Un miembro de la Guardia Nacional Bolivariana se une a los manifestantes de la oposición durante las protestas en Caracas. (Reuters)
Un miembro de la Guardia Nacional Bolivariana se une a los manifestantes de la oposición durante las protestas en Caracas. (Reuters)

La represión de las fuerzas del régimen de Nicolás Maduro contra los manifestantes que este martes se levantaron contra la dictadura chavista dejaron un muerto y más de medio centenar de personas heridas, entre ellos un coronel de la Guardia Nacional que recibió un disparo de arma de fuego en el cuello.

Durante una manifestación en la localidad central de La Victoria, estado Aragua, murió el opositor Samuel Méndez, de 24 años, confirmó a la AP el activista de derechos humanos Inti Rodríguez, miembro de la organización humanitaria Provea. Méndez falleció tras recibir dos disparos de arma de fuego en el abdomen y la columna cuando miembros de la policía reprimían una protesta antigubernamental, precisó el médico Jhander Delgado.

Las autoridades del municipio capitalino de Chacao indicaron por la tarde que en su registro de salud había al menos 78 heridos y destacó 48 por balas de goma, tres por disparo de arma de fuego, 21 por traumatismos y tres por problemas respiratorios.

Por su parte, el Observatorio de Conflictos dijo que había al menos 109 heridos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos confirmó las cifras y agregó que había al menos 25 detenidos.

Posteriormente, el vicepresidente de la organización Foro Penal, Gonzalo Himiob, aseguró que hasta las 23.00 (hora local) se habían contabilizado 119 detenciones, 11 de ellas de adolescentes.

La rebelión liderada por Guaidó ha sido hasta ahora el desafío más serio para el régimen de Maduro desde que el opositor, respaldado por Estados Unidos y decenas de países, se declaró presidente interino en enero tras acusar al gobierno de usurpar el poder por lograr la reelección en elecciones consideradas fraudulentas.

Los eventos comenzaron en la madrugada cuando Guaidó, flanqueado por efectivos de la guardia nacional y algunos vehículos blindados, difundió un video grabado cerca de la base aérea generalísimo Francisco de Miranda en el que convocó a civiles y otros miembros de las fuerzas armadas a unirse a la "Operación Libertad" para derrocar a Maduro.

Junto a él se encontraba Leopoldo López, su mentor político y el opositor más prominente de la nación, quien no había sido visto desde que fue detenido en 2014 y luego condenado por dirigir disturbios contra el gobierno. López dijo que había sido liberado de su arresto domiciliario por las fuerzas de seguridad que se habían adherido a una orden de Guaidó.

Juan Guaidó y Leopoldo Lopez en la base aérea “La Carlota” (@leopoldolopez)
Juan Guaidó y Leopoldo Lopez en la base aérea “La Carlota” (@leopoldolopez)

Horas después, el canciller chileno Roberto Ampuero anunció que López, su esposa Lilian Tintori y una hija ingresaron a la residencia de la misión diplomática en Caracas en calidad de huéspedes, aunque posteriormente se trasladó a la de España para pedir protección.

Tras la aparición de López y Guaidó temprano, ambos coordinaron acciones desde vehículos estacionados en un paso elevado de la carretera mientras las tropas leales a Maduro lanzaban gases lacrimógenos desde el interior de la base aérea.

(Reuters)
(Reuters)

En un mensaje a la nación durante la noche, Nicolás Maduro anunció que el alzamiento "ha sido derrotado" y aseguró que la base militar La Carlota "nunca estuvo tomada".

Luego de los enfrentamientos, Guaidó se marchó hacia la plaza Francia y ante miles de seguidores hizo un nuevo llamado a los militares a unirse al alzamiento. Tras sus declaraciones, él y López abandonaron la plaza e iniciaron un recorrido a pie hacia el oeste de la ciudad acompañados de algunos militares rebeldes y miles de manifestantes.

Más tarde, desde una ubicación no revelada, el presidente interino grabó un video en el que llamó a los manifestantes a volver a las calles mañana, 1 de mayo para mantener la presión sobre el régimen.

Un grupo más pequeño de manifestantes se quedó en la autopista tirando piedras y bombas incendiarias a los militares y a unas tanquetas y camiones cisterna de la Guardia Nacional que intentaban dispersar la protesta.

En medio del caos, un vehículo blindado condujo a toda velocidad hacia la multitud y atropelló a un manifestante que quedó tendido en el suelo, según imágenes que difundió el canal de internet TV Venezuela Noticias. Poco después se vio a los militares y las tanquetas, una de ellas incendiada, retroceder mientras los manifestantes tomaban parte de la autopista.

En las ciudades de Maracaibo, San Cristóbal, Valencia, Maracay, Barquisimeto y otras pequeñas localidades del centro de país se registraron manifestaciones antigubernamentales, reportaron medios locales.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: