De un amarillo radiante y en bicicleta: así se la vio a Máxima en las calles de La Haya

Tras once semanas de confinamiento obligatorio, los Países Bajos están volviendo de a poco a la normalidad. Y en el marco de la apertura del Museo de Artes de La Haya, la reina consorte deslumbró a los presentes con un look fresco y alegre

La reina Máxima visito el Museo de Arte de la Haya (AFP)
La reina Máxima visito el Museo de Arte de la Haya (AFP)

Tras once semanas de aislamiento preventivo y obligatorio, los Países Bajos comenzaron a volver a la normalidad, con medidas de distanciamiento social. En este contexto, el martes de 2 junio se la pudo ver a la reina Máxima en bicicleta, con destino al Museo de Arte de la Haya, en el marco de su gran reapertura. De un amarillo radiante y alegre, su look se adecuó a la ocasión.

Máxima sorprendió a los presentes al arribar al museo en bicicleta con un outfit compuesto por una camisa de lino suelta abotonada en color amarillo combinada con elegantes pantalones también de este color. En la cintura llevaba un cinturón de cuero marrón. Para acompañar este atuendo la reina lució un par de gafas de sol oscuras con aros amarillos gruesos y en el canasto de la bicicleta llevaba un clutch de cuero con estampado de camuflaje combinado con un intrincado brazalete de oro y un anillo de oro a juego.

De acuerdo a la asesora de imagen Laura Malpeli de Jordaan, la reina Máxima optó por un atuendo sumamente funcional para el medio de transporte que eligió, compuesto por un pantalón y una túnica. De este modo, creó una columna de color con este atuendo de Max Mara que también da otra señal sobre su estilo: reciclar las prendas. “No es la primera vez que usa este atuendo, de hecho se lo vimos en el 2011 y en el 2013. Esto es un rasgo que la caracteriza a ella y a otras personalidades reales de la actualidad”.

Con un atuendo amarillo, la reina deslumbró a todos (AFP)
Con un atuendo amarillo, la reina deslumbró a todos (AFP)

En cuanto a la elección del color, la especialista en imagen aseguró que no fue al azar: “El amarillo es un color vibrante, energético, dinámico y en este sentido va de acuerdo a su personalidad. También se asocia al optimismo, a la luz del sol y es un buen mensaje considerando que se trata de la reapertura de un museo luego del aislamiento por el COVID-19”.

Por otro lado, para la asesora de imagen Gabriela Gurmandi, el look de la reina Máxima marca tendencia: “El pantalón por encima del tobillo es lo que se viene y es una muy buena elección para andar en bicicleta brindándole comodidad. Como complemento perfecto, las chatitas nude son ideales para un color tan llamativo. Ella se caracteriza por llevar siempre accesorios importantes. En esta ocasión optó por aros redondos a tono con el resto del look. Y para completar, el lazo en la cintura en un acierto marcando su figura, que si no lo tuviera se vería sin forma y muy recto”.

Por otro lado, para la asesora de imagen Path Sánchez, la elección de vestuario de Máxima es interesante, ya que tiene prendas de aires formales pero cómodas y descontracturadas, por el color y por las telas que son lánguidas, y el pantalón de caída evasé que facilita la movilidad: "Tiene la tendencia en el color, y la monocromía del look la estiliza. Las chatitas son del tono de su piel, por lo tanto no cortan y continúan al total look monocromático”.

De acuerdo al comunicado oficial de la corona durante su visita, la Reina Máxima habló con el personal del museo, incluidos los curadores y el personal. Dentro de los tópicos, los temas discutidos incluyeron las consecuencias en el campo dentro del mundo de los museos debido al cierre obligatorio previo. También discutieron la introducción de las pautas actuales para los museos, que están maximizando el número de visitantes, imponiendo reservas anticipadas obligatorias y estableciendo rutas fijas para caminar. Una pauta general para los visitantes es salir principalmente a nivel local, por lo que la Reina Máxima visitó un museo en su propia ciudad.

Después de sus conversaciones, la reina Máxima visitó la exposición Royal Blue, que se caracteriza por sus esculturas y obras de arte relacionadas a la vida militar, la vida en la ciudad de Ámsterdam y el retrato, en el que la expresión individual de las emociones es central. El interior original de Royal Blue se detuvo debido a la pandemia y aseguró que las obras maestras del extranjero no pudieron llegar. La exposición ha dejado espacio para objetos que aún no han llegado.

De acuerdo a las asesoras el look fue acertado para la ocasión (AFP)
De acuerdo a las asesoras el look fue acertado para la ocasión (AFP)

Luego de 11 semanas de encierro, restaurantes, cafeterías, teatros, salas de conciertos, museos y cines regresaron con estrictas medidas de distanciamiento social bajo la premisa de 1,5 metros entre personas.

SEGUÍ LEYENDO

En el día de su cumpleaños, Máxima sorprendió con una receta argentina: preparó alfajores de maicena

Elegante y cumpliendo con el distanciamiento social: qué hace la reina Máxima durante la pandemia