Neftalí Bennett anunció que no se presentará a las próximas elecciones en Israel

Las tensiones hacia adentro de la coalición de gobierno sumado a la pérdida de la mayoría empujaron al primer ministro a dejarle su cargo a su partido aliado, Yair Lapid. Tras la disolución del parlamento el jueves, se prevé la celebracón de nuevos comicios entre octubre y noviembre

Neftalí Benet, el primer ministro de Israel (EFE/EPA/ABIR SULTAN / POOL/Archivo)
Neftalí Benet, el primer ministro de Israel (EFE/EPA/ABIR SULTAN / POOL/Archivo)

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, anunció ante los miembros de su partido, Yamina, que no va a presentarse a las próximas elecciones en el marco de la inminente disolución de la Knesset, el Parlamento israelí.

Bennett, quien entregará el cargo de primer ministro a su socio de coalición, Yair Lapid, será sustituido por Ayelet Shaked, su número dos en el partido, de cara a las elecciones que se preveé que se celebren entre octubre y noviembre y que sean las quintas en Israel en tres años, según destacó el diario The Times of Israel.

Hasta entonces, el Gobierno estará de forma interina y la transición entre los primeros ministros se oficializará mañana en una ceremonia formal.

“Aunque nuestras ideologías políticas no se alinean, le tengo un gran respeto”, señaló el ministro de Salud y líder del partido Meretz, Nitzan Horowitz, ante esta decisión, mientras que el líder de extrema derecha y ex miembro del partido de Bennett, Bezalel Smotrich dijo que “ha sido la ciudadanía que se ha cansado de él y lo ha echado”, tal y como recogió el diario Haaretz.

Una vista general del parlamento israelí (REUTERS/Ronen Zvulun)
Una vista general del parlamento israelí (REUTERS/Ronen Zvulun)

La retirada de Bennett se produce, además, ante la inminente disolución de la Knesset. Lapid, quien asumirá el mando, no tomará decisiones dramáticas en su nuevo gobierno, según fuentes de la cadena pública Kan, y compatibilizará su cargo con el actual ministro de Exteriores, además de conservar a la mayor parte de los asesores de Bennett.

El Parlamento israelí aprobó en primera lectura el proyecto de ley para su disolución el martes. Dicha votación se saldó con 53 votos a favor y ninguno en contra tras horas de negociaciones y retrasos a la hora de presentar el proyecto a votación.

El miércoles el pleno volvió a reunirse en otra jornada maratoniana en la que estaba previsto que se apruebe una gran cantidad de proyectos de ley en el último momento, una votación que podría realizarse a última hora de la noche o incluso de madrugada.

Entre ellos están medidas para aumentar la financiación pública de los partidos en campaña electoral, una ley para enfrentar la crisis climática, otra para poner en marcha la construcción del metro en la ciudad de Tel Aviv o una para brindar mejor asistencia legal a las víctimas de delitos sexuales y trata de personas.

El primer ministro Naftali Bennett anunciando ante los medios que no se presentará en las próximas elecciones en Israel (REUTERS/Ronen Zvulun)
El primer ministro Naftali Bennett anunciando ante los medios que no se presentará en las próximas elecciones en Israel (REUTERS/Ronen Zvulun)

Por otro lado, los partidos discuten también la fecha de comicios, que podrían ser el 25 de octubre o el 1 de noviembre.

El Gobierno perdió su escueta mayoría —que llegó a ser de 61 escaños cuando se formó el Ejecutivo— en medio de importantes tensiones en el seno de la coalición, lo que finalmente llevó a Bennett, y al ministro de Exteriores, Yair Lapid, a anunciar el 20 de junio que sus esfuerzos para mantener ensamblado el Ejecutivo fueron infructuosos.

El actual Gobierno asumió el poder en junio de 2021 tras doce años consecutivos de Netanyahu como primer ministro de Israel. La coalición, no obstante, está formada por ocho partidos que abarcan todo el espectro político después de un histórico acuerdo para evitar unas nuevas elecciones, luego de que tuvieran que celebrarse cuatro comicios en dos años ante la incapacidad de formar mayorías.

Además, el país sigue polarizado entre los sectores favorables y opuestos a Netanyahu. Según los sondeos, no se prevé que ningún bloque obtenga una mayoría clara en los próximos comicios, lo que podría llevar a Israel a caer dentro de una nueva espiral electoral.

Con información de EuropaPress y EFE

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR