Las elecciones de concejales de este domingo no cuentan con la participación de la oposición venezolana, ya que se encuentra inhabilitada por el régimen de Nicolás  Maduro. Durante el transcurso de la jornada, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denunció que se violaron las normas electorales.

El bloque opositor denunció la presencia de puntos rojos del chavismo en las inmediaciones de algunos centros de votación.

"Una vez más el Consejo Nacional Electoral permite que puntos rojos, dispuestos por el oficialismo, se encuentren a pocos metros de los centros de votación. Lo cual, según los reglamentos, es ilegal", indicó la MUD a través de Twitter.

Los propios ciudadanos también denunciaron la asistencia que ofrece el régimen chavista a cambio de su voto.

En el estado de Zulia, Gervis Acosta declaró que se negó a aceptar el voto asistido y la bolsa de comida que le ofreció el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). "A mí nadie me va a comprar la conciencia con una bolsa", aseguró ante la prensa.

Los puntos rojos son centros instalados por el chavismo, generalmente a una distancia no mayor a los 200 metros con respecto a los puntos de votación, para ofrecer asistencia a los votantes a cambio de asegurarse su sufragio.

Al acreditar su voto a favor del chavismo, ese ciudadano obtiene una bolsa de alimentos.

La jornada electoral está marcada por una altísima abstención (REUTERS/Marco Bello)
La jornada electoral está marcada por una altísima abstención (REUTERS/Marco Bello)

Desde hace tiempo la oposición denuncia que se trata de uno de los tantos mecanismos de chantaje por parte del régimen de Maduro para cosechar votos.

La jornada de este domingo es el último eslabón de una cadena de elecciones convocadas por la oficialista Asamblea Constituyente, que en la práctica desplazó al Parlamento, único poder que controla la oposición.

Surgida entre protestas opositoras que dejaron unos 125 muertos en 2017, la Constituyente llamó a elegir alcaldes, gobernadores y presidente con nuevas reglas, saltándose los plazos estipulados, con arrolladores triunfos del PSUV.

Los cuatro mayores partidos opositores se negaron a participar en las elecciones presidenciales del 20 de mayo, al tildarlas de fraudulentas, por lo que terminaron inhabilitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

MÁS SOBRE ESTE TEMA: