Los programas Prosumidores, Generfé y BioBus, el Etiquetado de Viviendas y el sello "Hecho con Energías Renovables" forman parte de un menú de políticas implementado por la provincia de Santa Fe, en el marco de sus compromisos en materia de sustentabilidad ambiental y eficiencia energética. "Nos hemos puesto a la vanguardia en estos temas y hoy somos reconocidos a nivel nacional", afirmó, en diálogo con DEF, la secretaria de Energía santafesina, Verónica Geese.

La secretaria de Energía santafesina, Veronica Geese, afirma que la provincia está a la vanguardia de estas políticas a nivel nacional. Foto: Fernando Calzada.
La secretaria de Energía santafesina, Veronica Geese, afirma que la provincia está a la vanguardia de estas políticas a nivel nacional. Foto: Fernando Calzada.

La primera de estas iniciativas, el programa Prosumidores, fue lanzada en abril de 2016. El plan está abierto a usuarios de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) y de las cooperativas eléctricas adheridas que generen energía a partir de fuentes renovables y quieran volcarla a la red de distribución. La energía máxima que puede aportar cada "prosumidor" –neologismo que indica la doble calidad de productor y consumidor de energía– puede ser de hasta el 80 por ciento del consumo total del año anterior a su ingreso al sistema. Se utilizan medidores bidireccionales, que "netean" o compensan la energía entregada a la red y la consumida por cada usuario que participa de este programa.

Santa Fe desarrolló una norma IRAM sobre prestaciones energéticas y capacitó a arquitectos e ingenieros para certificar futuras construcciones. Foto: Fernando Calzada.
Santa Fe desarrolló una norma IRAM sobre prestaciones energéticas y capacitó a arquitectos e ingenieros para certificar futuras construcciones. Foto: Fernando Calzada.

"Por cada kilovatio generado, la provincia hace un reconocimiento en la tarifa al usuario, lo que le permite el repago del equipo", destacó Geese, quien puntualizó que esa tarifa es "mayor a la que pagan las distribuidoras a CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico)". A su vez, el Banco Municipal de Rosario (BMR) cuenta con líneas de crédito, a tasas preferenciales, para la compra e instalación de equipos de energías renovables para usuarios residenciales, con un monto máximo de 400.000 pesos y plazos de hasta 48 meses para su devolución.

La Provincia reconoce al prosumidor un precio preferencial por la energía inyectada a la red y, a su vez, el Banco Municipal de Rosario ofrece líneas de crédito para la compra e instalación de los equipos de energías renovables.

En 2018, a partir de un relevamiento de la EPE, se lanzó el Programa de Generación de Energías Renovables (Generfé). En su primera etapa, se realizó un llamado a licitación de 50 megavatios, 40 de ellos de fuente solar fotovoltaica y los restantes 10 eólicos, para instalarse en dos corredores: el Norte, desde Tostado hasta San Guillermo; y el Sur, desde Firmat hasta Rufino. "El objetivo es sostener la tensión y brindar un mejor servicio a esas poblaciones", aclaró Verónica Geese, quien especificó que se trata de "contratos PPA (power purchase agreement) a 20 años". La funcionaria reconoció que "las condiciones macroeconómicas del país han cambiado" desde que se hiciera el llamado a licitación y se abrieran los sobres con las ofertas técnicas y económicas, en mayo y julio pasado respectivamente. "Se está analizando en qué condiciones las ofertas podrían sostenerse, a la espera de que se estabilice la situación", añadió.

El transporte público fue otro de los ejes claves sobre los que trabajó el gobierno provincial. Foto: Fernando Calzada.
El transporte público fue otro de los ejes claves sobre los que trabajó el gobierno provincial. Foto: Fernando Calzada.

Otro de los orgullos de las autoridades santafesinas es el programa BioBus. La iniciativa surgió en Rosario, donde se realizó una prueba piloto sobre el comportamiento de la flota de transporte público municipal utilizando, por un lado, una mezcla de combustible con un 25 por ciento de biodiésel y, por otro, biodiésel al 100 por ciento. "No tuvimos ningún inconveniente y encontramos que esta era la opción económicamente más viable y logísticamente más simple para buscar una solución a la quita de subsidios al transporte decidida por el Gobierno nacional", apuntó Geese, quien destacó "la reducción de gases de efecto invernadero y el impacto en la salud de la población, al retirar el transporte a diésel de las calles y mejorar la calidad del aire". Santa Fe ha firmado, asimismo, convenios para la implementación del sistema de "biobuses" con las provincias de Salta, Tucumán y Córdoba, y, próximamente, hará lo propio con la administración porteña.

Mediante la utilización de biodiésel como combustible en la flota de transporte público, el programa BioBus permitió a la provincia solucionar la quita de subsidios del Estado nacional.

Por último, existen dos experiencias que también muestran el compromiso de los santafesinos con un consumo más sostenible de nuestros recursos energéticos. Una de ellas es el programa provincial de Etiquetado de Viviendas, que brinda a la población una herramienta de decisión a la hora de comprar, alquilar o construir un inmueble. Esta iniciativa ha derivado, además, en la generación de una norma IRAM sobre prestaciones energéticas en viviendas y, en ese marco, se ha capacitado a un grupo de arquitectos e ingenieros para certificar y asesorar a compradores y empresas constructoras.

El programa Prosumidores, mediante el que los usuarios pueden aportar energía a la red, fue lanzado en 2016 y se encuentra en franco crecimiento. Foto: Fernando Calzada.
El programa Prosumidores, mediante el que los usuarios pueden aportar energía a la red, fue lanzado en 2016 y se encuentra en franco crecimiento. Foto: Fernando Calzada.

Otra iniciativa, presentada en marzo de este año, es el sello "Hecho con energías renovables en Santa Fe", a través del cual la provincia valoriza el trabajo de aquellas empresas locales que demuestran su compromiso con el medioambiente en sus procesos de producción. "La idea es que el consumidor valore este compromiso ambiental como un diferencial a favor de esos productos", manifestó la secretaria de Energía. Ya han sido reconocidas con este sello la firma Solamb, especializada en el tratamiento de residuos industriales y producción de biogás; las productoras de biodiesel Rosario Bioenergy y Albardón Bio; el feedlot Conecar, que administra 10.000 cabezas de ganado en Carcarañá; la empresa provincial Enerfé, que tiene a su cargo la gestión del parque solar fotovoltaico de San Lorenzo; y la cadena hotelera Howard Johnson.

Consultada sobre la continuidad de estas políticas en la futura gestión provincial de Omar Perotti, que asumirá el poder en diciembre luego de 12 años de gobiernos socialistas, Verónica Geese se mostró optimista y elogió "el compromiso de la sociedad santafesina con la sustentabilidad". "No creo que se pueda dar marcha atrás", concluyó.