El magnate chino Jack Ma se fue a vivir a Tokio hace seis meses por la mala relación con el régimen de Xi Jinping

El fundador de Alibaba, que sufrió represalias por sus críticas a la burocracia financiera del gigante asiático, optó por una vida discreta en los barrios más exclusivos de la capital japonesa

Jack Ma (Reuters)
Jack Ma (Reuters)

El multimillonario fundador de Alibaba, Jack Ma, ha estado viviendo en Tokio durante los últimos seis meses tras el deterioro de su relación con las autoridades de China y su desaparición de la vida pública en ese país, según publica el diario Financial Times (FT).

Ma ha permanecido en la capital nipona junto a su familia y en los últimos meses ha realizado también viajes a otras partes de Japón, además de visitas frecuentes a Estados Unidos e Israel, entre otros países, según dijeron fuentes próximas al magnate al FT.

El empresario chino ha mantenido un perfil muy bajo desde que cayera en desgracia con Beijing hacia finales de 2020, a raíz de sus críticas a la burocracia financiera del gigante asiático y de la frustrada salida a bolsa de su tecnofinanciera (‘fintech’) Ant Group.

Al fiasco de Ant Group se sumó la mayor multa antimonopolio de la historia de China, impuesta por Beijing a Alibaba en abril de 2021, por valor de 2.800 millones de dólares.

La ausencia de Ma de la vida pública en China ha coincidido con las nuevas restricciones aplicadas en el país en el marco de la política “COVID cero” en algunas de las principales ciudades del país, entre ellas Shanghai o Hangzhou, donde Alibaba tiene su sede y en la que el empresario posee también una casa.

Durante su estancia en Tokio, Ma también ha optado por la discreción y ha reducido su vida social a una serie de clubs privados en los exclusivos barrios de Ginza y Marunouchi, frecuentados por otros empresarios chinos residentes en Japón o que permanecen largas estancias en el país, según las antes citadas fuentes.

Un hombre con una máscara protectora, después de un brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), camina en el distrito de compras y ocio de Ginza en Tokio, Japón, el 2 de abril de 2020.    REUTERS/Issei Kato
Un hombre con una máscara protectora, después de un brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), camina en el distrito de compras y ocio de Ginza en Tokio, Japón, el 2 de abril de 2020. REUTERS/Issei Kato

Su presencia en Japón ha dado lugar a especulaciones sobre movimientos de Ma relacionados con Ant Group, cuyo control estaría planeando ceder el empresario chino, así como con Alibaba.

El gigante tecnológico nipón Softbank anunció de hecho una reducción de sus participaciones en Alibaba desde el 24,28 % hasta el 23,73 % entre abril y junio, una transacción que coincidió con la estancia de Ma en Tokio y que reportó a la firma nipona ganancias de 5,37 billones de yenes (37.130 millones de euros).

El propio Ma formó parte de la junta directiva de Softbank hasta mediados de 2020, mientras que el fundador y CEO del grupo japonés, Masayoshi Son, ocupó también un puesto en el consejo de administración de Alibaba hasta fechas similares.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR