Detuvieron a dos ex soldados en Alemania que buscaban crear un grupo paramilitar

Los arrestados estaban en los preparativos para una unidad de más de 100 mercenarios con la intención de intervenir en la guerra civil en Yemen

Policías alemanes (Foto: Reuters)
Policías alemanes (Foto: Reuters)

La justicia alemana anunció el miércoles la detención de dos antiguos soldados de las fuerzas armadas acusados de querer poner en marcha “una organización terrorista” mediante un comando paramilitar, según la fiscalía.

Los dos arrestados habían iniciado preparativos para crear “una unidad paramilitar de 100 a 150 hombres”, compuesta de antiguos policías o soldados, con la intención de intervenir en la guerra civil en Yemen, señaló un comunicado de la fiscalía federal en Karlsruhe.

Su propósito era “‘pacificar’ la zona en guerra civil y forzar negociaciones de paz entre los rebeldes hutíes y el gobierno yemení”, añadió el comunicado.

Arend-Adolf G. y Achim A., de nacionalidad alemana, fueron detenidos el miércoles al amanecer por intentar constituir una “organización terrorista”.

Achim A., “intentó con perseverancia y durante un largo periodo entablar un diálogo con responsables del gobierno saudí”, que lidera la coalición en apoyo de las fuerzas gubernamentales del país vecino. Pero “todos sus esfuerzos fueron en vano porque las agencias gubernamentales saudíes contactadas no manifestaron ninguna reacción”, indicó la fiscalía.

Además de intervenir en Yemen, los dos sospechosos querían ofrecer los servicios de su “sociedad militar privada” en otros conflictos.

Soldados de las fuerzas alemanas (Foto: Reuters)
Soldados de las fuerzas alemanas (Foto: Reuters)

Arabia Saudita interviene en Yemen desde 2015 al frente de una coalición para apoyar a las fuerzas progobierno contra los rebeldes hutíes, que controlan gran parte del norte del país, incluyendo la capital, Saná.

A parte del despliegue en Yemen, los dos sospechosos deseaban proponer los servicios de su “sociedad militar privada” en otros conflictos.

Uno de los acusados era responsable de reclutar mercenarios y, según la justicia, ya había contactado a al menos siete de ellos. La fiscalía asegura que quería proponerles salarios de 40.000 euros mensuales.

“Los dos sospechosos sabían que la unidad que deberían dirigir se vería inevitablemente forzada a cometer actos mortíferos en su misión”, indicó la fiscalía federal. “Además, también esperaban que civiles murieran o resultaran heridos en sus operaciones de combate”, añadió.

Ambos fueron detenidos en el distrito de Breisgau-Hochschwarzwald (sur) y en Múnich (sur), declararon los fiscales. Sus apartamentos y otras propiedades suyas fueron allanados.

Según el semanario Der Spiegel, los dos detenidos habían sido paracaidistas en el ejército y luego trabajaron para la empresa de seguridad privada Asgaard.

Asgaard suele contratar a ex miembros de las unidades especiales del ejército alemán y de la policía. En 2010, la empresa causó cierto revuelo tras haber firmado un contrato con opositores al gobierno somalí, y en 2020 fue objeto de críticas después de que los medios revelaran que constituía un centro de operaciones de una red de extrema derecha.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR