Irreverente y genial… John Waters
Irreverente y genial… John Waters

Cineasta irreverente y legendario, ícono pop contracultural, y todavía provocador y relevante a sus 71 años, John Waters llega a la Argentina en el marco de la próxima edición del BAFICI para renovar sus credenciales como uno de los pioneros en empujar al mainstream la cultura trash (y drag, de la mano de Divine, protagonista de algunas de sus mejores películas) en su variante más orgullosamente freak, pop y cariñosa.

Waters, que visitará nuestro país por primera vez, no solo estará presentando algunos de sus films más populares ("Pink Flamingos", "Hairspray" , "Serial Mom") sino que repasará su filmografía con Axel Kuschevatzky en una entrevista abierta al público y protagonizará además uno de los eventos más esperados del año cinéfilo: una charla con Isabel Sarli, de la que Waters es fanáticocomo antesala de la proyección de la película "Fuego", de Armando Bo.

En una charla telefónica con Infobae, el mítico director oriundo de Baltimore, que dedica la mayoría de su tiempo en la actualidad a presentar alrededor del mundo su espectáculo unipersonal humorístico y a escribir libros (sus últimos dos, "Mis modelos de conducta" y "Carsick", fueron editados en Argentina por Caja Negra), habló sobre su ilustre carrera, eligió sus películas preferidas de las que serán proyectadas en el BAFICI y reveló cuál es la película argentina reciente que asegura, "recomendó a todo el mundo".

—Tengo entendido que esta va a ser tu primera visita a la Argentina, ¿es así?
—Sí, mi primera visita, solo conozco Argentina a través de los ojos de Armando Bo (risas). Estoy muy emocionado.

—Más allá de las películas de Bo y Sarli, de las que sos famosamente un fanático y que serán parte también de tu participación en el BAFICI, ¿estás familiarizado con el cine argentino?
—No, no demasiado, lamentablemente, siempre intento ver películas del país al que viajo pero todavía no me puse a hacerlo porque acabo de terminar una gira, pero seguro hay muchas cosas buenas… ¿Sabés qué película argentina recuerdo ahora? La de las venganzas y pelea en la ruta que estuvo nominada al Oscar.

—"Relatos salvajes" de Damián Szifrón
—Esa película me encantó, sí. Se la recomendé a todo el mundo. Pero prometo en estos días ponerme a investigar más.

—Volviendo al BAFICI, el festival va a estar proyectando una selección de ocho de tus largometrajes, ¿qué te parece el grupo de películas que fueron elegidas?
—Creo que la selección es muy buena, podían dar las que quisieran, lo discutimos, eligieron esas y me parece perfecto. Tenés las películas de Hollywood, las películas underground, son todas iguales al final de cuenta, todas tienen el mismo humor.

Divine en Pink Flamingos, su primer éxito
Divine en Pink Flamingos, su primer éxito

—¿Cuál es tu teoría de por qué la gente sigue viendo tus películas, especialmente la gente joven, pese a que muchas de ellas fueron filmadas hace casi 50 años?
—Creo que es porque el humor se mantuvo fresco, son películas que no envejecieron. Veo "Pink Flamingos" o "Female Trouble" con chicos de 20 años y reaccionan de la misma manera que quienes las vieron cuando se estrenaron hace 40 años. Pueden gustarte o no, pero no son anticuadas. Así que me siento muy agradecido con el público de todo el mundo por seguir viendo mis películas y no tener que conseguirme un trabajo de verdad (risas).

—A quien no haya visto ninguna de tus películas, ¿qué le recomendarías que fueran a ver de la retrospectiva?
Bueno, de mis primeras películas le diría que fuera a ver "Female Trouble", porque creo que es el mejor protagónico de Divine, y también que viera "Hairspray", que todavía es mi película más popular y es sobre un tema que todavía es relevante, especialmente en los Estados Unidos, que es la discriminación racial.

—Pero más allá de que tus películas se hayan mantenido igual de relevantes o revulsivas, tu lugar en la cultura cambió, sos ahora un artista celebrado y hasta un ícono.
—Bueno, obviamente es genial que eso haya ocurrido, pero de todas formas mi última película, "A Dirty Shame", sobre adictos al sexo, en su estreno para el cine tuvo una calificación de mayores de 18, igual que mi primera película. La sociedad cambió pero yo sigo haciendo las cosas de la misma manera.

—¿Y cual es tu relación con la fama? Porque muchos artistas cuando tienen éxito o son idolatrados comienzan a recluirse o sentirse incómodos, pero creo que no es tu caso.
—Es que yo nunca tuve un gran éxito. En Estados Unidos lo que muchas veces ocurre es que vos sos un cineasta joven, hacés una película chica que triunfa en festivales y le va bien, y de repente tenés a todo los estudios ofreciéndote todo tipo de proyectos, dinero y, si hacés una película con ellos que no funciona, se te acaba de la carrera. Eso nunca me pasó a mi. Mi carrera fue como una larga maratón con momentos buenos y malos pero que nunca abandoné. "Pink Flamingos" fue una "midnight movie" exitosa, pero eso no es un éxito en términos de taquilla, y después "Hairspray" fue un gran éxito pero en sus versiones posteriores, empezando en Broadway. Sin embargo, mis películas las siguen reeditando, las siguen exhibiendo, algo que nunca imaginé que podría suceder. Funcionaron más como esos libros que perduran, que los siguen relanzando. Y afortunadamente la gente me sigue descubriendo, aunque cuando la gente joven se aburra de mí se va a haber terminado todo.

Hairspray fue convertida en un exitoso musical de Broadway y tuvo una reversión en 2008 en la pantalla grande
Hairspray fue convertida en un exitoso musical de Broadway y tuvo una reversión en 2008 en la pantalla grande

—Vos mencionaste recién tu última pelicula "A dirty Shame", que fue hace 14 años. ¿Podemos esperar una nueva película tuya?
—Quién sabe… Me encantaria que me pagasen para escribir una película nueva, pero eso no va a suceder en el Hollywood actual. Mi última película fue un fracaso en la taquilla, pero mis ultimos dos libros funcionaron muy bien, y tuvieron buenas críticas, así que ahora me estoy dedicando a eso además de hacer shows, estoy escribiendo un nuevo libro. De todas formas, acabo de entregar un guión a HBO que es la segunda parte de "Hairspray", no creo que vaya a hacerse pero quién sabe, tal vez sí.

—¿Y si te dieran carta blanca para hacer lo que vos quisieras, tenés algún proyecto que te gustaría filmar?
—¡Pero eso nunca va a suceder! Casi nadie tiene ese privilegio ya, además. En Estados Unidos solo se producen películas gigantes o de un millón de dólares, con las que igual esperan que tengas actores conocidos y que se vean bien con ese presupuesto ínfimo, y no me voy a poner a hacer algo que no creo que pueda lograr. Lo único por lo que apuesta Hollywood ahora son películas de efectos especiales que puedan funcionar en China, sin estrellas de cine siquiera. Y es difícil que las comedias funcionen internacionalmente, porque lo que es gracioso en un país no es gracioso en otro, entonces lo último que Hollywood está buscando producir son comedias.

—¿Y algún actor o actriz con el que te gustaría trabajar?
—Con Meryl Streep, es una actriz fabulosa. Nos conocemos, pero nunca me dijo algo del estilo "que tu agente llame al mio asi trabajamos juntos" (risas).

—¿Algún rol en especial que tengas pensado para ella?
—¡Podría hacer de Divine! (risas).

—Cambiando de tema, me intriga saber cómo llegaste a conocer las películas de Isabel Sarli. ¿Te acordás dónde viste una por primera vez?
—Bueno, vi sus películas por primera vez a comienzos mediados de los 70, en un cine de Nueva York que daba peliculas en español. Había leído sobre ellas en Variety así que fui a ver la que daban, que era "Fuego".

—¿Y tuvo algún impacto el cine de Armando Bo en tus películas?
—¡Oh, totalmente! Si vos ves "Female Trouble", el look de Divine es exactamente igual al de Isabel Sarli. Y Divine era una gran admiradora suya también, los dos íbamos a ver sus películas. Y la anécdota más divertida viendo una de sus películas ocurrió en el Festival de San Sebastián con Pedro Almodóvar, estaban proyectando sus películas en una sección de medianoche, y fuimos a ver "Carne". La película se pasaba con una traducción simultánea y la encargada de hacerlo era una mujer que era obvio que, uno, era muy feminista, dos, nunca había visto la película o desconocía de qué se trataba, así que todo el tiempo la escuchábamos en nuestros auriculares diciendo "¡No voy a decir eso! ¡No voy a decir eso!". Hizo que la experiencia de ver la película fuese todavía mejor.

—¿Pudiste conocerla a Isabel Sarli?
—No, nunca, pero hemos hablado por teléfono, hace cuatro o cinco años. Por eso estoy muy emocionado por conocerla en el BAFICI, va a ser como conocer al Papa.

ARRANCA LA VENTA DE ENTRADAS PARA EL BAFICI

Fernando Juan Lima (Vicepresidente del INCAA), Enrique Avogadro (Ministro de Cultura de la Ciudad) y Javier Porta Fouz (Director Artístico BAFICI) en la presentación del festival en la Usina del Arte
Fernando Juan Lima (Vicepresidente del INCAA), Enrique Avogadro (Ministro de Cultura de la Ciudad) y Javier Porta Fouz (Director Artístico BAFICI) en la presentación del festival en la Usina del Arte

Desde mañana ya se podrán adquirir las entradas anticipadas para el 20° Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), a través del sitio www.buenosaires.gob.ar/festivales o personalmente en el Village Recoleta: Vicente López y Junín, todos los días, de 10 a 20 horas.

El valor de la entrada general es de $55 y de $40 para estudiantes y jubilados que acrediten su condición, al igual que para todas las funciones de Baficito y Focos. Para la película La flor, de Mariano Llinás, el valor de las entradas es de $20 para cada una de las tres partes.

Además, desde el jueves 12 de abril podrán adquirirse las entradas en Espacio INCAA Cine Gaumont, Arte Multiplex Belgrano, Sala Leopoldo Lugones, Village Caballito, Alianza Francesa y Cine Amigos del Bellas Artes.