(AP)
(AP)

El papa Francisco respondió al mensaje enviado por Nicolás Maduro con un detalle que llamó la atención y marca un contraste con respecto a su trato habitual con mandatarios del mundo: no lo trató de "presidente".

Hasta ahora, el líder católico ha evitado desconocer al líder chavista y no ha respaldado la proclamación del opositor Juan Guaidó como presidente interino. Asegura que un pronunciamiento de ese tipo "haría daño" y ha remarcado que su principal temor es "un derramamiento de sangre" en Venezuela.

Sin embargo, la carta revelada parcialmente este miércoles por el diario Corriere della Sera muestra que el trato cambió con respecto a las anteriores misivas enviadas por el Sumo Pontífice.

 

"Excelentísimo señor Nicolás Maduro Moros, Caracas" es el destinatario del mensaje que partió desde el Vaticano, reportó el periódico milanés, palabras que evitan mencionar algún cargo oficial.

Los antecedentes

Ese no es el protocolo habitual para la Santa Sede. Por ejemplo, en una carta de hace menos de un año dirigida a Mauricio Macri, añadió la línea "Presidente de la República Argentina" y comenzó su mensaje con un "Señor Presidente".

Incluso, al propio Maduro se había referido como presidente en una carta del 2014, cuando todavía estaba en vigor su mandato conseguido en las elecciones del 2013, y vencido en enero del presente año.

Carta del 2014, con la mención al cargo de Maduro
Carta del 2014, con la mención al cargo de Maduro

Por el momento, el Vaticano optó por no comentar lo que considera una "carta privada" de Francisco.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: