Advierten que la pandemia agravó la violación de derechos humanos en Corea del Norte

Tomás Ojea Quintana, relator especial de la ONU sobre la situación de los DDHH en el país gobernado por Kim Jong-un, señaló que el aumento de las restricciones por el COVID-19, sumadas a las sanciones internacionales y los daños provocados por ciclones e inundaciones en 2020, podrían provocar “una grave crisis alimentaria”

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, habla durante la Primera Reunión Ampliada de la Octava Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea (PTC) en Pyongyang el 24 de febrero de 2021 en esta foto difundida por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA)
El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, habla durante la Primera Reunión Ampliada de la Octava Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea (PTC) en Pyongyang el 24 de febrero de 2021 en esta foto difundida por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA)

Las violaciones de los derechos humanos y el hambre empeoraron en Corea del Norte a causa de las medidas radicales de lucha contra la pandemia de coronavirus, advirtió el miércoles un experto de la ONU.

El hermético Estado, que todavía no confirmó la detección de ningún caso de covid-19 en su territorio, cerró sus fronteras y acordonó ciudades, entre otras medidas para atajar la pandemia de coronavirus.

En un nuevo informe, el argentino Tomás Ojea Quintana, relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, indicó que “las medidas radicales de confinamiento” parecen exceder “las habituales violaciones de derechos humanos”.

El número de personas que lograron salir del país se desplomó el año pasado, con 229 fugados que llegaron a Corea del Sur. En 2019, lo hicieron 1.047, según el informe.

FOTO DE ARCHIVO: El relator especial sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, habla durante una conferencia de prensa en Seúl, Corea del Sur, el 21 de junio de 2019.   REUTERS/Kim Hong-Ji/File Photo
FOTO DE ARCHIVO: El relator especial sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, habla durante una conferencia de prensa en Seúl, Corea del Sur, el 21 de junio de 2019. REUTERS/Kim Hong-Ji/File Photo

El relator dio cuenta de unas informaciones, no confirmadas, que indicarían que Corea del Norte estableció una zona de amortiguamiento de un kilómetro a lo largo de sus fronteras, en la que las fuerzas de seguridad pueden “disparar a todo el que vean” intentando cruzar.

Varias personas fueron ejecutadas por haber violado las medidas antipandemia, sobre todo por negociar ilícitamente con China, indicó Quintana, un experto independiente que no habla en nombre de la ONU.

El informe apunta que las restricciones actuales, sumadas a las sanciones internacionales y los daños provocados por ciclones e inundaciones en 2020, podrían provocar “una grave crisis alimentaria”.

“Se informó de personas que murieron de hambre y de que ha aumentado el número de niños y personas ancianas que tienen que recurrir a la mendicidad”, señala el texto.

En la década de 1990, centenares de miles de personas murieron de hambre en Corea del Norte.

Antes de la pandemia, se consideraba que más del 45% de la población estaba malnutrida.

Según la Organización Mundial de la Salud, Corea del Norte había realizado 13.259 test de covid-19 a finales de 2020, y todos dieron negativo.

Con información de AFP

Seguir leyendo: