Seis hoteles dirigidos al mercado “millennial” que cualquiera puede disfrutar

En el Radisson RED no encontrarás papel en la habitación, salvo en el baño (The Washington Post / Cortesía de Radisson RED)
En el Radisson RED no encontrarás papel en la habitación, salvo en el baño (The Washington Post / Cortesía de Radisson RED)

Los hoteles están cambiando su mentalidad a la hora de desarrollar nuevas propiedades que buscan atender a las generaciones más jóvenes, las cuales acostumbran a ser expertas en nuevas tecnologías.

Tanto las nuevas marcas como las convencionales están haciendo movimientos para impulsar las interacciones a través de las aplicaciones, el co-working y los espacios sociales. Pero no hace falta llamarlos "hoteles millennial". Mientras que muchos de los beneficios y servicios están inspirados en la investigación de ese grupo social, lo cierto es que estos hoteles tienen como objetivo atraer a los huéspedes de todas las edades.

Scott Greenberg, presidente y director ejecutivo de Smashotels, una compañía de gestión hotelera cerca de Chicago y dueño y fundador del hotel EMC2, una elegante y nueva instalación ambientadas en el arte y la ciencia, está convencido de que desarrollando un hotel pensado en sus tres hijos, que están en edades millennials, las generaciones anteriores también se sentirán a gusto.

"Si atraemos a jóvenes, los viejos aparecerán, pero si construyes un hotel para ancianos, los jóvenes nunca se presentarán", apunta Greenberg.

Rose Anderson, vicepresidenta de marca global e innovación de Carlson Rezidor Hotel Group, propietaria de Radisson Red, asegura que está menos interesada en enfocarse en una generación en particular y más con una mentalidad.

Las propiedades de Residence Inn acogen eventos de “food truck”, con aperitivos, postres y cervezas “premium” (The Washington Post/Cortesía de Residence Inn)
Las propiedades de Residence Inn acogen eventos de “food truck”, con aperitivos, postres y cervezas “premium” (The Washington Post/Cortesía de Residence Inn)

"No se trata tanto de la edad, sino más bien de los comportamientos que han estado ligados a los millennials: muy sociales, en línea, conectados y dirigidos a este grupo", comenta Anderson.

Incluso las marcas como Residence Inn están realizando estudios de mercado para descubrir lo que quieren los millennials.

"No querrás perder a algunos de tus clientes para atraer a otros clientes", asegura Diane Mayer, vicepresidenta y gerente global de marcas de Residence Inn, TownePlace Suites, Protea y Marriott Executive Apartments. "Así que, si puedes encontrar cosas que tal vez sean para millennials, pero con un atractivo universal, entonces ese será el santo grial", agrega.

Mientras que los servicios como el Wi-Fi gratuito son prácticamente un hecho en los hoteles que buscan atraer audiencias más jóvenes, aquí hay algunas modas a tener en cuenta para tu próxima escapada (seas o no un millennial).

Aspiraciones para aparecer en Instagram: había una época en la que el diseño de las habitaciones era bastante normal y sin personalidad. Muchos desarrolladores ahora saben que una pieza de arte no solo tiene el potencial de atraer a un invitado, sino que tiene el potencial de atraer a todos los que le siguen a través de sus redes sociales.

"Desde el punto de vista del diseño y el arte, tenemos un montón de piezas muy atrevidas perfectas para aparecer en el fondo de las fotos de la gente que se haga selfies y lo compartan en Internet", apunta Anderson, de Radisson RED, que tiene ubicaciones en Minneapolis, Bruselas, Ciudad del Cabo, Sudáfrica y Campinas (Brasil).

“The Albert”, el restaurante del Hotel EMC2, situado en Chicago, está lleno de libros y microscopios antiguos, además de espectaculares piezas de arte (The Washington Post/Cortesía de Hotel EMC2)
“The Albert”, el restaurante del Hotel EMC2, situado en Chicago, está lleno de libros y microscopios antiguos, además de espectaculares piezas de arte (The Washington Post/Cortesía de Hotel EMC2)

El colorido y creativo diseño del hotel EMC2 es irresistiblemente compartible. El hotel está muy comprometido con el arte y la ciencia. Además, está repleto de libros de antaño, microscopios antiguos y ciertos guiños a mentes científicas y artísticas, como Albert Einstein (el restaurante se llama Albert) y Leonardo da Vinci ("uno de los patrones del hotel", según Greenberg). En las habitaciones, las fotogénicas duchas inspiradas en los laboratorios de los años veinte son la pieza central del espacio. Son translúcidas en tres lados (con una cortina opcional) mientras que los espejos tienen un efecto infinito y son irresistibles a los selfies.

Conectan a los huéspedes con los locales favoritos: en el Hyatt Centric, dirigido a los viajeros millennials y que cuenta con 15 franquicias (con planes de duplicar los hoteles en 2019), los empleados se animan a compartir sus locales favoritos con los huéspedes.

"No es únicamente el conserje el que tiene que dar recomendaciones. A nuestros empleados se les pregunta constantemente sobre las joyas ocultas y lo que recomendarían", señala Sandra Cordova Micek, vicepresidenta senior de marcas globales de Hyatt.

Además, el hotel pone guías locales muy originales en las habitaciones (también están publicadas en el sitio web del hotel), donde se destaca el arte y la comida local. Algunas propiedades, además, ofrecen tours por el área. En la ubicación de Magnificent Mile, en Chicago, por ejemplo, los huéspedes están invitados a recorrer el barrio y la cervecería, y un gerente del hotel acompaña a los huéspedes durante los paseos de la mañana.

Residence Inn se asoció con Under Armour Connected Fitness para ofrecer a sus huéspedes estadías más prolongadas en más de 700 propiedades con la aplicación MapMyFitness. "A mucha gente le gusta correr o caminar porque les ayuda a estar en el lugar donde están , aunque no lleguen a ser turistas", subraya Mayer.

En el aspecto social, las propiedades de Residence Inn tienen eventos tres noches a la semana, llamados Residence Inn Mix, que incluyen visitas de food trucks locales o fiestas con aperitivos, postres y cerveza premium (Goose Island, Stella Artois, Leffe, Shock Top y otros productos locales, dependiendo de la ubicación). También hay barbacoas, degustación y programas educativos que sirven para traer a algunos de los chefs de los restaurantes de la zona. Mayer comenta que esas ofertas fueron inspiradas gracias la investigación que llevó a cabo Residence Inn y que encontró que los millennials que viajaban por negocios buscaban algunos eventos sociales, que los conectaban con la ciudad donde se estaban quedando.

En definitiva, Greenberg lo tiene claro: "Los millennials quieren sentir que hay algo de valor, que alguien se preocupa por el cliente y que su dinero va a servir para algo".

MAS NOTICIAS