Corte Suprema de EEUU
Corte Suprema de EEUU

La Corte Suprema de Estados Unidos determinó el jueves que los estados del país tienen derecho a cobrar impuestos sobre las ventas online de bienes y servicios, un mercado de miles de millones de dólares.

La alta corte, que tomó la decisión por una mayoría de cinco jueces contra cuatro, anuló una resolución previa en la que aseguraba que los estados solo podían cobrar impuestos a negocios que estuvieran físicamente presentes en su territorio.

La medida podría afectar negativamente al naciente mercado de criptoactivos, cuya tecnología subyacente, blockchain, registra todas las transacciones realizadas en su moneda digital automáticamente. La publicación inmediata de las transacciones podría convertir a la tecnología en una plataforma ideal para imponer un impuesto sobre las ventas.

Los magistrados dieron la razón al estado de Dakota del Sur, que entabló una acción judicial contra Wayfair, una tienda en línea de mobiliario.

El estado del norte de Estados Unidos fue respaldado en su requerimiento por otros 35 estados del país, así como por el gobierno de Donald Trump.

Desde 1992, y tras un caso que enfrentó a Dakota del Norte y Quill, un catálogo de venta por correspondencia, cualquier empresa que no tuviera presencia física en un estado estaba exenta de pagar.

En un reporte federal se estima que los gobiernos estatales podrían llegar a cobrar unos 13.000 millones de dólares extra.

Tras la sentencia, Wayfair Inc. se desplomó un 9,5% en la Bolsa de Nueva York, mientras que Amazon registraba pérdidas de hasta 1,7%.

Overstock.com Inc., que en agosto del año pasado se convirtió en el primer minorista importante en aceptar pagos en bitcoin, cayó más de un 3%.

(Con información de AFP)

LEA MÁS: