Los cambios fueron anunciados el pasado mes de octubre (Foto: Your Design / Shutterstock.com)
Los cambios fueron anunciados el pasado mes de octubre (Foto: Your Design / Shutterstock.com)

Desarrolladores de software criticaron a Google porque dijeron que los cambios propuestos a su navegador Chrome podrían paralizar las extensiones para bloquear los anuncios y mejorar la seguridad.

Aunque los cambios, llamados Manifest v3, fueron propuestos por primera vez el año pasado, muchos desarrolladores comenzaron a notar, y hablar en contra, de los cambios para los bloqueadores de anuncios el mes pasado.

Google dijo que estaba revisando el plan para tratar de tranquilizar a los desarrolladores enojados.

Tras el anuncio varios desarrolladores de extensiones se quejaron (Foto: Archivo)
Tras el anuncio varios desarrolladores de extensiones se quejaron (Foto: Archivo)

"No es nuestro objetivo, ni  nunca lo ha sido, evitar o interrumpir el bloqueo de contenido", escribió Devlin Cronin, ingeniero de software del equipo de Chrome.

"Estamos comprometidos en preservar este ecosistema y garantizar que los usuarios puedan continuar personalizando el navegador Chrome para satisfacer sus necesidades. Esto incluye continuar soportando extensiones, incluídos bloqueadores de contenido, herramientas para desarrolladores, funciones de accesibilidad y otros más", añadió.

Estos cambios están diseñados para mejorar el rendimiento, la privacidad y la seguridad de las extensiones de Chrome. "Esto forma parte del proceso de diseño", dijo una portavoz de Google en un comunicado.

La compañía lanzó un comunicado para tranquilizar a los desarrolladores (Foto: Archivo)
La compañía lanzó un comunicado para tranquilizar a los desarrolladores (Foto: Archivo)

"Queremos asegurarnos de que todos los casos de uso fundamentales, incluídos los bloqueadores de contenido, sigan siendo posibles con estos cambios y trabajar con los desarrolladores de extensiones para poder garantizar que sus extensiones continúen funcionando mientras se optimiza la plataforma y se protege mejor a los usuarios", continuó el comunicado.

La controversia muestra las dificultades que surgen en el dominio de Chrome 10 años después de su debut. El navegador de Google representa el 62% del uso de sitios web en la actualidad, según la firma de análisis StatCounter.

Pero si un cambio en Google causa problemas, entonces los creadores de extensiones y los desarrolladores de sitios web pueden quedarse atrapados en ello a menos que puedan hacer que millones de personas cambien a un navegador diferente, como Mozilla Firefox o Apple Safari.

Chrome es uno de los navegadaores más usados por los internautas (Foto: Archivo)
Chrome es uno de los navegadaores más usados por los internautas (Foto: Archivo)

El poder de Chrome también aumenta por el hecho de que otros navegadores, incluídos Vivaldi, Opera, Brave y pronto Microsoft Edge, utilizan la base de código abierto de Chrome, llamada Chromium.

La publicación del ingeniero de software de Google Devlin Cronin, se produjo después de que uno de los fabricantes de bloqueadores de anuncios se opusiera a los cambios anunciados luego de publicara un estudio que decía que las extensiones sólo afectarían el rendimiento de Chrome en aproximadamente una décima de milisegundo.