Maria Corina Machado (Reuters)
Maria Corina Machado (Reuters)

Opositores del régimen de Maduro reaccionaron este lunes a la decisión del presidente Donald Trump de imponer el bloqueo total a los bienes estatales de la dictadura de Venezuela en territorio estadounidense, en un nuevo paso en el intento de deponer al dictador.

Una de las primeras en comentar la medida fue la líder opositora María Corina Machado.

"EEUU actúa a favor del pueblo venezolano que tiene hambre de Libertad", afirmó la coordinadora del partido Vente Venezuela. "Occidente no va a tolerar un estado criminal y depredador en el corazón de este hemisferio".

"Al pueblo lo que le afecta y mata es que Maduro se quede", agregó Machado.

Por su parte, el senador estadounidense Marco Rubio, uno de los críticos más feroces de la dictadura chavista, celebró que a partir de ahora "Estados Unidos impondrá legítimamente sanciones a cualquier persona o empresa en el mundo que haga negocios con cualquier miembro del régimen de Maduro".

El embajador venezolano en Estados Unidos, Carlos Vecchio, dijo que Maduro es "el único responsable de esta escalada de presión". "Maduro debe salir, es su única opción", concluyó.

"¿Tienes negocios con el régimen? Preocúpate", dijo por su parte Freddy Guevara.

Según el opositor, la medida estadounidense envía un mensaje claro: "la decisión de la comunidad internacional, y particularmente de nuestro principal aliado y primera potencia del mundo los EEUU, es irreversible. Maduro saldrá del poder".

El procurador Especial de Venezuela, Jose I. Hernandez,también hizo un análisis de la medida y destacó que "la orden no afecta operaciones entre privados" y es "indispensable para acelerar la transición democrática y proteger los activos del Estado".

"No es es un embargo en contra de Venezuela: es un embargo en contra del régimen de Maduro. Por ello, la Orden no afecta operaciones entre privados. Además, se aclara que los temas de alimentos, salud y humanitarios no tienen ninguna restricción", escribió en Twitter.

The Wall Street Journal indicó que es la primera vez que Washington aplica esta medida contra un gobierno del Hemisferio Occidental en más de 30 años, y que impone a Caracas restricciones similares a las aplicadas a Corea del Norte, Irán, Siria y Cuba.

Estados Unidos encabeza la presión internacional para propiciar la salida de Maduro, cuyo segundo mandato iniciado en enero considera resultado de elecciones fraudulentas.

Y desde la Casa Blanca, ha impuesto una batería de sanciones en los últimos dos años contra el régimen de Maduro, entre ellas una restricción para el crudo de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Por el momento no hubo reacciones por parte del régimen chavista. No obstante, Maduro dijo el viernes que "¡A Venezuela no la bloquea nadie!",  después que se difundieran rumores sobre un embargo al país sudamericano.

El bloqueo anunciado el lunes afecta "todos los bienes e intereses en propiedad del gobierno de Venezuela en Estados Unidos", activos que ahora "están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o manejados", señala la orden.

La medida también prohíbe transacciones con las autoridades venezolanas cuyos activos estén bloqueados.

Veta asimismo el otorgamiento o recepción de "cualquier contribución o provisión de fondos, bienes o servicios por o para el beneficio de cualquier persona cuyas propiedades e intereses estén bloqueados bajo esta orden".

La serie de sanciones que Estados Unidos aplica contra Caracas comenzó en 2014 durante el gobierno de Barack Obama con una ley que impuso penalidades contra personas responsables de violaciones a los derechos humanos.

En julio de 2017, ya bajo el gobierno de Donald Trump, el Tesoro sancionó a Maduro, un día después de la celebración de elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente con miras a imponer "un régimen autoritario", según dijo.

Tras el inicio del segundo mandato de Maduro el 10 de enero, Estados Unidos impuso sanciones contra PDVSA, que exportaba diariamente 500.000 barriles de petróleo ultra pesado a Estados Unidos, donde operaba Citgo, una filial de la petrolera estatal venezolana cuyas cuentas quedaron bloqueadas para entregarle el mando de sus finanzas a Guaidó.

Actualmente las sanciones afectan a Maduro y sus allegados, al canciller, a altos mandos militares y tocan sectores clave de la economía como el sistema financiero, el sector del oro y también a navieras que hayan transportado crudo venezolano.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: