Los hackers inhabilitaron la operación de varios servicios de la municipalidad
Los hackers inhabilitaron la operación de varios servicios de la municipalidad

Una pequeña ciudad de la provincia canadiense de Ontario sufrió un ataque por parte de hackers y decidió aceptar el pago en bitcoins para que los delincuentes restablezcan la red informática.

Midland, que tiene una población de más de 16 mil habitantes, tuvo sus sistemas informáticos infringidos e infectados con un virus (malware) luego de que los piratas informáticos encriptaran los archivos a principios de septiembre. El resultado fue que las computadoras de la ciudad permanecieron inoperantes por alrededor de 48 horas, haciendo que se paralicen los servicios de emails, las plataformas de procesamientos de pagos, la emisión de permisos, los procesamientos de solicitudes matrimoniales y la recarga de tarjetas relacionadas con el tránsito, entre otros servicios.

“En las primeras horas del sábado 1 de septiembre, el pueblo de Midland se convirtió en víctima de un ciberataque sofisticado en el que se accedió ilegalmente a la red del pueblo y se infectó con ransomware. El malware fue capaz de encriptar varios sistemas del pueblo haciéndolos inutilizables”, precisaron las autoridades de la ciudad en un comunicado.

Los hackers pidieron un rescate en la criptomoneda más famosa para desbloquear el cifrado. Las autoridades de la ciudad anunciaron que iniciaron el proceso de pago de la cantidad reclamada, que no fue especificada.

Los servicios vitales, como los servicios de bomberos y la gestión del agua y de las aguas residuales, no se vieron afectados, ya que estos sistemas están aislados deliberadamente por razones de seguridad. La ciudad explicó que puso a disposición de la población teléfonos de emergencia.

"Bajo la guía de los expertos en ciberseguridad, hemos iniciado el proceso para pagar el rescate a cambio de las claves de descifrado", indicaron. Y explicaron que no saben "cómo llegó el virus a sus sistemas informáticos, aunque ya está en marcha la investigación".

"Aunque no es lo ideal, nos conviene volver a poner el sistema online lo más rápido posible", añadieron. Precisaron que la ciudad había adquirido previamente una póliza de seguro para cubrir este tipo de circunstancias.

Esta decisión de Midland de aceptar las demandas de los piratas informáticos contrasta con la de la Asociación Profesional de Golfistas de América que se negaron a pagar un rescate en bitcoins después de que se implantaron malware similar en sus sistemas informáticos a principios del mes pasado. En este caso, los hackers insistieron diciendo que solo ellos tenían el software de cifrado.

LEA MÁS:

SEGUINOS EN:
Facebooktwitterinstagramyoutubetelegram