Publican en Polonia una versión académica del “Mi lucha” de Adolf Hitler como “homenaje a las víctimas”

La editorial no realizará ninguna campaña publicitaria por el libro y ha fijado un precio elevado para que no sea fácilmente accesible. Las reacciones de la comunidad judía del país europeo y del director del Museo de Auschwitz

La edición polaca del "Mein Kampf" de Hitler (Wojtek RADWANSKI / AFP)
La edición polaca del "Mein Kampf" de Hitler (Wojtek RADWANSKI / AFP)

Esta semana se publica en Polonia por primera vez una edición académica de “Mein Kampf” (”Mi Lucha”, en español) de Adolf Hitler, y su editor respondió a las críticas definiéndola “un homenaje a las víctimas”.

El incendiario libro del dictador alemán rara vez se ha publicado incluso después de que los derechos del libro, que salió por primera vez en 1925, pasaron a ser de dominio público en 2016.

“Según los críticos, la publicación de este libro es una ofensa para las víctimas del nazismo. En mi opinión, es lo contrario”, dijo Eugeniusz Krol, un historiador que ha estado preparando la edición en polaco durante los últimos tres años.

Eugeniusz Cezary Krol, autor de la traducción y de las anotaciones históricas del libro. (Wojtek RADWANSKI / AFP)
Eugeniusz Cezary Krol, autor de la traducción y de las anotaciones históricas del libro. (Wojtek RADWANSKI / AFP)

Copias piratas o versiones abreviadas del plan de Hitler para el ascenso del nazismo y el Holocausto han circulado en Polonia durante años.

En 2005, el gobierno de Baviera en Alemania, que tenía los derechos en ese momento, solicitó la incautación de copias de una de esas versiones en Polonia.

Pero Krol dijo a la AFP que esta edición anotada en polaco, que tiene un total de 1.000 páginas, serviría como “una fuente histórica en un contexto más amplio”.

Krol muestra una copia de su trabajo. (RADWANSKI / AFP)
Krol muestra una copia de su trabajo. (RADWANSKI / AFP)

El libro, que se publicará el miércoles, será solo la segunda edición anotada de “Mein Kampf”, después de otra publicada en Alemania en 2016.

¿Puede ser “algo positivo”?

La edición polaca corre a cargo de Bellona, editorial especializada en libros de historia, y la primera tirada será de 3.000 ejemplares.

La empresa no realizará ninguna campaña publicitaria por el libro y el precio de 150 zloty (33 euros, 40 dólares) es elevado para Polonia.

“No queremos que esta publicación sea ampliamente accesible”, dijo el director de Bellona, Zbigniew Czerwinski.

Zbigniew Czerwinski, director de la editorial Bellona (Wojtek RADWANSKI / AFP)
Zbigniew Czerwinski, director de la editorial Bellona (Wojtek RADWANSKI / AFP)

Dijo que el libro era sobre todo “una advertencia de que es fácil desmantelar la democracia y construir un régimen totalitario de una manera casi invisible”.

“Lo que sucedió en Alemania después de 1933 puede suceder hoy, mañana, pasado mañana en muchos lugares del mundo. Las señales son fácilmente comprensibles”, dijo.

Piotr Cywinski, director del Museo Auschwitz-Birkenau, dijo en el diario Rzeczpospolita que podía “entender” una edición del libro destinada a fines académicos.

Pero advirtió que cualquier editor que quiera ganar dinero con el libro y que lleve a cabo una campaña publicitaria activa “podría entrar en conflicto” con las leyes polacas contra la promoción del fascismo.

La propagación pública de ideologías totalitarias como el fascismo o el comunismo y el odio étnico o racial está prohibida en Polonia, un país que perdió seis millones de ciudadanos, incluidos tres millones con raíces judías, bajo la ocupación nazi.

El delito conlleva una pena de hasta dos años de cárcel.

El rabino jefe de Polonia, Michael Schudrich, dijo que una edición académica podría ser “algo positivo”.

Podría “ayudar a la gente a comprender de una manera mucho más completa y profunda los peligros del nazismo, de la mentira, del totalitarismo”, dijo.

El rabino jefe de Polonia, Michael Schudrich dijo que la edición es "algo positivo" (Wojtek RADWANSKI / AFP)
El rabino jefe de Polonia, Michael Schudrich dijo que la edición es "algo positivo" (Wojtek RADWANSKI / AFP)

Dijo que la cuestión de si publicar o no el tratado “era relevante hace 20 años” y era importante entender que ahora existe un “consenso” de oposición al fascismo.

Ahora “es importante que los académicos puedan leer lo que Hitler escribió en ‘Mein Kampf’ porque las palabras cuentan. Y lo que Hitler dijo antes de llegar al poder fue exactamente lo que hizo después”, dijo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: