Las UFU buscan hacer un camino diferencial entre los pacientes que consultan por fiebre en el marco de la pandemia que atraviesa el país
Las UFU buscan hacer un camino diferencial entre los pacientes que consultan por fiebre en el marco de la pandemia que atraviesa el país

Las unidades febriles de urgencia (UFU) fueron puestas en marcha en la ciudad de Buenos Aires durante la primera semana de abril, en el marco de las estrategias para prevenir el avance del coronavirus.

Equipadas con todos los medios de prevención y con el objetivo de evitar la circulación de pacientes febriles por otros espacios de los hospitales, fueron creadas para “realizar un triage de pacientes que puedan ser sospechosos de COVID-19 y así impedir su contacto con otras personas dentro de los centros de salud”. Darío Marsicano es médico sanitarista y co coordinador general de las UFU y en diálogo con Infobae explicó que “funcionan cerca de los hospitales, pero no dentro y buscan hacer un camino diferencial entre los pacientes que consultan por fiebre en el marco de la pandemia que atraviesa el país”.

“Los pacientes que llegan son personas con cuadros leves que consultan por fiebre en la guardia y son derivadas, o bien aquellos que se comunican al 147 y les recomiendan que se acerquen a la UFU más cercana a su domicilio”, detalló el especialista, quien destacó que “también concurren quienes se acercan a los Centros de Salud y Atención Comunitaria (CeSAC) y son llevados a las unidades febriles en vehículos del gobierno porteño”.

Y tras asegurar que su foco son los pacientes ambulatorios, a quienes se busca separar de población general del hospital y “no los cuadros moderados o severos, que directamente son derivados al centro de salud”, Marsicano explicó que una vez en las UFU, “si la persona no tiene cubreboca se le pone, se le higienizan las manos y son ingresados para ser atendidos por una enfermera”.

Si luego de esta recepción continúa la sospecha de coronavirus, “se ingresa al sistema y se le asigna consultorio donde lo revisará un médico y al que ingresa por un sector separado del resto”.

Los pacientes que llegan son personas con cuadros leves que consultan por fiebre en la guardia y son derivadas
Los pacientes que llegan son personas con cuadros leves que consultan por fiebre en la guardia y son derivadas

Allí el profesional, si se mantiene la sospecha, le abre una ficha epidemiológica y el paciente pasa al sector donde se le hará el hisopado. Luego permanecerá en una unidad transitoria de aislamiento a la espera del resultado, que demora alrededor de ocho horas.

Marsicano aclaró que “todo sector donde ingresa un paciente sospechoso es higienizado inmediatamente luego de su atención” y puntualizó que a partir de ese momento “la muestra hace su recorrido hacia los hospitales o laboratorios asociados y a medida que está el resultado se avisa a las personas”.

Con el resultado del hisopado, “los pacientes negativos se derivan a la guardia o consultorio externo para ver su patología y con los positivos se abre un abanico de posibilidades”, explicó el especialista, quien detalló: “Si tiene obra social, se solicita la derivación a un centro de salud por su cobertura médica, si no tiene obra social y se trata de un paciente leve en cuanto a síntomas clínicos y comorbilidades se hace el traslado a una unidad de aislamiento extrahospitalario (hoteles), donde un derivador se encarga de asignarle una cama y un transporte en un vehículo acondicionado para el traslado de estos pacientes, que lo buscará de la UFU y llevará al destino”.

El médico sanitarista aclaró que si bien hay UFU en 20 hospitales y que los pediátricos tienen sus propias unidades con personal especializado, "hay otros que son de adultos pero por la población que manejan se les asignó un consultorio infantil".

Sobre si el funcionamiento viene siendo acorde al objetivo con que fueron montadas, Marsicano sostuvo que “el flujo de pacientes aumenta semana a semana y se está cumpliendo el objetivo de contener a esos pacientes para tenerlos aislados”.

Ubicación de las UFU

Las unidades febriles de urgencia (UFU) fueron puestas en marcha en la ciudad de Buenos Aires durante la primera semana de abril
Las unidades febriles de urgencia (UFU) fueron puestas en marcha en la ciudad de Buenos Aires durante la primera semana de abril

- Hospital General De Agudos J. M. Ramos Mejía - Urquiza, Gral. 609

- Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer - Finochietto Enrique Dr. 849

- Hospital General de Niños P. De Elizalde - Montes De Oca, Manuel 40

- Hospital General de Agudos Dr C. Argerich - Pi Y Margall 750

- Hospital General de Agudos Dr. C. Durand - Diaz Velez Av. 5044

- Hospital General de Agudos Dr. I. Pirovano - Monroe Av. 3555

- Hospital General de Agudos Dr. T. Alvarez - Aranguren, Juan F., Dr. 2701

- Hospital General de Agudos P. Piñero - Varela Av. 1301

- Hospital General de Agudos Donación F. Santojanni - Pilar 950

- Hospital General de Agudos D. Velez Sarsfield - Calderon De La Barca, Pedro 1550

- Hospital General de Agudos Dr. J. A. Fernández - Cerviño Av. 3356

- Hospital General de Agudos Dr. E. Tornú - Combatientes De Malvinas Av. 3002

- Hospital General de Agudos J. A. Penna - Chutro, Pedro, Prof., Dr. 3380

- Hospital de Infecciosas F. Muñiz - Uspallata 2272

- Hospital General de Agudos B. Rivadavia - Las Heras General Av. 2670

- Hospital General de Niños R. Gutierrez - Gallo 1330

- Hospital General de Agudos A. Zubizarreta - Nueva York 3952

- Hospital Cecilia Grierson - Fernández De La Cruz, F., Gral. Av. 4402

SEGUÍ LEYENDO