Los cuerpos de Chynna Deese y Lucas Fowler fueron hallados al costado de una carretera en Canadá con heridas de bala. Su asesinato se vinculó al incendio de una camioneta a kilómetros de esa escena del crimen, en la que viajaban dos adolescentes que están en paradero desconocido. Junto a este vehículo, además, había un tercer cadáver sin identificar (Foto: especial)
Los cuerpos de Chynna Deese y Lucas Fowler fueron hallados al costado de una carretera en Canadá con heridas de bala. Su asesinato se vinculó al incendio de una camioneta a kilómetros de esa escena del crimen, en la que viajaban dos adolescentes que están en paradero desconocido. Junto a este vehículo, además, había un tercer cadáver sin identificar (Foto: especial)

Dos hombres que han estado en paradero desconocido desde el domingo han sido señalados como sospechosos de asesinar a una estadounidense y a su novio australiano en Canadá – el último giro de una confusa y trágica historia sobre una pareja asesinada, un auto quemado, un cuerpo aún sin identificar, y repercusiones que se expanden por múltiples continentes.

Chynna Deese y su novio, Lucas Fowler, eran mochileros experimentados que sabían cómo viajar de forma segura. Este viaje a Canadá era una de las muchas aventuras que habían vivido juntos, dijo a The Washington Post British Deese, el hermano de Chynna.

Pero el 15 de julio, los encontraron muertos al costado de una carretera canadiense con heridas de bala.

Días más tarde, una camioneta quemada y un cadáver sin identificar fueron descubiertos en otra carretera, a cientos de kilómetros.

A pesar de la distancia con el lugar en el que hallaron los cuerpos de la pareja, la escena del crimen en llamas generó sospechas sobre una posible conexión. También provocó la denuncia de la desaparición de las dos personas que viajaban en su interior: Kam McLeod, de 19 años, y Bryer Schmegelsky, de 18.

En el cartel, los dos sospechosos del asesinato de la pareja (Foto: Darryl Dyck/AP)
En el cartel, los dos sospechosos del asesinato de la pareja (Foto: Darryl Dyck/AP)
Deese y Fowler eran mochileros experimentados que habían viajado por distintos países y sabían cómo moverse de manera segura (Foto: especial)
Deese y Fowler eran mochileros experimentados que habían viajado por distintos países y sabían cómo moverse de manera segura (Foto: especial)

El martes, las autoridades canadienses nombraron a los adolescentes desaparecidos como sospechosos vinculados a ambas investigaciones: las muertes de Deese y Fowler y la muerte de un hombre sin identificar hallado junto a la camioneta quemada de los adolescentes.

McLeod y Schmegelsky fueron vistos por última vez en una Toyota RAV4 gris en el norte de Saskatchewan, dijeron las autoridades.

"Dadas las últimas averiguaciones, Kam y Bryer ya no serán considerados desaparecidos", dijo la sargento Janelle Shoihet de la Policía Montada de Canadá. "La RCMP está ahora considerando a Kam McLeod y Bryer Schmegelsky como sospechosos de la muerte de Dease Lake y del doble homicidio de Lucas Fowler y Chynna Deese".

Remota, montañosa y boscosa, el norte de la Columbia Británica es popular entre los turistas y su accidentado paisaje y áreas salvajes atraen a los aventureros entusiastas.

En las imágenes, los sospechosos del crimen, McLeod y Schmegelsky (Foto: especial)
En las imágenes, los sospechosos del crimen, McLeod y Schmegelsky (Foto: especial)

Deese y Fowler habían estado viajando a través de Canadá juntos en una camioneta Chevrolet 1986, que también fue hallada cerca de los cuerpos, según la policía.

El padre de Fowler, Stephen Fowler, un miembro de la policía de South Wales en Australia, viajó a la Columbia Británica y emitió un comunicado el lunes.

"Estamos destrozados", dijo después de la conferencia de prensa de la policía. "Esto realmente ha desgarrado a dos familias. Nuestro hijo Lucas estaba viviendo la experiencia de su vida viajando por el mundo. Él conoció a una preciosa chica. Y ellos se convirtieron en un equipo, eran una pareja increíble, y estaban muy enamorados".

British Deese dijo que las nuevas averiguaciones le dieron la sensación de estar llegando al final, y que espera que la persecución traiga resultados. Él previamente le dijo a The Washington Post que su hermana "se llevó nuevas cosas, nuevas experiencias, nuevas personas y amistades, y todo lo que le dieron las personas que conoció".