Los abogados del periodista venezolano y preso político Roland Carreño confirmaron que dio positivo por COVID-19

El comunicador sufrió una crisis de hipertensión por lo que fue trasladado de urgencia a un hospital. Estados Unidos exigió la liberación del opositor quien trabajaba en el equipo del presidente interino Juan Guaidó

Roland Carreño, opositor venezolano
Roland Carreño, opositor venezolano

El periodista y preso político Roland Carreño fue trasladado de urgencia en la noche del lunes a un hospital en Caracas para ser atendido tras una crisis hipertensiva.

El comunicador, quien ha estado encarcelado por el régimen de Nicolás Maduro, presentó dificultad para respirar, fiebre y malestar general, por lo que fue llevado de emergencia hacia un centro clínico donde se le realizaron pruebas para determinar si se trataba de COVID-19.

Su abogada, Ana Leonor Acosta, confirmó minutos más tarde que el periodista venezolano dio positivo a la prueba de coronavirus luego de haber sido llevado desde la sede de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en Maripérez hacia el Hospital de Clínicas Caracas.

Se confirma diagnóstico de #Covid al periodista Roland Carreño”, publicó Acosta en su cuenta de Twitter.

Tweet de la abogada de Roland Carreño, confirmando que dio positivo por COVID-19
Tweet de la abogada de Roland Carreño, confirmando que dio positivo por COVID-19

“El traslado se hace bajo la responsabilidad del director del DIP. El tribunal nunca se pronunció por el derecho a la salud de Roland”, escribió, otra de sus abogadas, María Alejandra Poleo en su cuenta de Twitter.

En julio, el representante diplomático de EEUU para Venezuela, James Story pidió la liberación de Carreño, que también es colaborador del partido Voluntad Popular que fundó Leopoldo López.

Hoy, Roland Carreño cumple 9 meses de detención injusta. Un Gobierno democrático respeta e incluye a la prensa, no busca intimidarla y mucho menos encarcelarla. Roland Carreño y muchos otros deben estar libres”, escribió Story en Twitter.

Carreño fue detenido “en flagrancia” cuando, supuestamente, portaba armas para “promover acciones violentas”. Su detención ocurrió a finales de octubre del año 2020.

Al periodista se le imputó la comisión de los delitos de financiamiento al terrorismo, conspiración contra la forma política y tráfico ilícito de armas de guerra. Posteriormente, su defensa informó que también fue acusado de “asociación para delinquir”.

Tanto el Ejecutivo chavista como el fiscal designado por la Constituyente ilegítima, Tarek William Saab, formularon que Carreño presuntamente incurrió en “acciones contra la paz de la nación”, una tesis expuesta en casos similares de persecución política en Venezuela.

“Quedó privado de libertad imputado de los delitos de Conspiración, Tráfico ilícito de armas de guerra y municiones y Financiamiento al Terrorismo”, informó en su momento uno de los abogados de Carreño.

Además, el fiscal general chavista, Tarek William Saab, ha asegurado que Carreño “es el principal” financista de Voluntad Popular y que al momento de su detención llevaba consigo 12.000 dólares en efectivo, mientras que hallaron en su celular conversaciones que daban cuenta del reparto de otros 60.000 dólares para actos de “conspiración”.

Según la información que tiene como base “actas policiales”, explicó el fiscal, al periodista también le decomisaron un maletín de su propiedad en el que había documentos que, subrayó, demuestran la financiación de acciones en contra del régimen de Nicolás Maduro.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR