Con dos goles de Lionel Messi, el Barcelona humilló al Girona en el Camp Nou

El rosarino marcó con dos obras maestras. Luis Suárez protagonizó un hattrick y Philippe Coutinho también demostró sus virtudes con un golazo de media distancia. Portu había puesto en ventaja a la visita en el inicio del partido

Cada vez que se presenta el Barcelona el mundo del fútbol se detiene. Si bien el Blaugrana no tiene la misma jerarquía que en versiones anteriores, la presencia de Lionel Messi, Dembelé, Luis Suárez y Philippe Coutinho representaban una garantía para el entretenimiento.

Sin embargo, el que golpeó primero fue el Girona. A los 3 minutos una combinación entre Lozano y Portu enmudeció al Camp Nou. El débil equipo de la región catalana se imponía contra la bestia internacional. La pésima salida de Ter Stegen fue un factor determinante en la conquista de la visita.

La alegría duró poco en el conjunto de Pablo Machín. Sólo pasaron 120 segundos cuando el astro rosarino habilitó al uruguayo para que Lucho imponga el 1 a 1. La pronta reacción llevó al duelo a la zona de Bounou, dado que la Pulga se encargó de desarticular a la última línea con su tradicional clase y velocidad.

Fue una nueva conexión de la Banda Oriental la que le devolvió la sonrisa a Ernesto Valverde. En este caso la asistencia la dio Luis Suárez y Messi desparramó a todos sus rivales para que el arquero nacionalizado marroquí se estire sin lograr desviar el rasante remate que se enredó en el ángulo inferior derecho.

No conforme con la obra, el rosarino recicló un recurso que había empleado en la Selección para estirar la diferencia. Con un tiro libre ejecutado por debajo de la barrera, el mejor del mundo puso las cosas 3 a 1. Fue una escena similar a la que había protagonizado contra Uruguay en las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia.

Antes de que llegue el descanso Luis Suárez volvió a festejar en una triangulación perfecta que lideró Messi. Philippe Coutinho fue el que dio el último toque para que el Pistolero celebre el 4 a 1 y liquide el pleito con mucha antelación. Por el resultado y la producción del Culé, el complemento no era necesario disputarlo.

Como en la reanudación del pleito todo estaba resuelto. Los intérpretes se encargaron de buscar la perfección. Con la esencia de lo que había cosechado Guardiola, los blaugranas manejaron los espacios con toques rápidos y transiciones imposibles de detener. Entre tanto lujo Philippe Coutinho también demostró sus virtudes con un golazo de media distancia que selló el 5 a 1.

El dueño de la pelota fue Luis Suárez. El uruguayo se consolidó con un hattrick al terminar otra acción que transformó el choque en un monólogo. La diferencia fue tan abultada que los jugadores del Girona no encontraban la manera de pedir piedad para que termine la humillación.

La victoria le sirvió al Barcelona para mantener la diferencia con sus principales perseguidores en la Liga. Con 65 puntos a su favor, la distancia de 10 unidades sobre el Atlético Madrid augura un nuevo título para el Culé. Sólo una catástrofe le arrebataría la corona a los catalanes.

Estadio: Camp Nou
Televisación: ESPN 2