Joe Biden afirmó que la situación de Alexei Nalvalny es “totalmente injusta”: crece el temor por el deterioro de su salud en la cárcel

El mandatario estadounidense se refirió al grave estado del líder opositor ruso, cuyos médicos advirtieron que “podría tener un ataque cardíaco en cualquier momento”

Joe Biden (Reuters)
Joe Biden (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó de “totalmente injusta” la situación del opositor ruso Alexei Navalny, que ha denunciado que su salud se ha deteriorado durante su estancia en prisión.

Biden hizo estas declaraciones a los periodistas a su salida de un club de golf en Wilmington (Delaware), donde tiene su residencia privada y adonde se trasladó para pasar el fin de semana.

Consultado sobre las noticias de un empeoramiento de la salud de Navalny, Biden indicó que “es totalmente injusto, totalmente inadecuado”.

En tanto, el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, dijo este domingo que está “extremadamente preocupado” por la salud del activista ruso. “Aspiro a que se tomen medidas para garantizar la integridad física de Navalni, pero también su liberación. En esto hay una enorme responsabilidad del presidente (Vladimir) Putin”, indicó el ministro.

A su vez, varios diputados de parlamentos regionales rusos publicaron una carta abierta a Putin, en la que piden que las autoridades presten de inmediato ayuda médica a Navalny, recluido en una cárcel a 110 kilómetros al este de Moscú. “El estado de salud del preso político Navalni hace que peligre su vida”, dice la misiva, publicada por uno de sus 12 firmantes Lev Shlosberg en Telegram.

Navalny dijo el viernes que las autoridades de la cárcel donde cumple condena han reconocido su “grave” deterioro de la salud a juzgar por los análisis de sangre que le fueron practicados y amenazan con comenzar a alimentarlo ya de forma forzada si no cesa su huelga de hambre.

Alexei Navalny
Alexei Navalny

El sábado, el médico Yaroslav Ashikhmin advirtió que los resultados de las pruebas que recibió de los familiares de Navalny revelan un nivel muy elevado de potasio, lo que puede causar un paro cardíaco, y niveles preocupantes de creatinina que indican problemas renales. “Nuestro paciente podría morir en cualquier momento”, afirmó en un mensaje publicado en Facebook. Por su parte, Anastasia Vasilyeva, que preside el sindicato Alianza de Médicos que cuenta con el apoyo de Navalny, dijo en Twitter que “deben tomarse medidas inmediatamente”.

Navalny es el crítico más prominente de Putin.

Navalny inició la huelga de hambre en protesta por no permitir la visita de sus médicos cuando él empezó a sufrir dolores fuertes en la espalda y entumecimiento en las piernas. El servicio penitenciario estatal ruso asegura que Navalny está recibiendo toda la atención médica necesaria.

El líder opositor opinó que el deterioro de su salud podría estar relacionado con el envenenamiento que sufrió en agosto pasado.

El activista de 44 años ha perdido 16 kilos desde que ingresó en prisión el pasado febrero, y nueve desde que comenzó su huelga de hambre, el 31 de marzo, en protesta por la negativa de los servicios penitenciarios a ser examinado por un médico de confianza.

(Reuters)
(Reuters)

Los aliados de Navalny denuncian que las autoridades penitenciarias están “matando lentamente” al político, que cumple una condena de dos años y medio de prisión por un antiguo caso penal.

La tensión entre EEUU y Rusia se ha elevado esta semana después de que Washington impusiera una batería de sanciones empresas e individuos rusos, además de expulsar a diez diplomáticos de ese país, tras acusar a Moscú de ciberespionaje y de injerencia en las elecciones estadounidenses de 2020, entre otros.

En represalia, Rusia reaccionó el viernes con la expulsión de diez diplomáticos estadounidenses, sanciones por injerencia en sus asuntos y una lista negra de altos funcionarios.

(Con información de EFE y AP)

SEGUIR LEYENDO: