Los casos de coronavirus en el Reino Unido crecieron 11% en una semana y las autoridades temen un invierno “excepcionalmente difícil”

Asesores científicos y ministros del gobierno de Boris Johnson se han mostrado nerviosos: el último reporte diario registró más de 45 mil nuevas infecciones. La buena noticia es que la cifra de muertes no ha subido considerablemente

El director médico de Inglaterra advirtió que el NHS enfrenta un invierno "excepcionalmente difícil", ya que los contagios diarios de coronavirus alcanzaron su nivel más alto desde julio.
El director médico de Inglaterra advirtió que el NHS enfrenta un invierno "excepcionalmente difícil", ya que los contagios diarios de coronavirus alcanzaron su nivel más alto desde julio.

A pesar de ser uno de los países más inmunizados del mundo, las últimas cifras, publicadas ayer, muestran que los casos diarios de coronavirus en el Reino Unido han alcanzado su nivel más alto desde julio, con 45.066 nuevas infecciones registradas.

Frente a este escenario, el director médico de Inglaterra, el profesor Chris Whitty, advirtió que la gente debería esperar un invierno “excepcionalmente difícil”, lo que encendió la preocupación sobre la situación epidemiológica.

Sus comentarios, realizados en la Conferencia Anual del Royal College en Liverpool, se produjeron cuando los casos diarios no bajan, las muertes crecen levemente, y el panorama con la llegada del invierno, incluyen problemas de abastecimiento de productos básicos.

Whitty, alertó que el sistema público de salud se enfrenta a una situación compleja, mientras lucha contra el COVID-19, pero frente a la llegada de la gripe, otros virus estacionales y los problemas habituales del invierno, que incluyen hasta presión por muchos otros cuadros clínicos.

Según la prensa política británica, los ministros y asesores científicos están empezando a mostrar nerviosismo por el reciente aumento de las infecciones, aunque el premier Boris Johnson no considera entre sus planes volver imponer restricciones.

El premier Boris Johnson
El premier Boris Johnson

Los datos son seguidos con preocupación. El Reino Unido registró un aumento del 11% en una sola semana, llegando a la cifra de contagios diaria más alta desde el 20 de julio. Estas mismas cifras muestran que el aumento parece estar impulsado por los casos entre niños y adolescentes en edad escolar que se encuentran en su nivel más alto desde el otoño de 2020.

Hasta el 13 de octubre muestran un total de 94 millones de inyecciones contra el virus del coronavirus. De estos, 49 millones fueron primeras dosis, unos 45 millones fueron segundas, es decir un 67,3%.

Los expertos hacen pronósticos independientemente de si se producen una cantidad relativamente baja de casos de infecciones por SARS-CoV-2, o si realmente se registran un aumento adicional en el invierno.

Whitty, agregó que el riesgo de que el servicio se vea completamente abrumado fue “mucho menor” que el año pasado, pero advirtió que aún es posible una “presión bastante seria” que es “difícil de manejar” si aumentan las contaminaciones.

Error en pruebas PCR

Una investigación dirigida por la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) intenta confirmar la causa del problema para unos 43.000 presuntos falsos negativos en sitios administrados por el gobierno.

Los primeros indicios predicen que más del 10 por ciento de las 400.000 muestras procesadas por el Immensa Health Clinic podrían estar equivocadas. Siendo el país uno de los que mas testea en el mundo, la mayoría de los afectados parece ser del suroeste de Inglaterra, pero también se sabe de la población de Gales.

Las personas completamente vacunadas que lleguen a Inglaterra desde países que no están en la lista rojas podrán realizar una prueba de flujo lateral más barata y rápida en lugar de la versión de PCR a partir del 24 de octubre.
Las personas completamente vacunadas que lleguen a Inglaterra desde países que no están en la lista rojas podrán realizar una prueba de flujo lateral más barata y rápida en lugar de la versión de PCR a partir del 24 de octubre.

Mientras se verifica la causa del problema, el gobierno británico ha recomendado a los contactos cercanos que presenten síntomas que realicen una prueba de acuerdo con la práctica habitual, a partir del uso de chequeos individuales con hisopados nasales de antígenos de autocomprobación.

Además, este inconveniente se produce cuando a las personas completamente vacunadas que llegan a Inglaterra desde países que no están en la lista roja se les ha dicho que pueden realizar una prueba de flujo lateral más barata y rápida en lugar de la versión de PCR a partir del 24 de octubre.

El secretario de Transporte, Grant Shapps, dijo que el cambio requiere honestidad por parte de los pasajeros. Incluso el debate por estas pruebas, llegó cuando Shapps precisó que se verificarán los resultados del flujo lateral de los viajeros con una foto que deberán subir a un sitio, donde se dejará constancia de la prueba efectuada.

SEGUIR LEYENDO:











TE PUEDE INTERESAR