Laura Saravia (a la derecha de la imagen) nació en la Argentina, pero está radicada desde hace años en Londres, donde creó su productora de televisión (Twitter)
Laura Saravia (a la derecha de la imagen) nació en la Argentina, pero está radicada desde hace años en Londres, donde creó su productora de televisión (Twitter)

El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) del régimen venezolano detuvo en la mañana de este viernes a tres periodistas de origen británico que realizaban una cobertura en la frontera con Colombia.

Se trata de la productora Laura Saravia, nacida en la Argentina y radicada en el Reino Unido, que se encontraba con dos colegas ingleses en el municipio de Guajira, en Zulia, en el límite norte con el país vecino, foco del constante y dramático éxodo que se vive en Venezuela.

De acuerdo con la información recogida por Infobae, junto con Saravia se encontraban otros dos reporteros, Dan Rivers y Barney Green. Las Cancillería británica y la embajada del Reino Unido en Caracas trabajan contra reloj para que el Sebin explique por qué los detuvo y los libere de inmediato.

La Cancillería argentina confirmó que la periodista argentina "ha sido retenida y se encuentra a disposición de las autoridades venezolanas correspondientes", y sostuvo que "está realizando las gestiones del caso para velar por la situación".

Al momento de la detención de los periodistas, sus elementos de trabajo (cámaras, ordenadores, micrófonos y teléfonos celulares) fueron secuestrados. Los reporteros fueron trasladados a la unidad del Sebin en Maracaibo.

De acuerdo con la ONG Espacio Público, los periodistas no habrían estado cubriendo la crisis migratoria, sino que habrían dedicado los dos días que estuvieron en Zulia a notas dedicadas al turismo. Esa organización, dedicada a la protección del derecho a la libre expresión, exigió la inmediata liberación de los periodistas en ejercicio de su profesión.

Los tres periodistas pertenecen a la cadena británica ITN (Independent Television News), y al momento de la detención intentaban regresar a territorio colombiano luego de dos días de trabajo en la frontera. En ese momento, cuando los oficiales aduaneros estaban por sellar sus pasaportes, fueron interceptados por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que los entregó al Sebin.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: