Un virus 96% parecido al COVID-19 fue hallado hace 8 años en una mina infestada de murciélagos de China

En agosto de 2012 un grupo de científicos viajó al sudoeste chino para estudiar una nueva y misteriosa enfermedad letal que surgió en una mina abandonada. Hoy, ocho años después, descubrieron que las semejanzas con el SARS-CoV-2 son sorprendentes

Un grupo de murciélagos de cabeza gris en las afueras de Bangkok (REUTERS/Sukree Sukplang)
Un grupo de murciélagos de cabeza gris en las afueras de Bangkok (REUTERS/Sukree Sukplang)

Según una investigación, un grupo de científicos encontró hace siete años un virus 96% idéntico al coronavirus SARS-CoV-2 que causa la enfermedad COVID-19. ¿Dónde? En una mina de cobre abandonada e infestada de murciélagos en Mojiang, al oeste de China, que fue hogar de un coronavirus que dejó a seis hombres adultos enfermos de neumonía y tres de ellos muertos.

Los científicos en su momento, agosto de 2012, tomaron muestras de las heces de los murciélagos, las encontraron en el piso de la cueva y las almacenaron en un laboratorio a 1.600 kilómetros de distancia en Wuhan durante años, mientras las estudiaban.

Y en diciembre pasado, Wuhan se convirtió en el nido de una pandemia mundial de coronavirus que ahora ha infectado a más de 11.3 millones de personas y ha matado a 531.000.

Ese virus, llamado RaBtCoV/4991 en ese momento, ahora parece ser el pariente más cercano al SARS-CoV-2, según pudo determinar el estudio del Sunday Times.

El hallazgo del virus similar al SARS-CoV-2 fue en agosto de 2012 en una mina abandonada china infestada con murciélagos
El hallazgo del virus similar al SARS-CoV-2 fue en agosto de 2012 en una mina abandonada china infestada con murciélagos

Pero los investigadores chinos no parecen haber sido comunicativos sobre el hecho de que encontraron un virus tan similar hace casi una década en 2012, y especialmente porque mató a tres hombres cuando fue descubierto.

Según los informes, el virus ha aparecido en solo un artículo científico ampliamente disponible y eso no menciona el hecho de que había causado neumonía mortal en humanos.

El descubrimiento de que un virus muy similar a COVID-19 circulaba en murciélagos en Mojiang, en donde la mitad de los murciélagos probados en la mina portaban al menos un tipo de coronavirus, ha generado dudas sobre la verdadera fuente de SARS-CoV-2.

Ilustración creada en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del SARS-CoV-2 (Alissa Eckert, MS; Dan Higgins, MAM/CDC/REUTERS)
Ilustración creada en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del SARS-CoV-2 (Alissa Eckert, MS; Dan Higgins, MAM/CDC/REUTERS)

La historia oficial, hasta el momento, es que el virus SARS-CoV-2 saltó de un animal -que se cree que es un pangolín- a humanos en el mercado de mariscos Hunan en la ciudad de Wuhan.

A partir de allí, se extendió por toda la población en la ciudad densamente poblada,que cuenta con más de 11 millones de habitantes y que es un centro de transporte, y luego en trenes y aviones se expandió a todo el mundo en cuestión de semanas.

Pero podría haberse extendido a otros lugares primero, e incluso las autoridades chinas han admitido desde entonces que el mercado fue una “víctima” de la epidemia en lugar de su origen.

Para el doctor Peter Daszak, experto británico en enfermedades animales, de acuerdo a lo que le dijo a The Sunday Times, que el nuevo coronavirus “no surgió en el mercado, apareció en otro lugar”.

Los investigadores descubrieron que la mitad de los murciélagos probados en la mina portaban al menos un tipo de coronavirus
Los investigadores descubrieron que la mitad de los murciélagos probados en la mina portaban al menos un tipo de coronavirus

Además, sugirió que ya se estaba extendiendo en algún lugar alrededor de la mina en la zona rural de Mojiang y luego estalló en Wuhan.

Una suposición justa es que se derramó en animales en el sur de China y luego se envió a través de personas infectadas o animales asociados con el comercio a Wuhan”, advirtió.

El virus RaBtCoV/4991 parece haber causado una enfermedad que suena extremadamente similar a COVID-19, y tiene un código genético del 96,2% que coincide con él.

Resurge la polémica respecto a dónde y cómo surgió el virus SARS-CoV-2 (Infografía: Marcelo Regalado)
Resurge la polémica respecto a dónde y cómo surgió el virus SARS-CoV-2 (Infografía: Marcelo Regalado)

Los seis hombres que enfermaron con el virus en 2012 lo hicieron después de ser asignados a la mina para limpiar las heces de los murciélagos y aún no está claro exactamente cómo los infectó. Pero los hombres, que tenían entre 30 y 63 años, todos necesitaron tratamiento de cuidados intensivos en el hospital. Todos tenían fiebres altas, dolores corporales y tos, y cinco de ellos luchaban por respirar.

Todos son síntomas que coinciden con los causados por el virus SARS-CoV-2, y tras ser testeados resultaron negativos para todas las enfermedades tropicales en las que los médicos podían pensar, pero dos de ellos luego dieron positivo en muestras de sangre por haber sido infectados con SARS o un coronavirus similar al SARS.

Este nuevo hallazgo impulsa la teoría que sugiere el posible origen del virus COVID-19 en murciélagos salvajes en China.

SEGUÍ LEYENDO:

¿Por qué los coronavirus de los murciélagos son tan peligrosos?

Los murciélagos y su rol clave en el surgimiento de nuevas enfermedades virales

Una prestigiosa viróloga china advirtió de un posible virus ligado a los murciélagos casi un año antes de que se detectara el COVID-19, pero fue silenciada

MAS NOTICIAS