El jefe de la OMS ordenó una investigación más profunda sobre el posible origen del coronavirus en el laboratorio de Wuhan

Tedros Adhanom, director general del organismo, criticó la falta de acceso a los datos en China para la investigación sobre la aparición del COVID-19 y dijo estar dispuesto a desplegar otra misión de expertos al gigante asiático

Tedros Adhanom Ghebreyesus (EFE)
Tedros Adhanom Ghebreyesus (EFE)

El jefe de la Organización Mundial de la Salud pidió este martes a los investigadores de los orígenes de la pandemia de COVID-19 que profundicen en la teoría de un posible incidente de laboratorio, luego de que prácticamente haya sido descartado por los informes oficiales.

“Aunque el equipo ha llegado a la conclusión de que una fuga en el laboratorio es la hipótesis menos probable, esto requiere una investigación más profunda, posiblemente con misiones adicionales en las que participen expertos especializados, que estoy dispuesto a desplegar”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en una sesión informativa a los Estados miembros de la OMS sobre el tan esperado informe de los investigadores tras una misión internacional en Wuhan (China).

El jefe de la OMS también expresó su preocupación por las dificultades que tuvo el equipo internacional para acceder a los datos durante la misión, y añadió: “Espero que los futuros estudios de colaboración incluyan un intercambio de datos más oportuno y completo”.

“En lo que respecta a la OMS, todas las hipótesis siguen sobre la mesa. Este informe es un comienzo muy importante, pero no es el final. Todavía no hemos encontrado el origen del virus, y debemos continuar siguiendo la ciencia y no dejar ninguna piedra sin remover mientras lo hacemos”, expresó Tedros en un comunicado.

El informe sostiene que la teoría más probable del origen de la pandemia es una transmisión del coronavirus desde murciélagos a seres humanos a través de otro animal, mientras que la hipótesis de un origen en laboratorio es “extremadamente improbable”, en primer lugar porque no hay registros de ningún laboratorio que haya estado trabajando antes de diciembre de 2019 con un virus cercano al SARS-CoV-2 o estudiando genomas que, combinados, podrían darle origen.

Instituto de Virología de Wuhan (AFP)
Instituto de Virología de Wuhan (AFP)

Sobre los tres laboratorios en Wuhan, que los científicos pudieron visitar brevemente y que trabajan con coronavirus, se comprobó que todos cumplían con altos estándares de bioseguridad y que estaban bien gestionados. Contrariamente a ciertas información que ha circulado, el informe sostiene que no hubo entre los trabajadores personas que presentaran síntomas compatibles con el COVID-19 en las semanas y meses previos al final de 2019.

El enviado especial de la OMS, David Nabarro, admitió este martes que es “notoriamente difícil” hallar el origen del virus que provocó la pandemia, pero que se trabaja sobre varias hipótesis. “Encontrar el origen de un virus, cuando tratas de explicar de dónde procede una enfermedad, es notoriamente difícil”, declaró Nabarro a Radio 4 de la BBC.

“No sabemos el origen preciso del VIH (el virus del Sida), no sabemos el origen preciso del Ébola y llevará mucho tiempo encontrar el origen preciso del COVID-19”, agregó el experto antes de que la OMS publique oficialmente su informe sobre la pandemia. Nabarro dijo que la organización trabaja sobre varias hipótesis, pero que esta labor lleva su tiempo.

El exdirector de los CDC durante el gobierno de Trump cree que el coronavirus se originó en laboratorio

Sobre la hipótesis inicial de la OMS (transmisión a través de una especie intermediaria), que aparece en el informe como la más plausible, los científicos recuerdan que los datos genómicos recolectados entre los animales indican que los coronavirus más emparentados con el que causa el COVID-19 se han encontrado en murciélagos y pangolines, lo que indica que estos mamíferos pueden actuar como reservorios naturales. Sin embargo, las cosas no están nada claras porque “ninguno de los virus que se han identificado en estas especies es suficientemente similar al SARS-CoV-2 como para que sean sus progenitores directos”, explica el informe.

“Más de 80.000 muestras de animales silvestres, ganado y aves de corral se recolectaron en 31 provincias de China y no hubo resultados que pudiesen identificarse con el nuevo coronavirus”, indica el informe. De lo que no hay duda, porque la ciencia lo ha establecido, es que la gran mayoría de virus emergentes se originan en animales.

El informe de la OMS, en inglés:

(Con información de EFE y AFP)