(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)
(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)

Las Islas Malvinas son el corazón de la Patria argentina.

Hay un dolor ahí, en el pecho, que desde 1982 no se ha disipado. Es imposible no recordar todo lo que esta Nación ha vivido con la Guerra de Malvinas: los soldados tan jóvenes, el hundimiento del Belgrano, todos los caídos en combate, los que se suicidaron después, las familias buscando a sus hijos, los ex combatientes exigiendo reconocimiento a su labor. Todos los años, las historias vuelven, más fuertes y conmovedoras, pero también aparecen nuevas, porque esa guerra parece no haber terminado.

Corría el mes de diciembre de 2018, apenas cuatro meses atrás. Dos argentinos decidieron ir a las islas. Carlos Maslatón ya había ido en 2005, pero su amiga Gisela Candarle no. Entonces decidieron hacer juntos este viaje. No sabían con qué se iban a encontrar. Ni siquiera se imaginaban la posibilidad de un hallazgo trascendente.

Gisela Candarle y Carlos Maslatón (Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)
Gisela Candarle y Carlos Maslatón (Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)

Durante los seis días que estuvieron allí, caminaron y recorrieron todo lo que pudieron. Llegaron al Monte Tumbledown, un sitio de gran resistencia de las fuerzas argentinas, donde ocurrió la batalla final en la noche del 13 al 14 de junio de 1982. Es muy famoso por las características del combate argentino y porque hay dos restos de cocinas de campaña del Batallón de Infantería de Marina 5.

Dos años atrás, los lugareños descubrieron un nuevo búnker, en el lado oeste. Al ser tan reciente, no se había hecho un circuito para recorrer. De todos modos, ingresaron.

(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)
(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)

Municiones, restos de ropas, zapatillas, ese tipo de cosas. De pronto, Gisela movió una piedra y encontró una revista debajo. Una historieta. "Sacamos 4, 5 fotos y la dejamos ahí, por respeto", relató Maslatón. No les alcanzó, la historia les seguía dando vueltas en la cabeza. Entonces, al día siguiente volvieron.

"Le pedí al malvinense que nos acompañara y pensaba: ¿quién era el soldado que estuvo acá leyendo? ¿habría sobrevivido o caído en combate? Pedí llevarme la revista porque para mí significaba mucho, y solo nos permitieron llevarnos tres hojas", agregó Candarle.

¿Qué era esa historieta? El título es Estación Polar ZEBRA, ysalió en el número 136, impreso en febrero de 1970 por Editorial Columba, de la Revista Fantasía. Las viñetas fueron dibujadas por el ilustrador Gerardo Canelo. Los argentinos que la hallaron decidieron donar su hallazgo al Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, que desde el 2 de abril forma parte de la nueva muestra temporaria Historieta encontrada en un búnker.

(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)
(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)

"Somos dos amigos que decidimos visitar las Malvinas a fines del año 2018. El viaje duró 24 horas, saliendo desde Buenos Aires, luego Santiago de Chile y Punta Arenas, hasta arribar a Mount Pleasant, el Aeropuerto de las Islas. Hicimos el mismo recorrido en el regreso, con el corazón repleto de emociones", contó Candarle.

"Cuando uno está en Malvinas —agregó Maslatón— y visita los campos de batalla imagina lo que pudo haber sido. Uno piensa en esas almas, esos 300 soldados argentinos en Tumbledown, en la visita que hicimos con Gisela visitamos una trinchera, allí es donde ella al mover una roca encuentra en pedazo de revista que fue el punto de partida hasta llegar a esta muestra y esto ya es patrimonio de todos los argentinos".

(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)
(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)

En la inauguración estuvo el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Alejandro Finocchiaro, quien aseguró que "los ex combatientes y especialmente con quienes fueron conscriptos, no quieren ser recordados como chicos muertos de miedo, quieren ser recordados como aquello que fueron, soldados. Ellos lucharon y lo hicieron valientemente. Así quiero recordarlos, con esa valentía. Honor y gloria eterna para nuestros soldados de Malvinas".

También estuvo presente el Secretario de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto. "Cuando vemos los restos de la historieta en esta exposición, nos podemos imaginar el frío, la soledad, y la espera con esa revista en las manos. En esas hojas que quedaron durante tantos años escondidas quedó la espera de un bombardeo, de un ataque, de tener que salir corriendo a la madrugada para encontrarse con un enemigo o con la muerte. Por esas vueltas del destino, esos pedacitos de papel llegaron a este museo", dijo.

(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)
(Foto: Romina Santarelli / Secretaría de Cultura de la Nación)

Ahora, esa pequeña, íntima e ínfima historia dejó de estar perdida en el pasado y escondida bajo una roca. Ahora, esa historia es una más de la inmensa, dolorosa y a la vez heroica memoria de Malvinas.

 

* Historieta encontrada en un búnker
Museo Malvinas e Islas del Atlánticos Sur
Miércoles a viernes de 9 a 17 horas
Sábados, domingos y feriados de 11 a 19 horas
Entrada libre y gratuita

 

SEGUÍ LEYENDO