La OTAN afirmó que China presenta “desafíos sistémicos” e instó al régimen a “actuar de forma responsable”

La alianza de defensa manifestó su preocupación por las “políticas coercitivas” de Beijing, tras la cumbre de mandatarios en Bruselas. El comunicado conjunto también apuntó contra el “creciente refuerzo militar” de Rusia

Foto de los líderes reunidos en Bruselas (Reuters)
Foto de los líderes reunidos en Bruselas (Reuters)

Los líderes de la OTAN instaron este lunes a China a “cumplir con sus compromisos internacionales y a actuar de forma responsable en el sistema internacional” y expresaron su preocupación ante las “políticas coercitivas” que aplica Beijing, que consideraron contrarias a los valores de la Alianza.

“Instamos a China a cumplir con sus compromisos internacionales y a actuar de forma responsable en el sistema internacional, incluyendo en los dominios espacial, cibernético y marítimo, de acuerdo con su papel como gran potencia”, declararon los líderes de la OTAN en las conclusiones conjuntas tras su cumbre en Bruselas.

En el texto, los líderes constatan la “creciente influencia y política internacional de China”, que “pueden presentar retos” que la OTAN debe abordar conjuntamente defendiendo “su seguridad e intereses”.

Las ambiciones declaradas y el comportamiento resuelto de China presentan retos sistémicos al orden internacional basado en reglas y a otras áreas relevantes para la seguridad de la Alianza. Nos preocupan las políticas coercitivas que contrastan con los valores fundamentales que preserva el Tratado de Washington”, advierten.

La OTAN apunta también a la rápida expansión del arsenal nuclear de Beijing “con más ojivas y un mayor número de sistemas sofisticados para establecer una tríada nuclear”, esto es, la división del arsenal atómico de un país en misiles en tierra, proyectiles transportados por bombarderos estratégicos y cohetes transportados por submarinos nucleares.

China, subrayan, es “opaca en la implementación de su modernización militar y su estrategia de fusión civil-militar declarada públicamente” y, además, “coopera militarmente con Rusia, incluyendo a través de participación en ejercicios rusos en el área euroatlántica”. “Seguimos preocupados con la falta habitual de transparencia y el uso de la desinformación por parte de China”.

Vladimir Putin y Xi Jinping, focos de la cumbre de la OTAN (Reuters)
Vladimir Putin y Xi Jinping, focos de la cumbre de la OTAN (Reuters)

La Alianza acoge positivamente “las oportunidades para interactuar” con China “en áreas de relevancia para la Alianza y en retos comunes como el cambio climático” y a mantener “un diálogo “constructivo” con Beijing “donde sea posible”, ya que ven valor a “los intercambios de información sobre las respectivas políticas y actividades” para debatir “potenciales desacuerdos”.

“Los aliados urgen a China a comprometerse de forma significativa con el diálogo, la construcción de la confianza y medidas de transparencia en torno a sus capacidades y doctrina nuclear. Una transparencia y entendimiento recíprocos beneficiarían tanto a la OTAN como a China”, concluyen los aliados en sus conclusiones.

Los otros cuatro puntos claves de la declaración de la cumbre

Fortalecimiento militar de Rusia

“El creciente refuerzo militar de Rusia, su postura más firme, las nuevas capacidades militares y las actividades provocativas, incluso cerca de las fronteras de la OTAN (...) amenazan cada vez más la seguridad de la región euroatlántica y contribuyen a la inestabilidad a lo largo de las fronteras de la OTAN y más allá”, apuntaron los líderes.

En la Declaración, la OTAN también mencionó la “intensificación de acciones híbridas”, en particular los “intentos de interferir en las elecciones y los procesos democráticos” de países aliados y “campañas de desinformación a gran escala”.

Las nuevas amenazas

“El terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones, sigue siendo una amenaza persistente para todos nosotros. Los actores estatales y no estatales desafían el orden internacional basado en reglas y buscan socavar la democracia en todo el mundo”, apunta la Declaración.

“Nos enfrentamos cada vez más a amenazas cibernéticas, híbridas y asimétricas de otro tipo, incluidas campañas de desinformación, y al uso malintencionado de tecnologías emergentes y disruptivas cada vez más sofisticadas”, añade el texto.

Además, apunta que “el cambio climático es un multiplicador de amenazas que afecta la seguridad de la alianza”.

Defensa europea

“La OTAN reconoce la importancia de una defensa europea más fuerte y eficiente. El desarrollo de capacidades de defensa coherentes, complementarias e interoperables, evitando duplicaciones innecesarias, es fundamental en nuestros esfuerzos conjuntos para hacer más segura la zona euroatlántica”, indican los líderes.

Estos esfuerzos “conducirán a una OTAN más fuerte, ayudarán a fortalecer nuestra seguridad común, contribuirán al reparto transatlántico de la carga, ayudarán a proporcionar las capacidades necesarias y respaldarán un aumento general del gasto en defensa”, apunta el documento.

Rol en Afganistán

La retirada de las tropas de la OTAN no significa el fin de nuestras relaciones con Afganistán”, indica la Declaración.

Los líderes de la alianza apuntaron que la OTAN continuará brindando “capacitación y apoyo financiero a las fuerzas de seguridad y defensa nacional afganas” y que mantendrán “una oficina del Alto Representante Civil en Kabul para continuar el compromiso diplomático y fortalecer nuestra asociación”.

En particular, la OTAN está dispuesta a aportar recursos para “asegurar el funcionamiento continuado” del aeropuerto internacional de Kabul.

(Con información de EFE y AFP)

SEGUIR LEYENDO: