La oposición venezolana y el régimen de Maduro cerraron el diálogo en República Dominicana sin llegar a un acuerdo

La mesa de diálogo entre el gobierno y la oposición en República Dominicana
La mesa de diálogo entre el gobierno y la oposición en República Dominicana

El gobierno y la oposición de Venezuela cerraron este sábado sin acuerdos dos días de negociaciones en República Dominicana, aunque fijaron una nueva reunión para el 15 de diciembre, informó el presidente anfitrión, Danilo Medina.

"Gobierno y oposición declaran que se han producido significativos avances en la búsqueda de un acuerdo (…) El próximo 15 de diciembre celebraremos una nueva reunión de negociación, acá en Santo Domingo, con el objetivo de llegar a un acuerdo", señalaron las partes en un comunicado leído por Medina.

El texto destaca que en la ronda de diálogos iniciada el viernes se estableció "la firme voluntad" de alcanzar un pacto.

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento, de mayoría opositora), declaró al concluir la ronda de negociación que fueron dos días de profundo debate. "Hemos venido acá con una idea firme y central, para lograr más derechos para el pueblo venezolano y lograr que esta crisis que esta viviendo Venezuela pueda ser superada. Este proceso es difícil, fuerte, duro, de confrontación. Estamos acá porque estamos seguros de que habrá una ruta al futuro", dijo.

Asimismo, Borges apuntó que no excluyen todos los caminos de lucha para democratizar al país. "Hemos venido a negociar para que los venezolanos puedan darle, a través del voto, el cambio que quiere el país".

Por su parte, el ministro de Comunicación e Información y jefe de la delegación del régimen de Maduro, Jorge Rodríguez, señaló que llevó "su verdad" a la "ardua discusión" con representantes del sector opositor. Sin embargo, insistió en que "la verdadera ayuda debería venir del cese de los ataques a la economía de Venezuela".

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) demanda abrir un "canal humanitario" para alimentos y medicamentos, en severa escasez, y establecer condiciones "justas" para las elecciones presidenciales de 2018.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro, por su parte, exige a los dirigentes opositores abogar por el cese de las sanciones de Estados Unidos que prohíben a sus funcionarios y empresas negociar deuda de Venezuela y su estatal petrolera PDVSA.

El mandatario socialista busca renegociar la deuda externa, estimada en unos 150.000 millones de dólares. Venezuela y PDVSA han sido declaradas en default por grupos de tenedores de bonos y agencias de calificadoras de riesgo por atrasos en los pagos de esos títulos.

Con información de AFP

LEA MÁS:

Las figuras clave en los equipos negociadores del chavismo y la oposición en el diálogo en República Dominicana

El régimen venezolano detuvo a un primo de Rafael Ramírez, ex presidente de PDVSA enfrentado con Nicolás Maduro

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos