(NA)
(NA)

El Gobierno sancionó a los responsables de armar e ingresar a un estadio de fútbol un ataúd dedicado al presidente Mauricio Macri: Iván Cerrutti, Marcos Suárez, Martín Alonso y Yamil Lucchesi -todos simpatizantes de Rosario Central- no podrán ingresar a ninguna cancha argentina por el plazo de dos años.

Así se comunicó a través de la disposición 12/2018 de la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, que se publicó este martes en el Boletín Oficial.

"El Estado debe llevar adelante políticas públicas destinadas a su cumplimiento, en franca armonía con el respeto de las libertades y garantías de los habitantes del país, concluyéndose que no puede bajo ningún concepto soslayar unos hechos en detrimento de otros, todos idóneos para generar episodios de violencia o incidencias graves", justificó el organismo que depende del Ministerio de Seguridad.

El episodio que motivó la medida se registró el sábado 3 de marzo, en la previa de un encuentro entre Rosario Central y Godoy Cruz de Mendoza que se celebraría en el Gigante de Arroyito, propiedad del conjunto de la provincia de Santa Fe.

La remera con dedicatoria contra Mauricio Macri (Foto: La Capital)
La remera con dedicatoria contra Mauricio Macri (Foto: La Capital)

Durante el control preventivo, la policía encontró cuatro ataúdes de elaboración casera. Los primeros tres aludían a clubes (Boca, River y Newell's) mientras que el cuarto, pintado de amarillo, tenía inscripto el apellido "Macri".

Los elementos se encontraban en un espacio a modo baulera situado bajo la Platea Cordiviola, que posee una puerta de resguardo sin ninguna pieza que impida el acceso, "pero que naturalmente su control y cuidado cae dentro de las facultades de intendencia y seguridad propias de la organización interna del Club Atlético Rosario Central", señala el texto oficial.

En el lugar, indicó la Dirección, "fueron hallados otros elementos que resultaron ser explosivos improvisados de elaboración casera junto con una profusa cantidad de rollos de papel, presumiblemente para ser arrojados al campo de juego al inicio o durante el desarrollo del encuentro que nos ocupa".

Durante el procedimiento, la policía encontró también remeras y pecheras con la inscripción de "MM LPQTP" y con las iniciales "CARC" con diseño alusivo a la institución rosarina, "las que presumiblemente serían repartidas entre algunos de los asistentes al evento".

Semanas atrás, el Ministerio de Seguridad de Santa Fe había resuelto aplicar a los identificados el Derecho de Admisión al estadio del Club Atlético Rosario Central por el lapso de cinco años.