Australia aprobó una ley que obliga a Facebook y Google pagar a los medios locales por la publicación de sus contenidos periodísticos

Tras años de desencuentros entre las autoridades australianas y los gigantes tecnológicos, la nueva normativa se convirtió en realidad después de las modificaciones de última hora que se hicieron tras la amenaza de la red social de Mark Zuckerberg de dejar de operar en el país

Los logos de Google y Facebook y la bandera australiana. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo/File Photo
Los logos de Google y Facebook y la bandera australiana. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo/File Photo

El Parlamento de Australia aprobó este jueves una ley, la primera en el mundo, para que Google y Facebook paguen a los medios locales por la publicación de sus contenidos periodísticos, una semana después de que la red social de Mark Zuckerberg bloqueara las noticias en el país oceánico.

La ley “garantizará que los medios de comunicación reciban una remuneración justa por los contenidos que generen, lo que ayudará a mantener al periodismo de interés público en Australia”, dijo en un comunicado el ministro del Tesoro de este país, Josh Frydenberg.

Antes de ser aprobada, el Gobierno australiano introdujo el martes una serie de enmiendas técnicas sobre su propuesta de ley, que fue presentada ante el Parlamento en diciembre, y que coincidió con el anuncio de Facebook y el Ejecutivo del restablecimiento en los próximos días del acceso a las noticias de su país.

La ley de pagos por contenidos periodísticos fue elaborada a raíz de las investigaciones de la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, siglas en inglés) sobre el desequilibrio en los ingresos publicitarios entre las compañías tecnológicas y los medios de comunicación en Australia.

La nueva legislación obliga a las empresas tecnológicas a negociar con los medios una contraprestación por los contenidos periodísticos que se publican en sus plataformas.

Un logotipo de Facebook impreso en 3D sobre la bandera de Australia, 18 de febrero de 2021. REUTERS/Dado Ruvic
Un logotipo de Facebook impreso en 3D sobre la bandera de Australia, 18 de febrero de 2021. REUTERS/Dado Ruvic

Las enmiendas técnicas dan un mayor margen de negociación a las tecnológicas en sus acuerdos con los medios, así como considera como último recurso la intervención de un panel de arbitraje para fijar el monto a pagar si no se produce un acuerdo comercial.

Varios países como Canadá, Reino Unido, Francia o India han mostrado interés en la elaboración de esta ley, dijo esta semana el primer ministro australiano, Scott Morrison, quien aseguró haber dialogado sobre el asunto con los líderes de esos países.

Tanto Google como Facebook, que expresaron su malestar por el carácter obligatorio del pago, han comenzado ya a establecer acuerdos con los medios locales más importantes de Australia, aunque ciertos sectores sindicales han alertado de que las organizaciones periodísticas más pequeñas podrían quedarse sin remuneración.

El presidente del grupo mediático australiano Nine, Peter Costello, dijo en mayo pasado que Google y Facebook generan unos ingresos publicitarios de unos 6.000 millones de dólares australianos (3.859 millones de dólares estadounidenses o 3.571 millones de euros), y que aproximadamente el 10 % de esa cifra es el resultado del contenido de las noticias.

Esta ley “garantizará que las empresas de medios de comunicación reciban una remuneración justa por el contenido que generan, lo que ayudará a mantener el periodismo de interés público en Australia”, dijo el tesorero australiana, Josh Frydenberg, y el ministro de Comunicaciones, Paul Fletcher, en un comunicado conjunto.

La ACCC determinó en su informe final sobre las plataformas digitales, publicado en diciembre de 2019, que éstas concentraban el 51 % del gasto publicitario en 2017 en el país oceánico.

La semana pasada, Facebook se enfrentó a una masiva campaña en su contra por la prohibición a los usuarios en Australia de que compartan y lean noticias en la red social.

“Borren Facebook”, “Boicot a Zuckerberg” y “Facebook tenemos que hablar” comenzaron a ser tendencia este jueves en Twitter mientras la furia por la medida se extiende en varios países del mundo.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS