Las preguntas sin respuesta por la extraña expulsión de Hu Jintao del XX Congreso del Partido Comunista chino

Las imágenes muestran cómo un guardia de seguridad intenta levantar por la fuerza al ex mandatario. Sin embargo, los voceros del régimen aseguran que el ex presidente “no se sentía bien”, a pesar de la evidente resistencia que pone el funcionario para ser retirado

El ex presidente chino fue escoltado a las afueras del recinto

La sesión de clausura del XX Congreso del Partido Comunista de China de este sábado ha estado marcada por una escena insólita: la salida bajo escolta del ex presidente del país Hu Jintao (2003-2013) en plena sesión, bajo la mirada del hombre a su lado que le ha sucedido en el poder y se encamina a un histórico tercer mandato consecutivo en la secretaría general del partido, Xi Jinping.

Las autoridades del régimen chino aseguran que el ex presidente “no se sentía bien”. Sin embargo, las imágenes muestran cómo un guardia de seguridad intenta levantar a Hu por la fuerza del asiento mientras el ex presidente se resiste. Finalmente, el veterano político de 79 años se pone en pie y dedica unas breves palabras a la espalda de Xi, quien se limita a asentir, antes de dar una palmada en el hombro al primer ministro, Li Keqiang, su antiguo protegido, y encaminarse a la salida entre los disparos de las cámaras de fotografía que están captando el momento.

Las interpretaciones de los expertos abarcan desde un acto público de purga hasta una salida forzada por “malestar”. El único punto en común es la humillación que representa para Hu la salida forzada de un lugar que se resistió a abandonar: la primera bancada del hemiciclo.

La inusual escena, que duró alrededor de un minuto al entrar los periodistas en la sala de plenos del Gran Palacio del Pueblo, supone la purga política de la facción del ex presidente chino, antecesor de Xi en el cargo.

El momento cuando Hu Jintao es informado por un escolta del régimen chino que debe abandonar el recinto
El momento cuando Hu Jintao es informado por un escolta del régimen chino que debe abandonar el recinto

También permite prever que ninguno de sus más cercanos, como el actual primer ministro, Li Keqiang, o Wang Yang, viceministro y que sonaba para sustituirle, seguirán en la cúpula de la formación.

Es muy llamativo que, en un evento de este tipo, en el que cada detalle es cuidado de manera muy meticulosa, la expulsión de Hu se haya dado justo después de que se habilitó la entrada de cámaras y periodistas al recinto.

Esto ha generado algunas especulaciones de que la escena se trate de un mensaje simbólico enviado por el líder del régimen chino, de que a partir ahora tras la realización del comité, Xi se impone como el líder absoluto de China, cortando los lazos con la “antigua” administración, a la que además criticó durante su discurso de apertura del congreso, la semana pasada.

“Había dentro del partido una falta de entendimiento claro, falta de medidas efectivas y una tendencia a la debilidad. La burocracia, el hedonismo y la extravagancia persistía en muchos lugares y departamentos”, dijo en el discurso de apertura del cónclave.

Te puede interesar: El momento en que Xi Jinping ordenó expulsar al ex jefe de Estado chino Hu Jintao con guardias de seguridad

Xi también sostuvo que “se encontraron casos chocantes de corrupción”, que “el crecimiento no estaba equilibrado ni era sostenible ni coordinado” y que algunas personas “ni siquiera tenían fe en el sistema socialista”.

Una purga televisada y sin acusaciones de por medio sería algo insólito en el PCCh actual, pero otros expertos están convencidos de que el suceso ha escenificado la laminación en directo de esta facción, a la que los expertos han definido como más liberal, pragmática y orientada al mercado.

Además, ya se sabe que en el nuevo Comité Central, el grupo de 205 miembros (más suplentes) que dirige el régimen, no figuran los más cercanos a Hu, como el actual primer ministro, Li Keqiang, o Wang Yang, vice primer ministro, quienes se retirarán de la vida política a sus 67 años.

De hecho, cuando abandonaba el recinto y al pasar por detrás de la primera fila en la que estaba sentada la cúpula de dirigentes, Hu tocó el hombro a Li, en un gesto que algunos interpretaron como de solidaridad por la pérdida de influencia en la formación.

Li, de 67 años, había avanzado en los últimos meses su jubilación y los expertos daban por sentado que pasaría a ocupar un segundo plano, por mucho que todavía estuviera a un año de la retirada obligatoria, una regla que no se aplica al secretario general del partido y el presidente del país, después de que él mismo eliminara el límite de mandatos y de edad para gobernar.

Hu Jintao, le dice algo a Xi Junping mientras es obligado a salir del Congreso del Partido Comunista Chino
Hu Jintao, le dice algo a Xi Junping mientras es obligado a salir del Congreso del Partido Comunista Chino

Junto a él se han quedado fuera otros veteranos del partido, como el presidente del Congreso Nacional del Pueblo, Li Zhanshu, de 72 años; el presidente de la Conferencia Política Consultiva, Wang Yang, de 67 años, y el vice primer ministro Han Zheng, de 68, confirma el ‘South China Morning Post’.

El saludo final entre Hu y el primer ministro Li ha recordado los vínculos que ambos mantuvieron en la Liga Juvenil del Partido Comunista, una organización convertida en germen de la élite política -- de la que Xi quedó excluido -- que acompañó al ex presidente durante su mandato, caracterizado en parte por cierto diálogo interno dentro de las facciones del partido.

Queda ahora por ver si Hu Chunghua, apodado “pequeño Hu” por su cercanía con el ex presidente, tiene opciones de entrar en el Comité Permanente del PCCh, aunque todo parece indicar que sus miembros serán todos aliados muy próximos a Xi.

“Hu Jintao ha representado una China muy diferente a la de Xi Jinping. Dirigió un liderazgo mucho más colectivo y tuvo que equilibrar varias facciones representadas en el Comité Permanente del Politburó. Los años de Hu fueron vistos como una época de apertura al mundo exterior y una mayor tolerancia a las nuevas ideas”, explica el analista y corresponsal de BBC en China, Stephen McDonnell.

Censura en las redes

Según CNN, las redes sociales chinas, enormemente controladas por el régimen, no se han hecho eco de este suceso, lo que se puede entender como un evidente blackout informativo y la propia emisión de la cadena estadounidense en el país fue “censurada en directo” cuando trataba lo sucedido.

Te puede interesar: Xi Jinping ordenó la expulsión del ex presidente Hu Jintao del Congreso del Partido Comunista chino

El sábado por la tarde, el nombre de “Hu Jintao” parecía censurado en la red social Weibo. equivalente a Twitter en China. Solo había informaciones de la víspera difundida por cuentas oficiales.

Las búsquedas relacionadas con el ex presidente chino en las redes sociales del país asiático mostraban hoy resultados antiguos apenas media hora después de que el ex dirigente fuera escoltado fuera del XX Congreso.

Hu Jintao, ex presidente de China
Hu Jintao, ex presidente de China

En Weibo, la publicación más reciente en la que se puede hallar el nombre del antiguo mandatario data del 18 de octubre, en la que una cuenta cita unas palabras del político sobre desarrollo económico.

Esta mención es la excepción, ya que la mayoría hace referencia a la presencia de Hu en la inauguración del cónclave político el pasado 16 de octubre, y tras esas referencias y la del 18, el nombre del dirigente no vuelve a aparecer en dicha red.

Mientras, la misma búsqueda en Baidu, el principal buscador del gigante asiático, arroja excepcionalmente como resultado más actual un artículo de este viernes sobre el Congreso publicado en una página web oficial, donde aparece su nombre en un pie de foto.

Todo lo contrario ocurrió en redes sociales occidentales como Twitter, donde las cuentas especializadas en información sobre China se llenaron de publicaciones en las que compartían los vídeos del momento de la salida de Hu Jintao del salón principal del Palacio del Pueblo.

También abundaron en esa plataforma las teorías y elucubraciones sobre lo sucedido, entre las que triunfa la tesis de que se ha tratado de una purga con escarnio público, aunque hay también quienes defienden que el ex presidente dejó el lugar por una posible indisposición.

(Con información de EFE y Europa Press)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR