El caso que desconcierta a Corea del Sur: un muerto y dos personas hospitalizadas luego de beber agua envasada en la oficina

“Tiene un gusto raro”, dijeron antes de colapsar. Una empresa está siendo investigada luego de que varios trabajadores sufrieran problemas de salud por injerir de una botella cerrada

ARCHIVO - El agua mineral gasificada sirve no solo para saciar la sed, sino también para cocinar. Foto: Christoph Schmidt/dpa
ARCHIVO - El agua mineral gasificada sirve no solo para saciar la sed, sino también para cocinar. Foto: Christoph Schmidt/dpa

Una empresa surcoreana está siendo investigada luego de que dos empleados, un hombre y una mujer, tuvieran que ser internados después de perder la consciencia tras beber de una botella de agua provista por la oficina y de que otro de sus trabajadores apareciera muerto el mismo día en una situación poco clara.

El agua tiene un gusto raro”, dijeron ambos antes de desmayarse; según la policía. También, previo a su desvanecimiento, acusaron tener dificultades para respirar, náuseas y calambres. Ambos estaban inconscientes cuando las ambulancias llegaron a la escena.

Fueron trasladados al hospital de la ciudad. La mujer fue dada de alta unas horas después gracias a la mejora de su cuadro mientras que el hombre continúa bajo tratamiento ya que su condición es más seria. La policía ya encargó la investigación correspondiente al Servicio Nacional Forense para que analice los componentes del agua. Se espera que los resultados estén disponibles en dos semanas.

Al investigar al resto de los trabajadores de la empresa la policía se encontró con que uno de los colegas de los damnificados había faltado a la oficina ese día sin avisar. Al parecerles esto extraño, enviaron un móvil al departamento del trabajador en cuestión. Cuando lograron ingresar lo encontraron muerto.

Al no encontrar rastros de violencia o de la implicación de terceros, la policía cree que se trata o de un suicidio o de un caso de envenenamiento. Se ha pedido una autopsia al Instituto Nacional de Ciencias Forenses para conocer la causa exacta de la muerte del hombre y determinar si su caso está relacionado o no con el de sus colegas.

Esa misma tarde la policía citó al director, al auditor y a parte del personal de la empresa para tomarles declaración e investigar el grado de responsabilidad de la compañía. A todo esto hay que sumarle otro hecho ocurrido dos semanas atrás que podría complicar aún más a la empresa: otro de sus trabajadores tuvo que ser hospitalizado luego de tomar una bebida de la oficina.

Al momento, mientras se esperan los resultados de las investigaciones, la información sobre la composición de las bebidas entregadas por la empresa no esta disponible y hasta que esto se esclarezca no se podrá determinar culpas.

1200 personas intoxicadas por agua en Siria

Aunque todavía no está claro qué pudo pasar en Corea del Sur y se trataba de envasados, el caso recuerda las importantes deficiencias que suelen ocurrir en el mundo con el agua. Este domingo, en Najha, a las afueras de Siria, hubo 1200 ciudadanos intoxicados luego de que bebieran agua que había sido envasada de una fuente privada que no contaba con ninguna aprobación gubernamental.

El informe de la policía afirma que la mañana del domingo autos particulares llegaron a la fuente y comenzaron a cargar bidones que luego vendieron por la ciudad. Después de que comenzaran a aparecer los primeros casos de intoxicación, las autoridades analizaron muestras del agua de la fuente y concluyeron que estaba altamente contaminada. “La fuente se cerró permanentemente. También se tomaron muestras del agua que llega a las redes de agua de Najha, para garantizar su seguridad”, agrega el informe.

Un niño bebe agua tras cruzar la alambrada en la frontera entre Siria y Turquía, en una fotografía de archivo. EFE/Sedat Suna
Un niño bebe agua tras cruzar la alambrada en la frontera entre Siria y Turquía, en una fotografía de archivo. EFE/Sedat Suna

El hecho ocurrió a la vez que el gobierno había anunciado obras de mantenimiento en la principal red general de agua, que abastece también a Damasco, la capital, que implicaba un corte total de agua durante el domingo y el lunes.

Y este no es un hecho particularmente aislado, ya que la crisis del agua en Siria lleva ya varios años. A las afuera de Damasco la mayoría de las ciudades y pueblos sufren permanentemente cortes de agua que duran días y hasta semanas, obligando a los residentes a depender de los vendedores particulares que venden los bidones a altos precios y que no se sabe de donde sacan el agua. De esta forma, un hecho como el ocurrido el domingo está siempre a la vuelta de la esquina.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR