Reino Unido planea comenzar a aplicar la vacuna de Oxford y AstraZeneca el 4 de enero

La autoridad de medicamentos británica espera dar la aprobación antes del martes próximo. El calendario de vacunas inglés contempla que dos millones de personas recibirán una primera dosis de los desarrollos de Oxford o Pfizer en los primeros quince días de 2021

La vacuna Oxford se lanzaría a partir del 4 de enero, de acuerdo a los planes que están elaborando los ministros británicos. REUTERS
La vacuna Oxford se lanzaría a partir del 4 de enero, de acuerdo a los planes que están elaborando los ministros británicos. REUTERS

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA) podría decidir antes del martes la autorización del uso de la vacuna de la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, permitiendo al país comenzar su aplicación el lunes 4 de enero.

El pedido de aprobación fue solicitado al ente regulador sanitario británico el miércoles pasado, luego de haberse puesto en consideración un paquete de datos adicionales que posibilitaría demostrar la eficacia de su desarrollo contra el covid-19.

La información, revelada por medios británicos este sábado, menciona que el gobierno de Boris Johnson espera entregar dos millones de dosis de vacunas en Inglaterra durante los primeros quince días del nuevo año.

Con esta confirmación, sería el segundo inyectable contra el covid-19 en el país, luego del producido por Pfizer y BioNtech, y cubriría la mayor parte de las necesidades de la población británica, considerando que el gobierno ha ordenado 100 millones de dosis

Según revela el diario The Telegraph, la vacuna Oxford se lanzará a partir del 4 de enero, de acuerdo a los planes que están elaborando los ministros, quienes esperan dar con esta decisión un golpe importante en el aumento del programa de inoculación en todo el país.

La ansiedad por lograr su aprobación llega en un momento donde las cifras de contagios tocan los récords, pero en especial cuando los últimos anuncios sobre mutaciones del Sars-Cov-2 han puesto en estado de alarma a todo el país, y han generado que el Reino Unido quede prácticamente aislado debido al temor a la propagación de estas nuevas variantes. Según las últimas cifras oficiales, los contagios en territorio británico han aumentado en un 61,2 % en los últimos siete días, respecto a los siete previos.

Una luz verde para la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca posibilitaría vacunar a millones de personas el próximo mes, lo que aliviaría una situación de stress en el sistema público sanitario, pero a la vez detendría el devastador impacto que la pandemia produce en la economia del pais.

Las mismas altas fuentes, que revelan el calendario de vacunación, también han adelantado que los centros de vacunación masiva, en estadios deportivos y lugares de conferencias, están ya preparados para su lanzamiento en la segunda semana de enero, siempre que el regulador apruebe la vacuna Oxford-AstraZeneca en unos días.

La limitación es el suministro

El gobierno británico ya solicitó pedidos por 100 millones de dosis para utilizarlas antes de marzo próximo. Para que lleguen a este número, los funcionarios esperan que este domingo esté enviado el paquete completo de datos faltantes a la Agencia de Regulación, para que el mismo lunes por la noche otorgue su visto bueno.

El compuesto de Oxford y AstraZeneca puede conservarse perfectamente en una temperatura de -2 a 8ºC en un refrigerador común, una ventaja decisiva respecto a las demás vacunas que mejora su transporte y aplicación. Con estas ventajas de conservación y manipulación, además de su bajo costo, facilitaría el acceso a personas que viven en zonas menos urbanas, donde la distribución y utilización de la vacuna de Pfizer ha presentado una estrategia compleja.

La vacuna Oxford se administrará junto con el desarrollo de Pfizer y BioNTech en 83 centros hospitalarios y 400 médicos de cabecera que ya están operativos, y otros 200 médicos de cabecera estarán en línea este fin de semana. EFE
La vacuna Oxford se administrará junto con el desarrollo de Pfizer y BioNTech en 83 centros hospitalarios y 400 médicos de cabecera que ya están operativos, y otros 200 médicos de cabecera estarán en línea este fin de semana. EFE

Después de que los casos se duplicaron esta semana en Inglaterra, y las admisiones hospitalarias superaron los datos del mes de abril, aumentan los temores de que se requiera un cierre nacional más estricto a menos que las vacunas puedan distribuirse más rápidamente a los adultos mayores, personas extremadamente vulnerables y al personal sanitario.

“La limitación es el suministro, no el despliegue”, reconoció una fuente citada por medios británicos. Y agregaba: “El protocolo de Pfizer es realmente difícil, pero con AstraZeneca es mucho más fácil, es como la vacuna contra la gripe”.

La candidata de Oxford también se administrará junto con el desarrollo de Pfizer y BioNTech en 83 centros hospitalarios y 400 médicos de cabecera que ya están operativos, y otros 200 médicos de cabecera estarán en línea este fin de semana.

A medida que aumentan los suministros de las vacunas, el gobierno también se está preparando para expandir el plan a las redes de atención primaria y farmacias comunitarias.

“Estas navidades y el inicio de 2021 va a ser un periodo duro. La nueva variante lo hace todo mucho más difícil porque se propaga mucho más rápido. Pero no debemos rendirnos, sabemos que podemos controlar este virus”, dijo el ministro de Sanidad, Matt Hancock, quien se mostró entusiasmo a la posible nueva autorización.

Una vacuna accesible para Latinoamérica

El desarrollo de la Universidad de Oxford y AstraZeneca podrá ser producida en Argentina y México, a partir de una acuerdo suscripto, el cual proyecta alcanzar entre 150 y 250 millones de dosis en los primeros meses de 2021.

La compañía biotecnológica argentina mAbxience firmó un acuerdo para producir la vacuna de Oxford y AstraZeneca en Argentina. REUTERS
La compañía biotecnológica argentina mAbxience firmó un acuerdo para producir la vacuna de Oxford y AstraZeneca en Argentina. REUTERS

El laboratorio argentino encargado de desarrollar la candidata es mAbxience, una compañía biotecnológica internacional, especializada en la investigación, desarrollo y fabricación de anticuerpos monoclonales, parte del grupo farmacéutico Insud Pharma. Para completar el acuerdo, se sumará el aporte de la Fundación de Carlos Slim que financia una primera parte del proyecto, y que hará que México realice parte de la producción final del inoculante, para luego ser distribuido por Latinoamérica.