Bob Esponja, de personaje secundario de historieta a estrella de la televisión

Por Meagan Flynn

El personaje de “Bob Esponja” durante el desfile del día de Acción de Gracias en Nueva York (Bloomberg / Paul Goguen)
El personaje de “Bob Esponja” durante el desfile del día de Acción de Gracias en Nueva York (Bloomberg / Paul Goguen)

La esponja animada más querida para toda una generación pasó la mayor parte de su vida escondida en una piña debajo del mar, pero nació en un instituto de biología marina en Dana Point (California) en 1989.

Se llamaba "Bob La Esponja" y, de hecho, era una esponja de mar real con tonos negros y una gran sonrisa. La pieza no tenía brazos ni piernas. En sus primeros días de vida, el personaje apenas destacó y aparecía como un secundario en un libro de historietas que hablaba sobre las criaturas marinas.

"Estás a punto de embarcarte hacia uno de los ecosistemas más increíbles de este planeta… ¡La Zona Intermareal!", decía Bob en la apertura de la hisotrieta.

Bob Esponja, a la izquierda, en el cómic original de Stephen Hillenburg “Intertidal Zone”, en 1989, que eventualmente serviría de inspiración para “SpongeBob SquarePants” (Exhibición en una demanda federal del Distrito Norte de California, Walker v. Viacom International Inc ., et al.)
Bob Esponja, a la izquierda, en el cómic original de Stephen Hillenburg “Intertidal Zone”, en 1989, que eventualmente serviría de inspiración para “SpongeBob SquarePants” (Exhibición en una demanda federal del Distrito Norte de California, Walker v. Viacom International Inc ., et al.)

Fue un mundo creado por Stephen Hillenburg, un biólogo marino enamorado por el cine y la ilustración. Hizo el libro de historietas mientras trabajaba como instructor y artista del Instituto Marino del Condado de Orange en Dana Point para enseñar a los niños sobre la diversidad de especies en el mar.

Durante un tiempo, estas historietas solo se podían encontrar dentro de un folleto para niños. Pero al cabo de una década, Hillenburg lo transformaría en uno de los mejores personajes de animación televisiva del nuevo milenio. Así fue cómo acabó encantando a millones de niños y adultos por igual que se rindieron ante esa esponja que se caracterizaba por ser rara, neurótica, desagradable y de buen humor.

Casi dos décadas después de que Bob Esponja llegara a Nickelodeon, Hillenburg murió a consecuencia de una esclerosis lateral amiotrófica (ELA), lo que provocó una gran cantidad de comentarios por parte de personas que crecieron cautivados por la estrafalaria comunidad subacuática de Hillenburg. Tenía 57 años.

"Nuestras condolencias por el fallecimiento de Stephen Hillenburg, creador de SpongeBob SquarePants. Antes de que se emitiera el primer programa en 1999, trabajó como instructor de ciencias en el Ocean Institute, donde tocó la vida de muchos estudiantes", decía una nota del Ocean Institute, anteriormente conocido como el Instituto Marino del Condado de Orange. "Gracias a su dinámica carrera, él hizo reír a millones de personas", agregaba.

En muchos sentidos, Bob Esponja es una amalgama de las pasiones y experiencias de vida de Hillenburg, que se remonta mucho antes de que trabajara en ese instituto marino de California. Siempre le había encantado el océano, pasó su infancia aprendiendo a surfear, a bucear y viendo El Mundo Submarino de Jacques Cousteau, que era su programa de televisión preferido de los años sesenta y setenta. Tras graduarse de la escuela secundaria en Anaheim (California), pasó algunos veranos trabajando como cocinero en un restaurante de langostas de Maine. La experiencia le serviría de inspiración para el restaurante de comida rápida preferido de Bikini Bottom, el Krusty Krab, y su propietario, el avaricioso Mr. Krabs.

Hillenburg comenzó a trabajar en el instituto marino en 1986 y, al cabo de poco tiempo, su jefe lo animó a utilizar sus habilidades de dibujo con el cómic educativo.

"Este personaje de esponja en el libro de cómics de 1989, junto a la configuración submarina de la Zona Intermareal, fue el precursor y sirvió de inspiración para el personaje de Bob Esponja y la serie animada. Escogí la esponja de mar porque quería un narrador de aspecto divertido y porque me gustó la versatilidad de la esponja como animal", señaló el creador en 2008 durante una demanda por derechos de autor en la que un caricaturista de California lo había acusado de tomar la idea de Bob Esponja de su anuncio de 1991. Hillenburg y Nickelodeon ganaron el caso.

Hillenburg intentó vender el cómic a varías editoriales en 1989. Nadie estaba interesado.

Pero eso no fue un problema para Hillenburg, que ese mismo año decidió que quería volver al Instituto de Artes de California para estudiar animación experimental. Las habilidades que adquirió allí le ayudarían a conseguir trabajo en Nickelodeon, trabajando en los guiones gráficos de la serie infantil Rocko's Modern Life. Ahí es donde los responsables de la empresa de dibujos animados descubriría el cómic de las historias submarinas.

"Uno de los muchachos lo vio y dijo: 'Deberías hacer tu propia serie'", explicaba Hillenburg en una entrevista con The Guardian en 2016.

Así que el hombre comenzó con un lluvia de ideas. Quería una vibra Tiki, inspirada por una reciente visita a Tahití y un amor por Hawai, según reveló al diario británico. Comenzó a dibujar un nuevo personaje de esponja, con una forma más amorfa y con extremidades regordetas. "Pensé que encajaba perfectamente con la imagen de nerd inocente y con la idea de un personaje atrapado para siempre entre un niño y un hombre", recalcó.

El resultado fue Sponge Boy, el nombre que le puso al personaje del primer programa que se emitió por Nickelodeon en 1996.

"¿Quién es Sponge Boy? ¡Sponge Boy es nuestro héroe! Es un hombre soltero que vive en una piña completamente amueblada, de dos habitaciones… Tiene un extraño amor por su trabajo en 'The Crusty Crab', un restaurante de comida rápida. De hecho, está tan orgulloso de su uniforme que ni siquiera se lo saca cuando se baña. Su gran sueño es hacerse con el codiciado premio de 'Empleado del Mes', pero es algo que siempre se le resiste", escribió el creador en esa época.

Sponge Boy se convertiría en Bob Esponja después de que Hillenburg descubriera que una compañía de fregonas ya tenía los derechos de autor de "SpongeBoy" para su producto.

Bob Esponja es querido por su ingenuidad y por el humor que gira en torno a las aventuras de este personaje, en vez de hacer bromas sucias o crueles. La tolerancia y la diversidad han sido los temas principales durante mucho tiempo, ya que Bob Esponja está ansioso por hacerse amigo de prácticamente todas las criaturas vivientes con las que se encuentra. El optimismo de este personaje, según Hillenburg, pretende "transformar la forma en la que el público mira las cosas, ayudándoles a encontrar la ironía incluso en los detalles más aburridos de la vida".

Pero la misión que originalmente llevó a Hillenburg al Instituto Marino del Condado de Orange (querer educar a los jóvenes sobre la conservación de los océanos y su belleza y todas sus infinitas curiosidades) nunca estuvo muy lejos.

Tal y como le dijo a The Washington Post en 2009, justo antes del lanzamiento de un documental sobre este personaje, "la gente tiene que unirse y darse cuenta de lo importante que son nuestros océanos. Espero que el público se dé cuenta de que esta animación está inspirada en algo precioso y que deberíamos apreciarlo. Espero que si ves Bob Esponja, el plancton, los cangrejos y las estrellas de mar, querrás cuidar nuestros océanos".