Coronavirus: por qué es importante no llevarse las manos a la cara

Las personas están en contacto con el mundo la mayor parte del tiempo a través de las manos. Un estudio demostró la frecuencia con la que se tocan el rostro. Claves para evitarlo

Son cada vez más las premisas que se saben acerca de la pandemia que atemoriza al mundo. En este contexto, se demostró que hay cuatro factores de contagio en juego: qué tanto te acercás a una persona, la cantidad de tiempo que estás cerca de la persona, si la persona expulsa gotas virales (o gotículas) sobre uno al hablar, toser o estornudar y cuánto las personas se tocan el rostro, fundamentalmente la boca, la nariz y los ojos.

Los seres humanos entramos en contacto con el mundo la mayor parte del tiempo a través de las manos. A través de ellas se toca y se aprende; se escribe, se come, se juega; se da afecto; y se manipula todo tipo de objetos. Esto también las convierte en las principales portadoras de gérmenes, que pueden causar enfermedades.

Similar a una cadena de contagio, cuando una persona tose con la mano deja en la superficie restos de ello. Luego viene otra persona y toca esa superficie llevándose las manos a los ojos. Esa cadena de eventos suele ser muy frecuente en los ámbitos cotidianos de las personas. Y en el caso del coronavirus, se transmite al tocar una superficie contaminada y luego cuando se lleva la mano a la cara. Por eso es importante el frecuente lavado correcto de manos.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Según la Organización Mundial de la Salud, una correcta higiene de manos es fundamental en la prevención de enfermedades. Las manos constituyen una de las principales vías de transmisión de gérmenes, por ello, es de vital importancia conocer la manera adecuada de lavarse las manos.

Sin embargo, es uno de las acciones más repetidas. Y ante esta pandemia, hacerlo pone en riesgo la salud de muchos. De hecho, un estudio de la Universidad de Nuevas Gales del Sur reveló que una persona se toca la cara un 23% por hora, 2,6 por minuto. Los investigadores registraron la conducta de 26 estudiantes de Medicina en pos de concientizar acerca de la importancia de lavarse bien las manos cada vez que atendieran a un paciente. Cuatro de cada diez veces los dedos fueron a la boca, la nariz o los ojos.

En detalle, de todos los toques faciales, el 44% involucró contacto con una membrana mucosa, mientras que el 56% de contactos involucró áreas no mucosas. De los toques de membrana mucosa observados, el 36% involucraba la boca, el 31% involucraba la nariz, el 27% involucraba los ojos y el 6% era una combinación de estas regiones.

Imagen de archivo de un hombre lavándose las manos en un centro comercial en Ciudad Juárez, México. 22 de marzo, 2019. REUTERS/Jose Luis Gonzalez
Imagen de archivo de un hombre lavándose las manos en un centro comercial en Ciudad Juárez, México. 22 de marzo, 2019. REUTERS/Jose Luis Gonzalez

“Los virus se transmiten por gotas. Cuando esa gota es pesada, contamina toda la superficie. Puedo toser, contaminar la mano y de ahí el escritorio. Luego la persona sana toca esa superficie. Sin embargo, la piel es impermeable pero lo que es vital es que las personas no se toquen la parte de la cara que tiene mucosas, es decir la boca, la nariz y los ojos”, dijo a Infobae la médica infectóloga Cristina Freuler (MN 58098), jefa del departamento de medicina interna del Hospital Alemán.

En la actualidad, los médicos insisten en que las manos deben lavarse por al menos 20 segundos y también en la importancia de utilizar suficiente jabón para cubrir toda la superficie de las manos. Las recomendaciones se enfocan -además- en la necesidad de frotar las manos de diferentes maneras para que todas sus superficies queden limpias.

¿Cómo se puede evitar?

Una de las estrategias que tomaron mayor relevancia a raíz de esta pandemia fue la de utilizar la mano no dominante para manipular objetos como la billetera, el dinero, las manijas de las puertas, entre otras, ya que hay menores probabilidades de tocarse la cara con la no dominante. Sin embargo, la higiene de manos sigue siendo la estrategia acertada de prevención de la enfermedad que atemoriza el mundo ya que en un descuido, ambas manos pueden tocarse entre ellas o, de forma inconsciente y sin querer, llegar a tocar la cara, sea la persona zurda, diestra o ambidiestra.

¿Cómo higienizar correctamente las manos?

Un correcto lavado de manos debe realizarse con un desinfectante alcohólico cuando las manos no estén visiblemente sucias. El procedimiento debe durar entre 20 y 30 segundos. La manera de hacerlo es colocar el producto en la palma de la mano, y luego proceder a realizar la limpieza correctamente.

Desde la Sociedad Argentina de Pediatría, En ese sentido, desde la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) aseguran que el lavado de manos es la manera más efectiva de evitar la propagación de muchas enfermedades. Está claro que la promoción de este hábito es la intervención más económica y con mayor impacto en la salud pública de la población.

Y brindaron ocho consejos para un correcto lavado de manos:

– Mojarse las manos

– Aplicar suficiente jabón para cubrir todas las superficies de las manos

– Frotarse las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados

– Frotarse el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano opuesta, manteniendo unidos los dedos

– Frotarse la punta de los dedos, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa

– Enjuagar con agua corriente limpia

– Secarla con una toalla de un solo uso

– Utilizar la toalla para cerrar el grifo

SEGUÍ LEYENDO:

Las 10 recomendaciones de la OMS para prevenir el contagio del coronavirus

Cómo lavarse bien las manos y aplicarse alcohol en gel para eliminar el coronavirus

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos