Ferdinand Marcos Jr. fue proclamado por el Congreso como el próximo presidente de Filipinas en medio de las protestas en su contra

Junto a la hija del actual presidente, Sara Duterte, liderarán una nación golpeada por los cierres del covid, la pobreza aplastante, la desigualdad enorme, las insurgencias musulmanas y comunistas, el crimen y las divisiones políticas

Activistas protestan contra el candidato presidencial Ferdinand "Bongbong" Marcos y la compañera de fórmula Sara Duterte, hija del actual presidente, durante una manifestación en la Comisión de Derechos Humanos en Quezon City, Metro Manila, Filipinas el miércoles. 25 de mayo de 2022. Marcos Jr. continúa liderando el escrutinio oficial de votos. (Foto AP/Basilio Sepe)
Activistas protestan contra el candidato presidencial Ferdinand "Bongbong" Marcos y la compañera de fórmula Sara Duterte, hija del actual presidente, durante una manifestación en la Comisión de Derechos Humanos en Quezon City, Metro Manila, Filipinas el miércoles. 25 de mayo de 2022. Marcos Jr. continúa liderando el escrutinio oficial de votos. (Foto AP/Basilio Sepe)

Ferdinand Marcos Jr. fue proclamado el miércoles presidente de Filipinas por una sesión conjunta del Congreso luego de un triunfo abrumador en las elecciones 36 años después de que su padre dictador fuera derrocado en un levantamiento a favor de la democracia.

El Senado y la Cámara de Representantes también declararon que su compañera de fórmula para la vicepresidencia, Sara Duterte, elegida por separado, había ganado por un amplio margen. Es hija del presidente saliente Rodrigo Duterte, cuyo turbulento sexenio finaliza el 30 de junio.

Liderarán una nación golpeada por los cierres de COVID-19, la pobreza aplastante, la desigualdad enorme, las insurgencias musulmanas y comunistas, el crimen y las divisiones políticas inflamadas aún más por las elecciones del 9 de mayo.

Activistas queman máscaras de Ferdinand "Bongbong" Marcos Jr. y de su compañera de fórmula Sara Duterte, hija del actual presidente, durante una manifestación en la Comisión de Derechos Humanos en Ciudad Quezón. (Foto AP/Basilio Sepe)
Activistas queman máscaras de Ferdinand "Bongbong" Marcos Jr. y de su compañera de fórmula Sara Duterte, hija del actual presidente, durante una manifestación en la Comisión de Derechos Humanos en Ciudad Quezón. (Foto AP/Basilio Sepe)

Marcos Jr., un ex gobernador, congresista y senador de 64 años, se ha negado a reconocer o disculparse por las violaciones masivas de los derechos humanos y el saqueo bajo el gobierno del hombre fuerte de su padre y ha defendido su legado.

Cuando asuman el cargo, es probable que Marcos Jr. y Sara Duterte enfrenten demandas para enjuiciar a su padre por los miles de asesinatos de sospechosos, en su mayoría pobres, en el marco de su represión de años contra las drogas ilegales. Las muertes están siendo investigadas actualmente por la Corte Penal Internacional.

Marcos Jr. recibió más de 31 millones de votos y Sara Duterte más de 32 millones de los más de 55 millones de votos emitidos en las elecciones. Fue la primera victoria presidencial mayoritaria en la democracia asiática en décadas.

Marcos Jr. recibió más de 31 millones de votos y Sara Duterte más de 32 millones de los más de 55 millones de votos emitidos en las elecciones. Fue la primera victoria presidencial mayoritaria en la democracia asiática en décadas. (AP Foto/Basilio Sepe)
Marcos Jr. recibió más de 31 millones de votos y Sara Duterte más de 32 millones de los más de 55 millones de votos emitidos en las elecciones. Fue la primera victoria presidencial mayoritaria en la democracia asiática en décadas. (AP Foto/Basilio Sepe)

Durante la campaña, evitaron temas controvertidos y se centraron en un llamado a la unidad nacional, aunque las presidencias de sus padres abrieron algunas de las divisiones más volátiles en la historia del país. Marcos Jr. apeló a ser juzgado “no por mis ancestros, sino por mis acciones”.

La senadora Imee Marcos, hermana del presidente electo, agradeció a quienes votaron por su hermano después de lo que describió como años de humillación.

“Estamos muy agradecidos por una segunda oportunidad”, dijo a los periodistas antes de la proclamación. “Nuestra familia pasó por mucho”, dijo, citando “todo tipo de casos y burlas” en su contra.

La policía bloquea a los activistas que protestan por la próxima proclamación del principal candidato presidencial Ferdinand "Bongbong" Marcos. (Foto AP/Basilio Sepe)
La policía bloquea a los activistas que protestan por la próxima proclamación del principal candidato presidencial Ferdinand "Bongbong" Marcos. (Foto AP/Basilio Sepe)

En la sede de la campaña de Marcos Jr., los partidarios ondearon banderas filipinas, mostraron el signo de la victoria y una serpentina felicitándolo a él y a Sara Duterte.

Aún así, ambos han sido perseguidos por la reputación de sus padres.

La policía antidisturbios utilizó un cañón de agua y escudos para evitar que unos cientos de activistas marcharan hacia el Congreso para oponerse a las proclamas del miércoles, hiriendo al menos a 14 manifestantes, dijo el grupo de izquierda Bayan. Dijo que la dispersión forzosa “podría ser un presagio de lo que vendrá”.

Marcos Sr junto a su familia y sus compinches amasaron entre 5 mil millones de dólares y 10 mil millones de dólares mientras él estaba en el poder. (AP Foto/Basilio Sepe)
Marcos Sr junto a su familia y sus compinches amasaron entre 5 mil millones de dólares y 10 mil millones de dólares mientras él estaba en el poder. (AP Foto/Basilio Sepe)

La semana pasada, activistas de derechos humanos presentaron una petición ante la Corte Suprema contra la elegibilidad de Marcos Jr., citando su anterior condena fiscal. Le pidieron al tribunal que bloqueara su proclamación, pero no se emitió tal orden. La denuncia fue desestimada anteriormente por la Comisión de Elecciones.

Su padre fue forzado a dejar el poder por un levantamiento del “Poder Popular” en gran parte pacífico en 1986 y murió en 1989 mientras estaba exiliado en Hawái sin admitir ningún delito, incluidas las acusaciones de que él, su familia y sus compinches amasaron entre 5 mil millones de dólares y 10 mil millones de dólares mientras él estaba en el poder.

Posteriormente, un tribunal de Hawái lo declaró responsable de violaciones de derechos humanos y otorgó 2 mil millones de dólares de su patrimonio para compensar a más de 9,000 filipinos que presentaron una demanda en su contra por tortura, encarcelamiento, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones.

A su viuda, Imelda Marcos, y a sus hijos se les permitió regresar a Filipinas en 1991 y trabajaron en un sorprendente regreso político, ayudados por una campaña bien financiada en las redes sociales para restaurar el nombre de la familia. (AP Foto/Basilio Sepe)
A su viuda, Imelda Marcos, y a sus hijos se les permitió regresar a Filipinas en 1991 y trabajaron en un sorprendente regreso político, ayudados por una campaña bien financiada en las redes sociales para restaurar el nombre de la familia. (AP Foto/Basilio Sepe)

A su viuda, Imelda Marcos, y a sus hijos se les permitió regresar a Filipinas en 1991 y trabajaron en un sorprendente regreso político, ayudados por una campaña bien financiada en las redes sociales para restaurar el nombre de la familia.

Marcos Jr. se hará cargo de un país profundamente dividido con muchos recuerdos de la resistencia contra su padre, un hombre fuerte.

A lo largo de la avenida principal de la zona metropolitana de Manila, destacan los santuarios de la democracia y los monumentos erigidos tras la caída de Marcos. El aniversario de su derrocamiento se celebra cada año como una fiesta nacional especial, y todavía existe una comisión presidencial que ha trabajado durante décadas para recuperar la riqueza mal habida.

Marcos Jr. no ha explicado cómo lidiará con esos restos del pasado. (AP Foto/Basilio Sepe)
Marcos Jr. no ha explicado cómo lidiará con esos restos del pasado. (AP Foto/Basilio Sepe)

Marcos Jr. no ha explicado cómo lidiará con esos restos del pasado.

“¿Qué pasa con todos los monumentos que conmemoran todas esas vidas perdidas? ¿Qué pasa con todos esos monumentos que celebran nuestras victorias colectivas? preguntó Pio Abad, un artista filipino que inauguró una exposición de arte el mes pasado centrada en el estilo de vida extravagante de los Marcos cuando estaban en el poder en medio de la pobreza atroz del país.

“La historia está en juego y eso es probablemente, para mí, una de las cosas más grandes en riesgo”, dijo Abad.

(con información de AP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR