Un caza Sukhoi Su-30MK2 en los colores de Venezuela
Un caza Sukhoi Su-30MK2 en los colores de Venezuela

Dos militares venezolanos murieron este miércoles al caer a tierra un avión caza de fabricación rusa, el segundo de su tipo que se accidenta en el país sudamericano en los últimos cuatro años, según ha reportado la agencia AFP.

La aeronave Sukhoi Su-30 MK2 “se precipitó a tierra ocasionando el fallecimiento” del general de brigada Virgilio Márquez, quien la pilotaba, y del capitán Nesmar Salazar, informó la Fuerza Armada venezolana en un comunicado.

El accidente se produjo en la tarde después de que los uniformados despegaron de una base en el estado Guárico (centro) hacia un destacamento en el este del país, detalló el reporte.

La aviación venezolana ya había perdido en septiembre de 2015 un Su-30 durante una operación para interceptar una supuesta aeronave ilegal en la frontera con Colombia. En el siniestro fallecieron dos capitanes y la nave quedó “totalmente destruida”.

Venezuela ha recibido 24 de estas poderosas aeronaves de fabricación rusa, y al momento se cree que ha perdido dos en accidentes
Venezuela ha recibido 24 de estas poderosas aeronaves de fabricación rusa, y al momento se cree que ha perdido dos en accidentes

El dictador Nicolás Maduro lamentó la muerte de Márquez y Salazar y ordenó la conformación de una junta para investigar el hecho.

“Hoy la Aviación está de duelo porque hay dos víctimas más de la corrupción y el desacierto en la Fuerza Armada”, denunció por su parte en Twitter el líder opositor y presidente interino venezolano, Juan Guaidó, reconocido como mandatario encargado por medio centenar de países, preguntando “¿cuántos oficiales muertos suman las fallas de mantenimiento?”.

Venezuela y Rusia han suscrito acuerdos de cooperación en el ámbito militar desde el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), que incluyen la venta y mantenimiento de equipos por miles de millones de dólares.

En marzo pasado, Moscú, principal aliado internacional de Maduro junto a China y Cuba, envió al país petrolero dos aviones con unos 100 soldados y equipos.

En tanto, el 5 de octubre el gobernante venezolano anunció la renovación de contratos de “apoyo y asesoría” en materia militar y energética, que prevén la participación de empresas rusas en territorio venezolano.

Los “Sukhoi”

Recurrente muletilla del propio Chávez, que alardeaba de las capacidades de las aeronaves a las que llamaba simplemente “los Sukhoi” , los cazas de superioridad aérea Su-30MK2 se convirtieron en un símbolo del poder de las FANB y de la presencia rusa en la región. Y, de hecho, no hay nada igual a ellos en América Latina.

El Su-30Mk2 venezolano está basado en la familia de cazabombarderos rusos surgida del Su-27 Flanker, un desarrollo de finales de la Guerra Fría
El Su-30Mk2 venezolano está basado en la familia de cazabombarderos rusos surgida del Su-27 Flanker, un desarrollo de finales de la Guerra Fría

Pero la crisis también ha afectado el mantenimiento de estas naves y el entrenamiento de sus pilotos, por lo que la brecha entre las unidades en el papel y las que se encuentran operativas es grande.

“Es muy difícil saber cuántos están en condiciones, pero históricamente han tenido una tasa de operatividad muy baja”, explicó el analista internacional y experto en defensa en América Latina Andrei Serbin Pont a Infobae en un artículo publicado anteriormente. “Cada vez hemos visto menor disponibilidad, y en 2016 deberían haber mandado a Rusia a los aviones para reacondicionar y no lo hicieron. En el contexto de una crisis interna y ante la salida de personal, es posible que se concentren en unos pocos aviones y pilotos entrenados”, agregó.

En concreto los aviones adquiridos por el régimen son conocidos como Su-30 MKV, gama adaptada a las necesidades Venezuela del Su-30 MK2, que es a su vez una versión de exportación del Su-30 ruso.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: