La increíble historia de Nahida Abden, deportista a los 88 años

Esta libanesa descubrió la actividad física a los 50, se convirtió en instructora y ahora inspira a decenas de jóvenes. Asegura que la constancia en el ejercicio la ayudó a atravesar un cáncer

No es broma: esta mujer realmente tiene 88 años

“La edad es sólo un número”, afirma y repite Nahida Abden… Y que sabe de lo que habla. Es que la imagen de esta libanesa entrenando en el gimnasio sin descanso no es compatible con los datos de su documento de identidad, sin embargo ella predica ante quien quiera escucharla que todo es posible con esfuerzo. “Los años no significan nada”, insiste.

“Cuando empecé a ir al gimnasio con regularidad, me iba hasta la última fila. Cada vez que el instructor daba las indicaciones me ponía nerviosa. Era muy tímida”, contó. Y así, recién a los 50 años, empezó su amor por los deportes.

Nahida Abden comenzó a entrenar a los 50
Nahida Abden comenzó a entrenar a los 50

En conversación con Deutsche Welle, contó que comenzó a entrenar para mejorar su salud. “Me dolía la rodilla y el médico me dijo que tenía que hacer ejercicio. La primera vez que fui al gimnasio sentí mucha timidez. Fui con mi yerno y mi nieto, que hacían ejercicio allí”, reveló.

Ahora 33 años después, la imagen es bien distinta. Tiene 88 años pero no los aparenta en absoluto y su destreza y resistencia es la envidia de cualquier joven.

Su determinación triunfó y llegó a formarse como instructora de aerobics. “Cuando recibí mi diploma lo colgué en la pared. La gente me decía que Dios me juzgaría si no ayudaba a los demás. No está bien que un diploma sólo sirva para estar colgado en la pared, así que empecé a dar clases y realmente me encantó. Me encanta ayudar a las mujeres a salir de su caparazón”, afirmó.

“Para nosotros no es solo una instructora, es como una madre. Nos inspira y queremos ser como ella en el futuro”, aseguró al medio una de sus alumnas.

Comenzó a entrenar para mejorar su salud
Comenzó a entrenar para mejorar su salud

La cadena alemana cuenta que Nahida enviudó hace 40 años y no se volvió a casar. Tiene cuatro hijos: el mayor ya cumplió 60 años y todos viven en el extranjero. Ella se aferra al deporte y afirma que, incluso, la ayudó a vencer el cáncer.

“La gente me dice que debería ser más femenina. No, esta es mi feminidad. Es así. Tampoco está tan mal, ¿no es cierto? Uso muy poco maquillaje: un poco de colorete por la mañana. Y para la entrevista de hoy llevo rimmel”, bromeó.

Lleva mas de 30 años dando clases e inspirando a los más jóvenes
Lleva mas de 30 años dando clases e inspirando a los más jóvenes

Para Abden, el ejercicio es la mejor respuesta para sobrellevar los desafíos que plantea la vida. Es su fuente de energía. “Algunos piensan que nacieron sólo para comer, beber, trabajar, dormir y estar cansados. ¡Están equivocados! El ejercicio te permite descubrir que hay mucho más en la vida”, afirma entusiasmada como el primer día.

Lleva décadas al frente de grupos y ya ha dado clases a más de 1.000 mujeres. A la mayoría les saca más de 70 años... Pero la edad es sólo un número.

SEGUIR LEYENDO: