El gesto solidario de un supermercado israelí en plena pandemia que se viralizó en las redes sociales

El mensaje en una góndola de alimentos que busca atenuar el impacto de la crisis económica que produjo el coronavirus

El aviso solidario en las góndolas del supermercado de la ciudad israelí de Harish
El aviso solidario en las góndolas del supermercado de la ciudad israelí de Harish

“Todo el que necesite comida en estos días difíciles puede tomarla libremente (no hace falta avisar al personal)”, se lee en el cartel ubicado en una de las góndolas del supermercado de Harish, en el el distrito de Haifa. Breve pero directo, el mensaje solidario se abrió camino entre las latas de comida, el azúcar y los chocolates. El gesto, sencillo pero inmenso, se viralizó rápidamente en las redes sociales.

“Estoy enamorado de mi gente”, escribió el político y empresario israelí Naftali Bennett, uno de los primeros en postear la imagen que ya recorrió el mundo. La cuenta oficial de Israel en Bélgica también se hizo eco y escribió: “¡Un maravilloso ejemplo de solidaridad! ¡Juntos podemos salir adelante!” Y los comentarios de admiración también se multiplicaron entre los usuarios de Twitter: “Qué cosa tan asombrosa…”, “es la humanidad trabajando, ¡que Dios te bendiga!”, “Magnífico”.

El gesto solidario busca atenuar el grave impacto de la pandemia en Israel que inmerso en un segundo confinamiento nacional para intentar contener el avance del coronavirus redujo su actividad económica al mínimo.

Desde ayer solo operan los servicios esenciales incluidos alimentación, servicios sociales, bancos, sector agrícola, así como empresas de energía, alta tecnología e infraestructuras. Los mercados al aire libre que hasta ahora permanecían abiertos tuvieron que cerrar además de las peluquerías y los restaurantes solo pueden servir comida a domicilio.

La decisión del cierre ha estado precedida por un intenso debate sobre el impacto que tendrá para el crecimiento económico, ya que el anterior de marzo generó un 25 % de paro, y hasta el coordinador nacional de la pandemia, Roni Gamzu, rechazó la severidad y propuso limitar la actividad hasta un 50 %.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dijo esta semana que prevé que Israel termine el año con una caída del producto interior bruto (PIB) del 6 %, una tasa de paro del 6,1 % (casi el doble que en febrero) y una balanza fiscal negativa del 13,8 %. Datos que se agravarían con un cierre como el actual.

El plan aprobado por el Gobierno obliga al cierre de las sinagogas, hasta ahora abiertas, aunque permitirá la apertura con aforo limitado durante la jornada de Yom Kipur, Día del Perdón, la festividad más sagrada del judaísmo que comienza el próximo domingo al atardecer.

Los puestos de control con el territorio palestino de Cisjordania restringirán también el tránsito durante las semanas de confinamiento y especialmente los días de festividades judías.

El plan aprobado por el Gobierno obliga al cierre de las sinagogas, hasta ahora abiertas, aunque permitirá la apertura con aforo limitado durante la jornada de Yom Kipur, el Día el Perdón
El plan aprobado por el Gobierno obliga al cierre de las sinagogas, hasta ahora abiertas, aunque permitirá la apertura con aforo limitado durante la jornada de Yom Kipur, el Día el Perdón

LA PEOR SEMANA DE LA PANDEMIA

La segunda ola de coronavirus en Israel comenzó a principios de verano pero el Gobierno israelí apostó por restricciones parciales para evitar el cierre hasta que las cifras superaron los 5.000 casos diarios y el pasado viernes impuso un confinamiento con una larga lista de excepciones.

Durante esta semana, el país ha vuelto a registrar las cifras más altas desde que comenzara la pandemia y hoy el Ministerio de Sanidad informó de un nuevo récord, 7.527, pese al cierre. Además, las muertes han aumentado y ayer se contabilizaron 59 fallecimientos en 24 horas.

El endurecimiento de las medidas busca contener esta agresiva segunda ola, aunque los informes apuntan a que se necesitarán dos meses para estabilizar la curva de contagios.

Israel consiguió gestionar con éxito la primera ola de coronavirus, también con un severo cierre, pero la rápida desescalada y la indecisión en la toma de decisiones ha llevado al país a un nuevo y severo confinamiento en principio de dos semanas, que podría extenderse.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Nuevo brote de Covid-19 en Europa: ¿por qué Italia es la excepción?

MAS NOTICIAS