La incidencia de contagios dejó de subir en Alemania por primera vez en un mes

La tasa bajó apenas dos décimas, pero los epidemiólogos esperan que sea la señal de freno a la fuerte disparada de infecciones en el país de las últimas semanas

Pasajeros en una estación de Berlín (Reuters)
Pasajeros en una estación de Berlín (Reuters)

La incidencia del coronavirus dejó de subir este martes en Alemania tras unos picos sucesivos día tras día desde comienzos de noviembre, coincidiendo con la reunión de urgencia que la canciller alemana en funciones, Angela Merkel, y su futuro sucesor, Olaf Scholz, celebran con los líderes regionales.

La incidencia acumulada se sitúa en 452,2 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes y baja incluso, aunque mínimamente, respecto a los 452,4 reportados el lunes, según los últimos datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

Las autoridades sanitarias notificaron 45.753 nuevas infecciones en 24 horas y 388 muertos, mientras los casos activos rondan los 842.100.

Las curvas de contagios y de muertes en Alemania, según Our World in data:

El factor semanal de reproducción se sitúa en 0,93, lo que implica que cada cien infectados contagian de media a otras 93 personas.

La tasa acumulada de ingresos en siete días se sitúa actualmente en Alemania en 5,52 por cada 100.000 habitantes y la ocupación en las unidades de cuidados intensivos de pacientes con covid-19 es del 20,4% de las camas disponibles en las unidades de críticos para la población adulta.

En cuanto a la vacunación, el 71,2 % de la población de Alemania (59,2 millones de personas) ha recibido al menos una dosis, el 68,4 % (56,9 millones) con la pauta completa, mientras 9,2 millones han recibido ya una dosis de refuerzo.

Reunión clave

El encuentro que Merkel y Scholz mantendrán con los jefes de Gobierno de los estados federados se centrará ena debatir posibles salidas a la situación actual.

“En Alemania hemos llegado a la situación que siempre hemos querido evitar: nuestro sistema de salud esta regionalmente saturado. Necesitamos ahora un freno de emergencia, cada día cuenta”, dijo el ministro de la Cancillería en funciones, Helge Braun.

(Reuters)
(Reuters)

En declaraciones al grupo mediático Funke, Braun señaló que el objetivo debe ser reducir rápidamente los contactos en entre un 60 % y un 70 % en las regiones con muy elevada incidencia. Por otra parte, Braun, se mostró abierto a la introducción de la vacuna obligatoria.

Con unos 15 millones de adultos todavía sin vacunar, muchos consideran que la vacuna obligatoria sería el camino correcto para evitar más restricciones, agregó.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR