El jefe de la OTAN dijo que la relación con Rusia está en su punto más bajo desde la Guerra Fría: “Es por sus acciones agresivas”

En el inicio de la cumbre de la alianza de defensa, Jens Stoltenberg también habló sobre China: recalcó que no es un enemigo y que hay espacios con oportunidades de cooperación, pero advirtió por su “expansión militar significativa”

En la imagen, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. EFE/Olivier Hoslet/Pool/Archivo
En la imagen, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. EFE/Olivier Hoslet/Pool/Archivo

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, confió este lunes en que los líderes aliados acuerden hoy mantener el doble enfoque de disuasión y diálogo con Rusia en el momento “más bajo” de su relación desde que concluyó la Guerra Fría.

Nuestra relación con Rusia está en su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría. Esto se debe a las acciones agresivas de Rusia”, indicó Stoltenberg en una rueda de prensa a su llegada a la sede de la Alianza Atlántica, que acoge hoy una cumbre de sus 30 países miembros.

Stoltenberg esperó que los líderes “confirmen nuestro enfoque de doble vía hacia Rusia: una defensa fuerte combinada con diálogo”.

Stoltenberg apoya “una defensa fuerte combinada con diálogo” con Rusia

Además, consideró que la cita supondrá una oportunidad para que mantengan consultas con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, antes de su encuentro previsto con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Ginebra el próximo miércoles.

El político noruego recalcó que Moscú mantiene un “patrón” de comportamiento que incluye amenazas a sus vecinos, ciberataques o incluso envenenamientos, lo que ha llevado a un “deterioro de la relación entre la OTAN y Rusia”.

Vladimir Putin, foco de la reunión de la OTAN (Reuters)
Vladimir Putin, foco de la reunión de la OTAN (Reuters)

Ante esa situación, aseguró que la Alianza seguirá reforzando su defensa colectiva “a través de las decisiones que tomaremos hoy como parte de la Agenda 2030”, indicó en relación con los planes de la OTAN para ser más competitiva en los próximos años ante la pujanza de las tecnologías y sus rivales.

Al mismo tiempo, Stoltenberg insistió en que “el diálogo no es una señal de debilidad, sino una señal de fuerza”, y por ello celebró que Biden vaya a reunirse con Putin.

“Estamos unidos y eso es el mensaje más importante que enviamos a Rusia, que no nos puede dividir. Estamos unidos en nuestro mensaje de disuasión y defensa combinado con diálogo”, concluyó.

“Estamos unidos y eso es el mensaje más importante que enviamos a Rusia, que no nos puede dividir”

Estrategia hacia China

“No entramos en una nueva guerra fría y China no es nuestro adversario, nuestro enemigo, pero debemos abordar como alianza los retos que supone China para nuestra seguridad”, indicó Stoltenberg en la rueda de prensa

“El mensaje es que hay oportunidades en nuestra relación con China”, dejó claro Stoltenberg, quien apuntó a la necesidad de colaborar con el gigante asiático en asuntos como el control de armas o el cambio climático. “Tenemos que hablar con China”, resumió.

Al mismo tiempo, puntualizó que en los últimos años han visto una “expansión militar significativa” de China, que además ha invertido fuertemente en nuevas capacidades y sistemas armamentísticos más avanzados.

El presidente chino, Xi Jinping. EFE/Nicolas Asfouri/Archivo
El presidente chino, Xi Jinping. EFE/Nicolas Asfouri/Archivo

El comportamiento de Beijing en el mar de China Meridional, su manera de castigar las manifestaciones democráticas en Hong Kong o de perseguir a minorías y el uso de nuevas tecnologías como redes sociales o el reconocimiento facial para “controlar y vigilar” a su propia población “de manera nunca vista antes” también ha alertado a los aliados, señaló el político noruego. “Ningún país puede gestionar esto solo, debemos responder como una Alianza, como OTAN”, agregó.

Recordó que hace solo 18 meses, en la última cumbre de la OTAN, en Londres, los líderes aliados debatieron la situación con China por primera vez. “Esta vez, habrá una clara, unida posición de los aliados sobre China”, apuntó.

Los aliados abordarán en su reunión, la primera en la que participa Joe Biden como presidente de Estados Unidos, los desafíos para la seguridad aliada que suponen Moscú y Beijing, así como la retirada de Afganistán y una nueva agenda para que la OTAN sea más competitiva de cara a 2030.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: