El padre y la madrastra de un niño de 6 años fueron condenados por su muerte: lo hicieron pasar hambre, lo torturaron

El niño sufrió todo tipo de agresiones durante sus últimos meses de vida, además de un envenenamiento con sal y una paliza que finalmente lo mató

Arthur junto a su padre Thomas Hughes, de 29 años, quien participó en la tortura sistemática del menor y fue encontrado culpable de homicidio accidental
Arthur junto a su padre Thomas Hughes, de 29 años, quien participó en la tortura sistemática del menor y fue encontrado culpable de homicidio accidental

El padre de un niño de seis años y su madrastra fueron declarados culpables de asesinar al menor, sometiéndolo a torturas recurrentes durante sus últimos meses de vida y envenenándolo con sal por encima de los límites tolerables por su cuerpo.

Los implicados en el horrendo caso que sacudió a la región de Birmingham, Inglaterra son Thomas Hughes, de 29 años, y Emma Tustin, de 32 años, quienes emprendieron una enfermiza “campaña de crueldad” contra el pequeño Arthur Labinjo-Hughes durante los últimos meses de su vida.

Los hechos que rodearon la muerte del menor fueron revelados en un juicio en donde se conoció que entre las torturas a las que era sometido Arthur, estaba dejarlo sin comida hasta 14 horas al día y obligarlo a dormir en el suelo.

Thomas Hughes, de 29 años, padre biológico de Arthur
Thomas Hughes, de 29 años, padre biológico de Arthur

Poco antes de su muerte, los reportes indican que el niño no era ni siquiera capaz de mantenerse en pie y mucho menos luchar contra el horrible abuso de sus supuestos cuidadores.

Tustin, “la malvada”, como fue calificada en la corte, fue condenada por aseisinato, mientras que Hughes, el “despiadado” padre del menor, fue declarado culpable de homicidio involuntario.

 Emma Tustin, de 32 años, madrastra de Arthur, fue declarada culpable de homicidio por torturar, envenenar con sal y golpear hasta la muerte al niño de 6 años
Emma Tustin, de 32 años, madrastra de Arthur, fue declarada culpable de homicidio por torturar, envenenar con sal y golpear hasta la muerte al niño de 6 años

La pareja también fue declarada culpable de múltiples cargos de crueldad infantil después de seis horas y media de deliberación del jurado que escuchó el caso.

“Creo que son torturadores fríos, calculadores y sistemáticos de un niño pequeño indefenso. Son malvados, malvados. No hay palabra para ellos, especialmente tu propio hijo”, dijo después de los veredictos, la abuela materna de Arthur, Madeleine Halcrow.

Arthur había quedado al cuidado de su padre después de que su madre biológica Olivia Labinjo-Halcrow, de 26 años, fuera encarcelada con una pena de 18 años por apuñalar a su novio hasta la muerte. Al principio Thomas Hughes se mostró como un cuidador apto para su hijo, pero cuando empezó una relación con Emma Tustin todo cambió, para desgracia del pequeño.

Arthur apenas tenía 6 años de edad cuando murió después de largos meses de tortura
Arthur apenas tenía 6 años de edad cuando murió después de largos meses de tortura

Tustin no quería a Arthur, a quien relegaba de comida, agua y lugar para dormir, poniendo por encima a sus propios hijos. Algo que empeoró cuando el cierre por la pandemia del año pasado hizo que Thomas se mudara con el niño a la casa de Emma.

A partir de ahí lo que antes era un niño feliz pasó a ser uno retraído y triste, recibiendo constantes abusos por parte de su madrastra que incluso quedaron grabados en crueles videos y fotos que hacía Tustin como burla y que fueron mostrados al jurado durante el juicio.

En alguno se ve a la mujer empujando a Arthur por las escaleras, sacándolo de la habitación para que durmiera en el suelo y negándole la comida.

La madre biológica de Arthur  Olivia Labinjo-Halcrow, de 26 años, fue encarcelada por apuñalar a su novio hasta la muerte
La madre biológica de Arthur Olivia Labinjo-Halcrow, de 26 años, fue encarcelada por apuñalar a su novio hasta la muerte

En uno el propio niño dice: “Papá me va a tirar por la ventana, papá me va a tirar por la ventana, papá me va a tirar por la ventana”.

Y en otro solloza “nadie me ama” y “nadie me va a alimentar”.

El joven incluso se volvió demasiado débil para siquiera llevarse un vaso de agua a sus labios agrietados.

En su discurso de clausura, el fiscal Jonas Hankin dijo que Tustin y Hughes llevaron a cabo un “curso sistemático de conducta diseñado para aterrorizar, degradar, descuidar y dañar a Arthur física y psicológicamente”. “Juntos lo denigraron y degradaron, lo deshumanizaron”, agregó.

Imágenes de Arthur del día en que murió en su casa por la golpiza que le propinó su madrastra
Imágenes de Arthur del día en que murió en su casa por la golpiza que le propinó su madrastra

Su padre también tomaba parte en las torturas y malos tratos: aplicaba presión en su cuello usando técnicas aprendidas al ver videos sobre la brutalidad policial en Estados Unidos.

También engañó cruelmente a su hijo fingiendo que iba a visitar a sus abuelos, un lugar en el que “se había sentido seguro”, pero nunca hizo el viaje.

Hughes también rompió su amada camiseta de fútbol del Birmingham City y lo hizo usar un mameluco sofocante durante días durante una ola de calor.

Testigos horrorizados dijeron que Hughes era “rudo” y “agresivo” con Arthur. También amenazó con “arrancarle” la cabeza a su hijo de seis años y “usarla como pelota de fútbol” el día antes de que lo mataran.

La pareja solía mandar mensajes de texto crueles en los que se referían con odio al pequeño. En uno de ellos Hughes le dijo a Tustin que cavara la tumba de su hijo y “lo amordazara con una cuerda y un calcetín”.

También amenazó con “quitarle la maldita mandíbula de los hombros”.

Mientras tanto, Tustin tachaba a su hijastro de “Satanás” y “Hitler” en cientos de mensajes agresivos

El día que Arthur se murió, su padre le había enviado un mensaje a su pareja: “Sácalo afuera, sácalo con la basura”.

Hughes estaba de compras el 16 de junio del año pasado en busca de un pastel para el cumpleaños de Tustin cuando su hijo fue atacado por la mujer.

Flores a las afueras de la casa donde murió el menor
Flores a las afueras de la casa donde murió el menor

La madrastra golpeó a Arthur hasta matarlo y luego esperó 13 minutos para llamar al 999 y decirles que el joven “apenas respiraba” después de que “golpeó el suelo con la cabeza”.

Mientras el niño herido agonizaba, ella tomó una foto de su cuerpo sin vida en el pasillo y le envió un mensaje de texto a la “dama de los globos” sobre su cumpleaños.

Los paramédicos llegaron a la casa y encontraron a Arthur “acostado de espaldas, completamente sin vida, bastante pálido con labios morados”.

Fue trasladado de urgencia al hospital, pero trágicamente no pudo ser salvado y murió al día siguiente. La causa de la muerte se describió como un “traumatismo craneal infligido por un adulto”, consistente con ser “sacudido vigorosamente y golpeado repetidamente la cabeza contra una superficie dura”.

El cuerpo del niño tenía graves hematomas por todas partes
El cuerpo del niño tenía graves hematomas por todas partes

Los médicos descubrieron que tenía más de seis cucharadas de sal en su sistema, el nivel más alto que un médico había visto jamás. La cantidad era tan sustancial que el hospital al principio creyó que su maquinaria estaba averiada.

Además de sufrir 93 áreas de lesiones, Arthur también tenía 25 sitios de hematomas en el cuero cabelludo, la cara y el cuello que generaban “serias preocupaciones sobre lesiones no accidentales”.

También se encontró que el joven tenía 20 áreas de hematomas en los brazos y ocho en el pecho y el estómago.

“No estoy seguro de que, fuera de situaciones obvias y traumáticas, haya visto a un niño encontrado muerto en casa con esta cantidad de lesiones en la cabeza y la cara”, dijo el médico que atendió a Arthur al jurado.

Cuando la policía lo interrogó, Hughes admitió que se había “convertido en un monstruo” y había ido “demasiado lejos” al lastimar a su hijo.

También le pidió a un médico que “se disculpara con Arthur en su nombre para decirle que lo sentía” cuando le dijeron que no se podía hacer nada para salvar al niño.

Esa noche el niño había sido obligado a dormir en el suelo
Esa noche el niño había sido obligado a dormir en el suelo

Hughes le dijo a la policía que debió haber tratado a su hijo “como un niño en lugar de un prisionero” y reveló cómo Arthur dijo: “Estoy en peligro contigo”.

Por su parte Tustin se declaró inocente y sostuvo en juicio que Arthur se “dio un cabezazo contra una mesa y se dejó inconsciente”.

Pero los miembros del jurado vieron a través de sus mentiras y ambos fueron condenados por una serie de delitos. Twisted Tustin y Hughes serán sentenciados en una fecha posterior.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR