenes que se vieron en el duelo entre el local y River Plate, por la primera fecha del certamen, este lunes hubo reuniones en las oficinas de la Superliga para determinar cuáles son los pasos a seguir. Desde la entidad no descartan que en los próximos días se decida un castigo para "El Globo" en base al reglamento bajo el cual se desarrolla el certamen.

Dos meses y medio pasaron desde aquel día en que la selección argentina hizo una práctica abierta en el estadio Tomás Adolfo Ducó antes de partir hacia el Mundial de Rusia 2018. Ese día ya se habían advertido las deficientes condiciones en las que se encontraba el campo de juego.

Imágenes del día en que la Selección entrenó en el Ducó
Imágenes del día en que la Selección entrenó en el Ducó

En ese lapso, Huracán realizó una serie de ventas de jugadores. La más importante fue la del delantero de Ignacio Pussetto al Udinese de Italia, por unos 8 millones de dólares por el 80% del pase. Se trata de un ingreso que aún no parece haberse volcado a la puesta en valor de un aspecto clave para el equipo, como lo son la cancha y el estado del césped.

Tampoco se ha reflejado en el resto de las instalaciones. El periodista Diego Borinsky compartió en las redes sociales una imagen de los baños del Ducó, que aún tienen letrinas.

(@diegoborinsky)
(@diegoborinsky)

La Superliga aún no se expresó de manera oficial, pero el castigo a la entidad que preside Alejandro Nadur podría ser una multa económica.

Sería la primera vez que un club es sancionado por el deficiente estado del campo de juego y sentaría un importante precedente en el fútbol argentino. Es decir, obligaría a todas las instituciones que participan del certamen a prestar especial atención a este aspecto.

Cabe destacar que el torneo de Primera División funciona bajo un sistema de Licencias que se otorgan a todos los clubes que participan del mismo. Estas se aprueban una vez constatado el cumplimiento de ciertas normas que van desde el comportamiento económico y financiero de las instituciones hasta las condiciones que deben cumplir los estadios para ser habilitados.

En el caso de Huracán, se podría poner en práctica el Artículo 53, que establece los requisitos mínimos del estadio para la disputa de los encuentros de la Superliga.

El incumplimiento de algunas de las normas que establece el reglamento prevé sanciones que deben ser estudiadas por el Comité de Licencias. Los clubes tienen la potestad de recurrir el castigo ante el Comité de Apelaciones.

Si bien la renovación de las licencias es anual, el monitoreo por parte de las autoridades es constante para garantizar el cumplimiento de las reglamentaciones.

SEGUÍ LEYENDO: