El Hospital Naval Pedro Mallo de la Armada Argentina amplió su capacidad en terapia intensiva a 40 camas con vista al pico de la enfermedad.
El Hospital Naval Pedro Mallo de la Armada Argentina amplió su capacidad en terapia intensiva a 40 camas con vista al pico de la enfermedad.

Superados los mil contagios por el coronavirus en todo el país, en el gobierno nacional siguen con mucha atención los casos que noche tras noche, dese hace 23 días, informa el ministerio de Salud, esto es, desde que se registró el primer paciente infectado con el Covid-19 en la Argentina. El presidente Alberto Fernández, asesorado por un grupo de especialistas, encabezados por el sanitarista y ministro, Ginés González García, optó por una estrategia diferente a los países del hemisferio Norte, y de buena parte del planeta, dónde la pandemia ya se cobró más de 40 mil vidas, y decidió decretar el aislamiento obligatorio en todo el país. Mientras tanto, el sistema de salud se prepara para el pico de la enfermedad y las Fuerzas Armadas, lejos de quedar marginadas de las medidas inéditas, fueron incorporadas como parte activa de ella.

Por esa razón, y siguiendo los lineamientos dispuesto por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, el Hospital Naval Pedro Mallo, perteneciente a la Armada Argentina, amplió a 40 camas su capacidad en terapia intensiva, un sector crítico, y escaso, en el que deberán internarse a los pacientes de mayor gravedad.

El proceso de reingeniería sanitaria se enmarca en la orden que giró Rossi a las Fuerzas Armadas “para reforzar las medidas de prevención en Hospitales militares”. Lo hizo a través de una nota interna a la que accedió Infobae titulada “Medidas preventivas y alistamiento de Hospitales Militares”.

A través de ella dispuso alistar a los centros hospitalarios de las tres Fuerzas Armadas para atender una posible emergencia, optimizar los equipos con que cuenta cada institución, afectar a todo el personal de la Dirección de Salud para atender esa posible emergencia, y adoptar las medidas necesarias para optimizar todos los equipos médicos con los que se cuentan.

Aconsejado por el ministro de Salud, y con el visto bueno del jefe de Estado, el titular del arma de Defensa también ordenó: "Alistar a cadetes del cuarto año de la Licenciatura de Enfermería del Colegio Militar de la Nación y a los aspirantes del segundo año de Enfermería, a fin de asistir al personal de enfermería de los Hospitales Militares”.

En caso de que la urgencia así lo demande, Rossi ya tomó la decisión de convocar al personal retirado de hasta 60 años y que no estén dentro del grupo de riesgo y “diseñar estrategias para sumar las camas que aún no están disponibles, elevar la potencialidad de camas de terapia intensiva para pacientes en estado moderado y grave y evaluar el refuncionamiento del sectores específicos dentro de los hospitales de acuerdo al plan de contingencia hospitalaria”.

En el Hospital Naval se readecuaron las áreas cerradas desde el punto de vista infectológico para la recepción de pacientes portadores del Covid-19.
En el Hospital Naval se readecuaron las áreas cerradas desde el punto de vista infectológico para la recepción de pacientes portadores del Covid-19.

El Hospital Naval está enclavado en el corazón geográfico de la Ciudad de Buenos Aires, en Caballito, frente al Parque Centenario y a metros del Hospital General de Agudos Carlos G. Durand.

Como parte del reacondicionamiento del Hospital Naval Pedro Mollo, donde se recuperan varios integrantes de las fuerzas de seguridad federal infectados de dengue en la Frontera Norte, también se incrementaron las áreas para la atención e internación de pacientes propios de la Armada, se compraron más equipos médicos, como respiradores, e insumos.

Según se informó a Infobae desde la dirección de ese centro de salud, también "se readecuaron las áreas cerradas desde el punto de vista infectológico para la recepción de pacientes portadores del virus, intercambiando entre sí las salas de la Unidad de Terapia Intensiva y de la Unidad Coronaria.

También se explicó que la Unidad de Trasplante de Médula “será utilizada como unidad de aislamiento infectológico intermedio y la totalidad del 6° piso como sala de aislamiento de casos sospechosos, probables y confirmados de coronavirus, logrando una capacidad de 58 camas”.

Efectivos de la Armada Argentina también colaboran en algunos distritos, como en Exaltación de la Cruz, en el control sanitario de tránsito.
Efectivos de la Armada Argentina también colaboran en algunos distritos, como en Exaltación de la Cruz, en el control sanitario de tránsito.

Así como el Ejército Argentino desplegó más de 150 efectivos en los municipios de Quilmes y La Matanza para preparar comida y repartirla en los barrios más carenciados de esas localidades del Conurbano Bonaerense; en Zárate, los integrantes del Área Naval Fluvial también desarrollan tareas de apoyo a la comunidad.

De hecho desde el 22 de marzo pasado, 30 marinos –entre personal del Batallón de Infantería de Marina N° 3 y profesionales de Sanidad de la Base Naval Zárate– se encuentran apostados cumpliendo tareas de apoyo sanitario en los tres controles de acceso a la ciudad, por ejemplo, toman la temperatura a los ciudadanos que se desplazan por la vía pública.

También instalaron una carpa, un gazebo y un sistema de vallado en el acceso al Hospital Intermedio Municipal “Dr. René Favaloro” para facilitar las actividades de triage y atender a la población que presente síntomas de Covid-19 en ese centro sanitario.

El gobernador Axel Kicillof y el ministro de Seguridad Sergio Berni, coordinaron en la provincia de buenos Aires, con el jefe de la policía bonaerense, Daniel García, el operativo
El gobernador Axel Kicillof y el ministro de Seguridad Sergio Berni, coordinaron en la provincia de buenos Aires, con el jefe de la policía bonaerense, Daniel García, el operativo "Covid-19. Las fuerzas Armadas prestan ayuda a esa fuerza de seguridad durante el despliegue.

Si bien el dato no debería llamar la atención, lo hace. Además, Infobae pudo saber que como parte del apoyo logístico que las Fuerzas Armadas brindan diariamente a las fuerzas de seguridad, desde hace una semana se les da alojamiento en la Base Naval Zárate a 80 policías de la Provincia de Buenos Aires, que permanecerán afectados en esa ciudad hasta el fin del operativo Covid-19 dispuesto por el gobernador Axel Kicillof, su ministro de Seguridad, el coronel médico, Sergio Berni y el jefe de policía Daniel García.


Personal de Sanidad de la Armada también fueron desplegados en otras localidades de la provincia de Buenos Aires, como por ejemplo en Capilla del Señor, en el partido de Exaltación de la Cruz. Allí colaboran en el control sanitario que se realizan en varios puntos ubicados en arterias que llevan a la ciudad.

Como en Zárate, también toman la temperatura corporal de los conductores de autos y motos mientras personal de tránsito de la municipalidad y de la Policía Bonaerense, chequea la documentación para corroborar que no se viole la cuarentena obligatoria y que el ciudadano esté exceptuado por su labor a permanecer en su casa.

En ese mismo distrito, gobernado por Diego Nanni, integrantes de las Fuerzas Armadas, y el alcalde local se reunieron en las últimas horas para coordinar futuras acciones de ayuda en la entrega de alimentos como en algunos de los distritos más vulnerables del Conurbano Bonaerense,algo que aún no ocurrió.