El presidente venezolano Nicolás Maduro, frente a unas semanas muy difíciles (Reuters)
El presidente venezolano Nicolás Maduro, frente a unas semanas muy difíciles (Reuters)

La agencia Fitch rebajó este martes su nota para la deuda de largo plazo de Venezuela a "default selectivo", por no haber realizado los pagos debidos por sus bonos soberanos.

En un comunicado, la agencia expresó que tomó la iniciativa de rebajar la nota porque "los tenedores de bonos no recibieron el pago de intereses sobre títulos de la deuda soberana de Venezuela" más allá del período de gracia.

De acuerdo con Fitch, esa deuda de largo plazo en denominación extranjera se encontraba con nota "C", que la agencia utiliza para bonos de "excepcional riesgo" y para los que "el default es inminente o inevitable", de acuerdo con sus propias definiciones operacionales.

En la víspera otra agencia de calificación, Standard & Poor's, también había señalado un "default selectivo", y este miércoles tanto Fitch como S&P situaron en esa misma situación a los papeles de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

La rebaja de las calificaciones ocurrió después de una reunión el lunes entre el gobierno y acreedores, a quienes no ofreció un plan concreto para renegociar la deuda soberana y de PDVSA, de unos 150.000 millones de dólares en total.

Aunque los acreedores salieron decepcionados de la cita, el gobierno la consideró un "rotundo éxito".

En tanto, en Nueva York, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), que agrupa a tenedores de deuda, acordó este martes seguir el jueves un análisis de si hubo un cese de pagos por el atraso de los 1.169 millones.

Un incumplimiento puede declararse por el gobierno, los grandes acreedores o las agencias calificadoras. Una evaluación negativa de ISDA accionaría el pago de los seguros CDS (Credit Default Swaps).

Con reservas internacionales de 9.681 millones de dólares, Venezuela debe pagar en lo que resta del año unos 1.470 millones de dólares y en 2018 más de 8.000 millones.

(Con información de AFP)

LEA MÁS: