A medida que Airbnb enfoca su atención hacia América Latina, la compañía (a menudo combativa) está adoptando un enfoque inusual.  Le está dando a los gobiernos locales lo que quieren.

La compañía de renta de casas y apartamentos dijo que recaudará y remitirá los impuestos en Ciudad de México, el primer acuerdo de este tipo en América Latina.  Airbnb le proporcionará al gobierno el 3 por ciento de la ganancia generada de las reservas hechas en Ciudad de México.  Los hoteles allí también pagan un impuesto de alojamiento del 3 por ciento al gobierno local.  Airbnb dijo que tiene la intención de replicar este modelo fiscal en toda la región.

América Latina es ahora el mercado de más rápido crecimiento de Airbnb, superando así a Japón.  La empresa tiene 250,000 propiedades listadas en la región, que abarca México, América del Sur y partes del Caribe, incluyendo a Cuba.  Airbnb dijo que las reservaciones en América Latina han aumentado en 148 por ciento el pasado año.  La compañía privada se negó a revelar sus ingresos.

Ofertas de alojamiento en Miami Beach de Airbnb
Ofertas de alojamiento en Miami Beach de Airbnb

Airbnb está tomando un camino cordial con los funcionarios públicos antes de que llegar a conflictos mayores.  Aunque acordó reportar impuestos a nombre de los anfitriones en Nueva York, San Francisco y otras ciudades, la compañía solo lo hizo después de una larga batalla con oficiales locales, incluso en corte.  Este mes, Airbnb llegó a un acuerdo tras una demanda de la ciudad de San Francisco y acordó registrar a los anfitriones de Nueva York en una base de datos estatal.  Sin embargo, la compañía sigue luchando contra funcionarios de Barcelona, Miami, el sur de California y otros lugares en temas relacionados con la vivienda.

Chris Lehane, el director de políticas de Airbnb, dijo que la compañía planea tomar un enfoque amistoso en toda Latinoamérica.  Actualmente está discutiendo acuerdos similares a los de Ciudad de México con los gobiernos de Buenos Aires y Sao Paulo.  "Este es solo el comienzo", dijo.  "Estamos preparados para ser flexibles y experimentar".

Airbnb tiene grandes planes para Latinoamérica.  Esta espera duplicar el personas allí para finales de año y abrir oficinas en Argentina, Brasil y México.  La plantilla probablemente se cuadruplicará a 120 personas en los próximos dos años, dijo Airbnb.  Estos planes le hacen eco a los de Uber Technologies, la única compañía novel en Estados Unidos con más valor que Airbnb.  La compañía de viajes le dedicó a la región una cantidad de recursos considerables luego que perdieran más de $2 mil millones de dólares en China y le vendieran su negocio allá a un contendor local.  Airbnb todavía está tratando de encontrar una forma de entrar a China.

Al igual que Uber, Airbnb enfrenta competencia por todas partes, incluyendo América Latina.  Muchos brasileños confían en la compañía local Hotel Urbano, la que es respaldada por, al menos, $130 millones de dólares del gigante de las reservaciones en línea Priceline Group, entre otros, de acuerdo a un estudio realizado por la firma CB Insights.  Expedia es dueño de AlugueTemporada, empresa que opera un servicio similar pero lista solamente a 30,000 hogares en Latinoamérica.

Para ganarle a las compañías locales, Airbnb necesitará navegar las complejidades de la infraestructura de pagos de la región.  Alrededor de la mitad de las personas en América Latina y el Caribe tienen cuentas bancarias, según datos del Banco Mundial.  Una cantidad menor tienen tarjetas de crédito o débito, método estándar para reservar en Airbnb alrededor de todo el mundo.  Los métodos de pago varían mucho de un país a otro, dijo Faquiry Díaz Cara, directora ejecutiva de Tres Mares Gruop, una empresa de riesgo que invierte en empresas noveles en América Latina.  "Airbnb necesitará conectar sus rieles con los ecosistemas de pagos locales para tener éxito", dijo.

En Brasil, Airbnb le permite a los clientes pagar sus estancias en Boleto Bancário, un método de pago que se ofrece en los bancos locales, en las tiendas de lotería y oficinas de correo.  Después de hacer una reservación en Airbnb, los huéspedes reciben un código que presentan junto con el pago en un lugar que acepta el boleto.  La institución le paga a Airbnb.  El boleto se volvió popular durante la recesión en Brasil.  Airbnb está experimentando con formas de acomodar otros sistemas de pago únicos en países de Latinoamérica, dijo Lehane.  "Tenemos que averiguar cómo nuestro producto puede ser consistente con la forma en que las personas están acostumbradas a trabajar".

LEA MÁS: