En la jornada de hoy, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz firmó el decreto N 47 con el que declaró la “zona de desastre agropecuario”. REUTERS/Marcos Brindicci
En la jornada de hoy, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz firmó el decreto N 47 con el que declaró la “zona de desastre agropecuario”. REUTERS/Marcos Brindicci

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, firmó esta tarde el decreto N° 47 con el que declaró "zona de desastre agropecuario" a todas las explotaciones agropecuarias afectadas por la inundación en los departamentos de Vera, 9 de Julio y General Obligado, desde el 1° de enero al 31 de agosto de 2019. El decreto también incluye los distritos de Romang y Colonia Durán, ubicados en el departamento de San Javier.

A través de otro decreto, el N° 43, la administración Lifschitz declaró por 120 días el "estado de emergencia hídrica" para toda el área que comprenden los tres primeros departamentos frente a las tormentas e inusuales lluvias que azotaron la región durante el último mes.

A través de un comunicado de prensa, el gobierno santafesino indicó que los
productores comprendidos en la emergencia deberán completar un formulario de declaración jurada expedido por el Ministerio de la Producción de Santa Fe con el cual podrán acreditar su situación.

Toda esta información podrá ser presentada a través del denominado Portal de Autogestión, cumpliendo con el trámite online desde su computadora, o bien enviando el formulario, junto a toda la documentación respaldatoria, a la mesa de entrada de emergencia agropecuaria de la cartera de Producción.

Según se informó oficialmente, los productores de estos distritos que se encuentren afectados entre un 50% y 80% de su producción o capacidad productiva, serán considerados en situación de emergencia agropecuaria, motivo por el cual se les otorgarán los beneficios previstos para esta situación por la ley 11.297.

Hay 1.700.000 hectáreas afectadas por las inundaciones en Santa Fe. REUTERS/Marcos Brindicci
Hay 1.700.000 hectáreas afectadas por las inundaciones en Santa Fe. REUTERS/Marcos Brindicci
Entre los beneficios otorgados por la norma figura la dispensa del pago del Impuesto Inmobiliario provincial hasta concluir dicha situación de  Emergencia

Además, también se deberá suspender la iniciación y sustanciación de juicios y acciones administrativas para posibilitar el cobro de gravámenes a partir del dictado del presente decreto y por un plazo de hasta 180 días posteriores a la finalización del plazo estipulado.

Para los productores que posean certificados de emergencia agropecuaria y
cuya actividad se asienta en predios ubicados en zonas rurales, Santa Fe
estableció un calendario de pago del Inmobiliario:

-Cuota prorrogada 1/2019 con vencimiento el 22 de octubre de 2019.

-Cuota 2/2019 con vencimiento el 23 de diciembre de 2019.

-Cuota 3/2019 con vencimiento el 22 de enero de 2020.

-Cuota 4/2019 con vencimiento el 12 de febrero de 2020.

Emergencia Hídrica

Desde diciembre de 2018, la zona afectada padeció el efecto del fenómeno
denominado Enso -es decir El Niño – Oscilación sur-, por el cual se registraron lluvias, hasta el momento, superiores entre un 300 al 500% a las habitualmente registradas en este período.

Según el detalle expresado por el gobierno de Santa Fe, desde el Ministerio de Infraestructura y Transporte se expresó la necesidad de realizar obras y otras medidas para mejorar el drenaje en los tres departamentos afectados: allí se debe promover la protección de los cascos urbanos, restaurar almacenamiento natural de agua, identificar obras hidráulicas clandestinas, mejorar caminos rurales y colocar alcantarillas y conductos para drenar agua.

SEGUIR LEYENDO